Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

martes, 6 de diciembre de 2016

EL CARBURANTE HA SUBIDO EL 12%



En la operación sailda ya se notó una subida del precio de los carburantes
                  En la operación sailda ya se notó una subida del precio de los carburantes
Los carburantes subirán un 5% esta semana arrastrados por el petróleo.
Aunque el incremento del crudo es del 20% desde el pasado lunes, el elevado porcentaje de impuestos en cada litro de combustible reduce su impacto.
El macropuente de esta semana va a ser un poco más caro para los millones de automovilistas que circularán por nuestras carreteras, ya que los precios de los carburantes subirán aproximadamente un 5% debido al fuerte incremento de la cotización del petróleo en los últimos días. Por lo tanto, llenar el depósito de 50 litros de un automóvil será unos tres euros más caro que la semana pasada.
En la operación salida del pasado viernes ya se notó un aumento de más del 2% en las estaciones de servicio porque coincidió en el tiempo con la espectacular subida del petróleo del 10% en tan solo dos días como consecuencia del acuerdo alcanzado entre la OPEP y otros países para reducir la producción de crudo en los mercados a partir de enero.
Sin embargo, el petróleo ha seguido al alza y el tipo Brent cerró ayer a 54,94 dólares el barril, su cotización más alta desde hace 17 meses. Este incremento se traducirá en un nuevo encarecimiento de los precios de los carburantes en nuestro país a lo largo del macropuente. Ello supondrá que será más cara la operación retorno del próximo fin de semana que la de salida.
No obstante, los precios actuales de la gasolina sin plomo de 95 octanos (1,20 euros el litro de media) y del gasóleo (1,10 euros) son un poco más caros que los que había el año pasado por estas fechas, pero son los más baratos en los cinco años anteriores. El récord se estableció en 2013, cuando la gasolina costaba de media 1,406 euros y el gasóleo 1,357 euros.

«Efecto pluma y cohete»

Lo que está claro es que las petroleras están trasladando rápidamente a los precios de venta al público de los carburantes la subida del petróleo para aprovechar el incremento de su facturación durante este macropuente. Es el conocido como «efecto cohete». Lo contrario, el «efecto pluma», sucede cuando las compañías supuestamente tardan más tiempo en aplicar las caídas del crudo.
Hay que subrayar que en estos momentos en el que el petróleo se ha disparado en pocos días, los consumidores se benefician indirectamente de la elevada carga impositiva que soportan los carburantes en España.
Esto se debe a que el 56% del precio de venta al público (pvp) de cada litro de gasolina de 95 octanos son impuestos (el 52% en el caso del gasóleo). Por lo tanto, el incremento del crudo solo repercute en el 44% del pvp de la gasolina y en el 48% del pvp del gasóleo, ya que los impuestos son fijos. Es decir, que si el petróleo ha subido un 20% en la última semana, su repercusión en los combustibles será de poco más del 7%. De este porcentaje, ya se ha aplicado más de un 2%. En el verano de 2015 se dio la situación contraria. En pleno desplome del petróleo (54%), los carburantes bajaron de media tan solo un 14%.
Hay tres impuestos estatales que gravan los carburantes (el general, el especial y el IVA) y otro autonómico, que procede del conocido como «céntimo sanitario». El primero de ellos son 0,4 euros por litro de gasolina y de 0,3 euros en el caso del gasóleo. El especial son 0,024 euros por litro para ambos carburantes y el IVA es del 21%.
En cuanto al impuesto autonómico o antiguo «céntimo sanitario», cada gobierno regional tiene potestad para aplicarlo, ya que tiene una horquilla de 0 a 0,048 euros por litro. Actualmente, solo Cantabria, Castilla y León, La Rioja y País Vasco tienen el tipo 0 y otras ocho (Andalucía, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia, Murcia y Comunidad Valenciana) aplican el tipo máximo. Extremadura, Aragón, Navarra y Madrid tienen tipos medios que oscilan entre los 0,017 y los 0,038 euros por litro.
Esta disparidad ha generado muchas críticas de distintos sectores, como las petroleras, los empresarios de estaciones de servicio, el transporte por carretera de mercancías y de pasajeros y, en general, de los consumidores.
El «efecto frontera» provoca que haya significativas diferencias en los precios de los carburantes en las estaciones de servicio según en la comunidad en la que estén situadas y que pueden ocasionar un ahorro de varios euros al llenar el depósito de un vehículo, cifra que se multiplica en el caso de camiones y autocares.
LOS CARBURANTES HAN SUBIDO Y  EL 12% AL OTRO DIA DEL ANUNCIO DEL RECORTE DEL CRUDO.ESTA ES UNA NOTICIA ENGAÑOSA.