Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

martes, 15 de noviembre de 2016

COLOMBIA INTERVIENE LA FILIAL DE GAS NATURAL FENOSA.

La sede de Gas Natural en Barcelona.

El Gobierno colombiano interviene la filial de Gas Natural Fenosa en el país.


La empresa española no quería pagar más a los generadores de energía porque denuncia que se le adeudan 1.259 millones por impagos de clientes.

El Gobierno colombiano ha decidido este martes intervenir Electricaribe, filial de la compañía española Gas Natural Fenosa en el país. La crisis de la empresa de energía, que distribuye y comercializa electricidad a 2,4 millones de usuarios de los departamentos de La Guajira, Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba, Cesar y Magdalena —al norte del país— ha llegado al límite. La compañía española, a la que acusan de falta de inversiones y de mantenimiento de las infraestructuras, había dejado de pagar a los suministradores de energía, porque a su vez su filial Electricaribe acumula facturas por valor de 1.259 millones de euros de clientes morosos.
El embrollo de deudas ha terminado con una intervención de la empresa. No se trata de una expropiación, pero el Ejecutivo colombiano sí asume temporalmente la gestión de la compañía para asegurar el servicio a los clientes. Esta decisión llega después de que Isidro Fainé y el consejero delegado de Gas Natural Rafael Villaseca viajaran a Colombia el pasado fin de semana para negociar una salida al conflicto con el Gobierno de Juan Manuel Santos.
El ministro de Minas, German Arce y el superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, José Miguel Mendoza, explicaron en una conferencia de prensa en la tarde del martes que la intervención a Electricaribe, que empezó en la mañana de este día, es una toma de posesión que se llevará a cabo por dos meses prorrogables. Al término de este tiempo se tomará la decisión de si se debe liquidar o si se continúa con su administración.
El presidente Juan Manuel Santos, una vez se hizo oficial la decisión, aseguró que la medida intenta proteger la energía de la Costa, la región que se sirve de esa empresa para el suministro de luz. "Toma de posesión de Electricaribe, la mejor salida para ordenar empresa y garantizar servicio", dijo Santos en su cuenta de Twitter.
"Las razones que llevaron a esta toma de posesión son dos: la primera, que la compañía está en cesación de pagos y no cumple con sus proveedores, y la segunda, que tiene que ver con que no está en condiciones de prestar un servicio de calidad y continuidad en la región", aseguró el Superintendente, quien además advirtió que las deudas que la empresa tiene con terceros quedarán congeladas provisionalmente, mientras se encuentra la manera en que se puedan pagar.
La compañía española advirtió a las autoridades locales de que dejaría de comprar electricidad a los generadores (Electricaribe es distribuidora, no produce energía) de forma inmediata, lo que suponía cortar la corriente y originar un problema de suministro importante para 2,5 millones de clientes, de los que, según Gas Natural Fenosa, 1,5 millones no pagan o son morosos. Ahora el Gobierno se deberá hacer cargo de garantizar el servicio, pero también de abonar el suministro.
La Superintendencia de Servicios Públicos de Colombia ha hecho oficial en la mañana de este martes que empezará el proceso de intervención de la compañía como una de las medidas para mitigar el mal momento que atraviesa. 21 sedes de la empresa han amanecido rodeadas por la policía y el Ejército, en respaldo a la operación del Ejecutivo de Juan Manuel Santos en la toma de los bienes de la compañía.

Una medida "preventiva y temporal"

"Gas Natural Fenosa ha tenido conocimiento de una notificación que establece, como medida preventiva y temporal, la toma de posesión de los bienes, haberes y negocios de su sociedad participada en la República de Colombia, Electrificadora del Caribe", ha señalado la empresa en un comunicado al regulador de la Bolsa española, la CNMV. "Gas Natural Fenosa ha mostrado su total interés en cooperar y colaborar con las autoridades de la República de Colombia, tanto en el pasado como ahora ante el futuro", asegura.
El consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca.

