Páginas vistas en total

Follow by Email

viernes, 31 de enero de 2020

EL SENADO SE DECANTA POR NO LLAMAR MÁS TESTIGOS Y ABSOLVER RÁPIDAMENTE A TRUMP.

El senador Alexander abandona el Capitolio anoche

El Senado se decanta por no llamar a testigos y absolver rápidamente a Trump en el impeachment

Un republicano clave dice que el presidente pudo cometer errores pero que estos no le hacen merecedor de la destitución.

Uno de los pocos senadores republicanos indecisos ha optado finalmente por no votar a favor de llamar a testigos en el juicio político a Donald Trump, por lo que es probable que este acabe este viernes con una rápida absolución del presidente. El proceso de impeachment comenzó en el Senado el 21 de enero, y tras los turnos de la acusación y la defensa, y las preguntas de los senadores, queda por decidir si se interroga a testigos.
A última hora del jueves, tras el término del turno de preguntas, el senador republicano Lamar Alexander reveló que finalmente se decanta por no llamar a ningún testigo. Para interrogar a los testigos el Senado debería votar por mayoría simple, es decir, 51 votos de 100. Los republicanos ocupan 53 escaños y los demócratas, 47. Sólo unos pocos senadores republicanos, como Mitt Romney o Susan Collins, se habían decantado por llamar a testigos.
Según dijo el senador Alexander en un comunicado enviado al filo de la medianoche del ciernes, en el juicio político a Trump «no se necesitan más pruebas para demostrar algo que ya ha quedado demostrado pero no entra dentro de los supuestos constitucionales para destituir a un presidente». Alexander asegura que las acciones de Trump fueron «inapropiadas», pero no tan graves como para relevarlo de la presidencia.
Según el senador Alexander, «fue inapropiado por parte del presidente pedirle a un líder extranjero que investigue a su oponente político y retener ayudas de Estados Unidos para alentar esa investigación. Pero la Constitución no le da al Senado el poder de destituir al presidente de su cargo y prohibirle presentarse este año simplemente por acciones que son inapropiadas».
Los demócratas, que ejercen de fiscales, le atribuyen a Trump un delito de abuso de poder y otro de obstrucción de las investigaciones del Congreso. Creen probado que Trump presionó a Ucrania para que esta investigara al demócrata Joe Biden, que se presenta a las primarias demócratas para las elecciones de noviembre.

Los testigos

Una de las incógnitas del juicio político a Trump era si los senadores permitirían que testifiquen algunos de los protagonistas de esta trama. El consejero de Seguridad Nacional al que Trump despidió en septiembre, John Bolton, ha dicho a través de sus abogados que quiere testificar. Partes de un libro de memorias que quiere publicar en marzo revelan que Trump sí ejerció esas presiones.
El problema para la fiscalía, tal y como demuestran las palabras de Lamar Alexander, es que muchos senadores republicanos creen que sí, que esos hechos ocurrieron y Trump presionó a Ucrania, pero eso no le hace merecedor de la destitución.
Este viernes cada partido tiene dos horas para defender si llama a testigos. Después los senadores votarán. Si se decantan por no llamarlos, entonces se votará un veredicto. Para declarar culpable al presidente se necesitan dos tercios de los votos, es decir, 67 de 100. Los republicanos harán valer su mayoría para exonerar a Trump.
ESTO NO PASA DE AHI.

No hay comentarios: