Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

miércoles, 20 de abril de 2016

PODEMOS ACEPTA UNA ALIANZA NACIONAL CON IU

Pablo Iglesias, este miércoles, con su equipo

Podemos acepta una alianza nacional con IU para volver a las urnas


Los sectores del partido están divididos sobre la fórmula de la coalición, pero coinciden en la necesidad de un acuerdo

Podemos aceptará una alianza con Izquierda Unida-Unidad Popular para las próximas elecciones generales. La formación de Pablo Iglesias ha cambiado de criterio con respecto al 20 de diciembre sobre la posibilidad de un acuerdo y ahora todos los sectores, incluso los más escépticos como el que encabeza Íñigo Errejón, asumen la necesidad de colaboración con la organización de Alberto Garzón, que añadió nuevas condiciones, según han explicado fuentes del partido emergente. En cualquier caso, las los dos fuerzas todavía no han alcanzado un pacto y se sentarán cuando se confirme la convocatoria de nuevas elecciones. 
El distanciamiento interno entre los fieles de Iglesias y los de su número dos se traducirá en el aspecto formal de ese pacto. Es decir, en la fórmula que se adopte finalmente para conformar una coalición y en el nombre, que no está decidido. En el seno del partido emergente el primer grupo es partidario de una “confluencia” a todos los efectos, una suerte de fusión con la federación de izquierdas respetando su especificidad, y otro sector más proclive a un entendimiento “instrumental”. Según este último modelo, Podemos e IU sellarían un acuerdo para ir juntos, que si hay nueva convocatoria electoral debería quedar registrado antes del 12 de mayo, y después harían campañas diferenciadas —aunque con cierta coordinación— e incluso mantendrían cierta identidad propia una vez sentados en el Congreso de los Diputados.
Se trataría, en suma, de una fórmula dirigida a evitar las consecuencias de la ley electoral, que perjudica a las fuerzas con menos votos en las circunscripciones más pequeñas, y de tratar de sumar los cinco millones de votos de Podemos y sus alianzas territoriales y el millón de votos que logró Izquierda Unida. Además, según las últimas encuestas, Podemos registra una tendencia a la baja mientras IU, que tiene dos representantes en la Cámara baja, sigue al alza.
Aunque Podemos busca solucionar el debate y las diferencias internas, esta colaboración no quedaría en cualquier caso resuelta antes del anuncio de disolución de las Cortes, que podría producirse después de la nueva ronda de consultas del Rey, prevista para el lunes y el martes de la próxima semana. Mientras tanto, el propio Iglesias ha lanzado este miércoles un aviso a navegantes. El secretario general de la formación ha pedido este miércoles a su partido y a Alberto Garzón estar a la altura del momento y buscar un acuerdo. "Estamos en una coyuntura histórica muy especial, y estos meses se ha planteado el debate de qué Gobierno quiere cada uno. Eso nos debe hacer tener a todos la responsabilidad al menos de conversar sobre la situación política y sobre la situación histórica", ha señalado el líder de Podemos en los pasillos del Congreso.
"Hay que ser prudentes, pero yo deseo de corazón que tanto Alberto como nosotros podamos estar a la altura. Eso no implica a priori generar expectativas, pero el momento requiere que tengamos una conversación política de altura y por mi parte estoy dispuesto a tenerla", ha proseguido. “Siempre ha habido un canal de diálogo, y ese canal se va a mantener. Alberto y yo hablamos con frecuencia y creo que los dos somos conscientes del momento histórico que estamos viviendo. Tenemos la obligación de conversar y de estar a la altura. Digamos que estas conversaciones son difíciles, pero por mi parte hay plena voluntad de estar a la altura del momento histórico que estamos viviendo", ha abundado el dirigente del partido, quien ha vuelto definir las próximas elecciones como "una segunda vuelta del 20-D".
Por esta razón, Iglesias ha vuelto a mostrarse partidario de que, en principio, no se celebren nuevas primarias para conformar sus listas. Incluso si se formaliza esa alianza, Podemos se plantea, en cualquier caso, consultar a sus simpatizantes para lograr el aval a las candidaturas. La presencia de Garzón y otros dirigentes de IU, que podrían reclamar ir por circunscripciones clave, supondría un nuevo juego de equilibrios dentro de Podemos. Comienza un nuevo debate y nuevas posibles disputas.
SI IU ACEPTA UNA ALIANZA NACIONAL CON PODEMOS NO LE VA QUEDAR NI LAS SIGLAS, SERÁ FAGOCITADA.

No hay comentarios: