Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

viernes, 25 de diciembre de 2015

DIEZ PONE CONDICIONES PARA EL PACTO A PODEMOS

Susana Díaz, en una reunión del PSOE andaluz

Díaz exige a Podemos que abandone el independentismo para dialogar

La presidenta andaluza abre la puerta a negociar con Iglesias si este renuncia a su "línea roja".

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, y líder de la federación socialista que más votos aportó al PSOE en las últimas elecciones generales ha abierto la puerta a la negociación con Podemos si abandona su defensa al derecho a la autodeterminación. En una entrevista en la cadena SER, Díaz ha afirmado que el no a Rajoy es rotundo, pero no así su rechazo a Podemos, a quien reclama que anteponga en la negociación el “bienestar de la gente”, la educación y la sanidad.
Díaz, acude este lunes al comité federal socialista, que cree que este es el lugar adecuado para establecer la política de pactos, por encima de las opiniones individuales del secretario general, Pedro Sánchez, y su dirección. En esta reunión expondrá que no rechaza de forma tajante un acuerdo con Podemos si este elimina el referéndum de autodeterminación de Cataluña como condición ineludible.
“No a Podemos, no”, ha admitido Díaz, quien ha dejado abiertas las posibilidades de diálogo, pero con una línea infranqueable: “Si ponen sobre la mesa la unidad de España es que no quieren un acuerdo”. Según la dirigente socialista, Podemos establece “cuestiones imposibles” porque “en el fondo no quieren llegar a acuerdos”.
Díaz ha reiterado que la responsabilidad de intentar formar Gobierno es de Mariano Rajoy porque ha ganado. Pero ha negado cualquier opción de pacto a la alemana, donde los socialdemócratas apoyaron a los conservadores de Ángela Merkel. “El PSOE tiene que votar que no a Rajoy porque hizo mucho daño. Nos comprometimos con los ciudadanos en que no íbamos a permitirá más políticas de sufrimiento. Pero también, y me refiero a Podemos, nos comprometimos a que no íbamos a permitir jugar con la unidad de España”, ha afirmado.
Para la secretaria general de los socialistas andaluces, Podemos se ha atrincherado en su defensa del derecho a decidir de los catalanes porque “el 40% de sus votos vienen del independentismo”, al que se “ha entregado” en vez de anteponer la igualdad en la negociación.
“No podemos hablar con quien plantea la ruptura de España. Podemos no ha hablado del bienestar de la gente, de la educación, de sanidad. Su línea roja es el separatismo, algo que para nosotros es intocable”, ha añadido para volver a situar en este aspecto la llave de cualquier diálogo con Podemos.
Díaz ha advertido que el PSOE es el “adversario” para Podemos y el partido al que quieren ganar. Ha puesto como ejemplo que votaran que no a su investidura como presidenta de la Junta, donde el PSOE gobierna gracias al apoyo de Ciudadanos, y después, según ha dicho, “impidiendo gobernar”.
La presidenta de la Junta se ha negado a valorar la pretensión de su secretario general de volver a presentarse como candidato –“No entro en cuestiones orgánicas. Estoy en lo que preocupa a los ciudadanos y respeto las decisiones de cada dirigente”, ha afirmado- y se ha mostrado contraria a una nueva convocatoria electoral. “La voluntad de todos es que no se repitan las elecciones. Los ciudadanos han respondido a las demandas de pluralidad. Este país requiere diálogo, consenso y acuerdo, pero no con premisas que pongan en peligro la unidad de España”, ha asegurado.
El mensaje final a Podemos y a su propio partido ha sido claro. “No me puedo sentar a negociar con alguien que defienda la ruptura de España y quien lo plantea es porque no quiere acuerdos. Quien quiere gobernar un país, debe respetarlo”.
COMENTARIO:
En una Comunidad en la que, los ciudadanos “creen que no ha quedado nada a salvo del pillaje, desde las ayudas a la reconversión, las subvenciones que llegan de Europa, y hasta el dinero destinado a la formación de los trabajadores en paro”, no bastan maniobras de pretendida regeneración democrática. Hace falta sentar rápidamente la mano (de la justicia) sobre los corruptos que se llevaron el dinero y la retirada del escenario público de quienes, desde puestos de responsabilidad, consintieron el continuo trapicheo con la ley, y que hoy permanecen escondidos tras el aforamiento o incluso tuvieron la desvergüenza de encabezar una candidatura.