Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

sábado, 19 de diciembre de 2015

LA BANCA HABIA QUE NACIONALIZARLA

Un hombre retira euros de un cajero automático

La gran banca desoye al Gobierno y fija altas tasas en cajeros a no clientes

CaixaBank, Santander y BBVA cobrarán cerca de dos euros a los que usen sus cajeros y no trabajen con estas entidades.

CaixaBank, Santander y BBVA han decidido cobrar en el futuro cerca de dos euros a los no clientes que usen sus cajeros. El Gobierno aprobó en octubre un real decreto para evitar la doble comisión (algo que ha ocurrido) y Luis de Guindos, ministro de Economía, declaró que, con este sistema, las tarifas serían más reducidas. Sin embargo, los tres grandes, que tienen casi la mitad de los cajeros, han decidido mantener las tasas cerca de dos euros. El secretario de Estado, Miguel Temboury, calificó de “desorbitadas” las tasas, algo que ratifican ahora fuentes de Economía. De los grandes, Bankia es quien más ha bajado las tasas.
“Los tres grandes bancos harán valer su posición de dominio en el sistema de cajeros y mantendrán sus altas tarifas”, resume un experto en medios de pago de la competencia sobre la posición de CaixaBank, Santander y BBVA.Tras el real decreto del 2 de octubre pasado, ha quedado abolida la doble comisión que se producía cuando el usuario iba a un cajero que no era el de su entidad. En marzo CaixaBank empezó a cobrar dos euros, tasa a la que se sumaba otra que aplicaba el banco del cliente que sacaba dinero.
Publicidad
La nueva norma también ha cambiado otra forma de funcionar: la comisión no se cargará al cliente directamente, sino a su banco, que es el que ha emitido la tarjeta. Este detalle es importante porque en el futuro será la entidad la que decida cuánto cobra a su cliente; en el caso de estar vinculado (por tener nóminas, tarjetas o créditos), la tarifa será menor. De lo contrario, es probable que el banco del cliente cobre la tarifa completa que aplique el dueño del cajero.
También hay otra novedad: el máximo que se puede cobrar a un cliente no puede ser superior a lo que carga el dueño del cajero. Es decir, el emisor de la tarjeta no puede añadir un recargo a su cliente.
Pero lo que no estableció el real decreto era la comisión máxima, que queda fijada por los dueños del cajero. Por eso, los tres grandes han decidido mantenerla cerca de los dos euros (ver cuadro). La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia dijo que vigilaría estas tarifas “para que el precio cobrado no exceda el coste de su prestación”. Temboury calificó los dos euros como algo “desorbitado”, lo que se entendió como un mensaje para que sea rebajado sensiblemente, que avanzó el propio Guindos.
Desde CaixaBank se apunta que ellos ofrecen toda su red de 10.000 cajeros gratis para sus clientes. “A los no clientes se les cobra porque queremos evitar que los cajeros se llenen de usuarios de otros bancos que dificulten el servicio a los nuestros, que cada vez usan más estas máquinas para su operativa. La tasa de dos euros no tiene ningún interés recaudatorio”.
Sin embargo, no todos tienen la misma teoría. Bankia ha firmado una alianza con Sabadell y las antiguas cajas, agrupadas en Euro 6000, para cobrar un máximo de 0,65 euros. Considera que lo más rentable es que se utilicen mucho sus cajeros (esta alianza agrupa 18.000 cajeros), ya que no considera que haya aglomeraciones. El Banco Popular también apuesta por facilitar el uso de sus cajeros: ha firmado un acuerdo con ING Direct y otro con Bankinter sobre la base de tarifas bajas.
Hasta junio de 2015, en España había 50.479 cajeros, “lo que supone 1,09 cajeros por cada mil habitantes, cifra muy superior a la de otros países de nuestro entorno”, según el decreto del Gobierno.
COMENTARIO:
Pues ahora la administración, debería crear una tasa para los cajeros, sí no existe ya, e incluso aumentar los impuestos que pagan las sucursales y cajeros..., y acto seguido evitar que eso nos lo repercutan a los clientes.... Son uno ladrones ellos mandan en los gobierno y esto no puede seguir así. No les hagamos caso con el uso de las tarjetas y pagos por teléfono en cuanto estemos más dominados por ellos no seremos dueños de nuestros ahorros.¡ fuera tarjetas¡ La comodidad que nos brindan ahora es un robo encubierto a largo plazo con altas comisiones y sin defensa alguna.¿Dónde están las asociaciones de defensa de consumidores?¿qué no advierten del problema?¿Están comprados? El dinero siempre en la mano y en nuestro bolsillo.