La empresa colombiana, explica la matriz española, "padece muy fuertes tensiones de tesorería" como consecuencia del impago de un elevado número de facturas de clientes. Y apunta que a muchos de esos clientes debe seguir prestándoles servicio, porque están considerados "de suministro obligatorio" por su situación económica vulnerable. Esto hace que la deuda siga creciendo. "A finales del tercer trimestre de 2016, de acuerdo con los estados financieros auditados de Electrificadora del Caribe, ascendían a un importe de 4.052.080 millones de pesos (1.260 millones de euros) y está provisionado en aproximadamente un 83%, así como adicionalmente a la existencia de un importante fraude en el consumo", justifica.

16 años de servicios en Colombia

Fenosa entró en Colombia en 2000 cuando compró Electricaribe, compañía que cubre el norte de Colombia lindante con el Caribe que había sido privatizada en 1998. Y Gas Natural y Fenosa se fusionaron en 2009, con lo que la sociedad resultante asumió el 85,38% de Electricaribe. El Estado mantiene el 15% del capital, lo que permite que tenga representantes en el consejo de administración que conocen la realidad de la empresa.
La empresa española no cree que la intervención de su filial vaya a impactar en sus cuenta, al tratarse de una medida temporal. Electricaribe, según ha explicado Gas Natural al regulador bursátil, que a 30 de septiembre de 2016 los fondos propios de Electricaribe ascendían a 1.867.102 millones de pesos (581 millones de euros) y en el tercer trimestre el resultado neto reflejó pérdidas de 114.953 millones de pesos (33 millones de euros).

Intervención gubernamental

El Ministerio de Minas de Colombia ha confirmado que se han suspendido las negociaciones con Gas Natural Fenosa, dueña del 85,38% de la empresa. En su cuenta de Twitter, el ministro de Minas, Germán Arce, ha confirmado la suspensión de la negociación por "falta de acuerdo en capitalización" y ha asegurado que la "toma de posesión de Electricaribe es la mejor alternativa para garantizar servicio de energía para familias e industria del Caribe".
El gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, también ha celebrado la medida. "Enhorabuena [por] la intervención, llevábamos 11 meses trabajando en forma coherente para buscar una solución, pero sin duda, la intervención fue lo más acertado", ha dicho al diario local El Heraldo. Electricaribe acumula facturas impagadas por valor de 1.259 millones de euros, según calcula Gas Natural Fenosa, que alega que la compañía no puede dejar de suministrar electricidad, pero que, a la vez, tiene un problema de fraudes y morosidad de sus clientes. Para resolver esta situación, la multinacional española solicitó abrir un diálogo con el Gobierno, que hoy ha tomado la decisión de intervenir. 

Cortes continuos del servicio

La crisis de la empresa ha hecho que el servicio de electricidad se corte unas 92 horas al año. El Gobierno dice que desde 2013 el operador no invierte en dinero para mejorar el sistema. Las protestas por el mal servicio son constantes, así como las exigencias por parte de la población a que se les ofrezca un servicio más digno. La gasista española notificó el pasado 12 de julio al Gobierno colombiano la existencia del conflicto.
Ante las constantes amenazas de cortes, la Superintendencia había anunciado una serie de medidas para "vigilar de forma cercana" la situación de Electricaribe. Entre ellas figuraba la creación de un grupo especializado en las oficinas de la Superintendencia en Barranquilla, el reforzamiento de la presencia de la entidad en los siete departamentos en los que opera la empresa y el lanzamiento de un grupo de atención telefónica dedicada exclusivamente al problema. Sin embargo, las medidas no fueron suficientes y el Gobierno ha decidido intervenir la compañía.
YA NO NOS RESPETA NI COLOMBIA Y LA ELÉCTRICA PENSABA QUE ESTABA EN ESPAÑA Y QUE PODÍA HACER LO QUE QUISIERA.

No hay comentarios: