Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

domingo, 13 de abril de 2014

¿QUÉ SACRIFICIO DE LOS ESPAÑOLES? EL QUE NO NOS IMPONÉIS VOSOTROS

Cañete: «Los sacrificios que han hecho los españoles nos hacen ganar credibilidad»
Cañete incombustible
El cabeza de lista del PP para Europa admite que habló varias veces con Rajoy antes de ser elegido, pero advierte de que no dirá nada porque «soy muy discreto, en contra de lo que la gente cree».
Aunque Miguel Arias Cañete asegura que todavía tiene que «cambiar el chip» de ministro de Agricultura a candidato del PP al Parlamento Europeo, en una entrevista concedida a ABC ya muestra cuáles serán sus armas para intentar ganar las elecciones europeas. Mientras «termina de lidiar los últimos temas importantes» de su ministerio, lanza sus primeros mensajes de campaña envueltos en su característico sentido del humor.
-Por fin se desveló la incógnita del candidato, pero nadie se cree que durante todo este tiempo no haya hablado ni una sola vez con el presidente. Dígame la verdad, ¿cuándo le susurró al oído que iba a ser el candidato?
-Certidumbre al cien por cien de que iba a ser candidato, la última semana.
-Supongo que algún día hablaría con Rajoy y le dejaría caer que iba a ser usted.
-Con certidumbre, vuelvo a repetir, fue la secretaria general la que me dijo que iba a ser yo el candidato, y fue la última semana.
-¿Nunca tuvo conversaciones con el presidente?
-Hemos tenido conversaciones, pero nunca con la certidumbre de que estaba totalmente decidido y de que iba a ser yo el candidato sin ninguna sombra de duda. Mis conversaciones con el presidente las guardo en la esfera particular. Yo soy muy discreto en las cosas importantes, en contra de lo que la gente cree.
-¿Se arrepiente de haber dicho durante todo este tiempo alguna mentira piadosa?
-No, no. El presidente nunca me dijo al cien por cien que iba a ir. Cuando uno no tiene confirmada una cosa puede, con toda naturalidad, decir lo que es verdad.
-¿En qué momento pudo entonces intuir usted que podía ser el candidato?
-Señales ha habido muchas, pero los presidentes siempre tienen opciones, escenarios abiertos, y hasta que no toman la última palabra no te lo confirman. No intente sonsacarme, porque soy una tumba.
-Dicen que es el hombre de Cospedal, que su candidatura es un triunfo personal de la secretaria general.
-Me considero muy amigo personal de María Dolores de Cospedal, que es una magnífica presidenta y secretaria general. Supongo que María Dolores de Cospedal tiene muchas personas en las que se apoya.
-¿Es cierto que no quería pasar por el amargo cáliz de la campaña electoral?
-No considero que una campaña electoral sea un cáliz amargo. A mí me gustan los mítines, los pueblos y el contacto con los ciudadanos. En las campañas electorales estoy en mi salsa, me gustan más que el trabajo monótono de todos los días.
-¿Cree que ha sido buena la estrategia del presidente de no desvelar con antelación el nombre del candidato?
-Me parece buena y muy europea. En Europa las campañas duran poco tiempo. Cuando una democracia es madura como la española no tienen que ser tan largas como cuando estamos en una democracia naciente. No hay que precipitarse. Los que se adelantan en la presentación de listas, quizás es que están resolviendo problemas internos en el partido y los quieren resolver pronto. Los partidos que están más estructurados tienen menos problemas internos y se pueden permitir marcar los tiempos. El presidente es un maestro en marcar los tiempos.
-¿Han terminado por descolocar a la candidata socialista?
-Nosotros somos ahora la novedad, somos el candidato que tiene ahora más frescura, más interés para el público. Ha salido más tarde y tiene más cosas nuevas que decir. Me ha parecido muy inteligente la expectación que se ha generado. Cuando se proclamó la señora Valenciano, que es una candidata muy respetable del PSOE, si miramos la prensa del día siguiente, no generó una expectación desmesurada.
-Es usted cabeza de lista de unas elecciones tras dos años y medio de gobierno y de desgaste por las medidas impopulares. Se prevé un voto de castigo al PP, que redundará en usted y en su imagen ¿Cómo lo afronta?
-En la campaña europea tenemos que hacer dos cosas. Por un lado, explicar nuestro programa y qué queremos hacer en la UE; y por otro, explicar que para ser creíbles hay que cumplir con los compromisos comunitarios. Vamos a decir a los españoles que han hecho sacrificios importantes para cumplir con los compromisos europeos, para recuperar competitividad y para que España deje de ser un problema. Desde el respeto a los países que hacen los deberes en la política interna es como se consigue ser influyente en la política de la UE.
-¿No teme entonces ese voto de castigo?
-No creo que el problema vaya a ser el voto de castigo, porque sabremos explicar que los sacrificios que han hecho los españoles nos hacen ganar credibilidad y estamos en la senda del crecimiento económico y la creación de empleo. Hace falta estar en grupos parlamentarios potentes.
-Desde el PSOE, la señora Valenciano decía que nadie del PP quería encabezar la lista para no atreverse a perder las elecciones. Ahora ya es usted el número uno. Contéstele.
-El partido ha tomado la decisión cuando lo ha considerado oportuno. Como comprenderá, la señora Valenciano no es un rival tan formidable como para inspirar miedo. No inspira ningún miedo como adversaria, aunque le tengo gran respeto como política. El PSOE tiene mucho pasado que explicar. Tiene que explicar la irrelevancia de España en la Unión Europea durante los ocho años de Rodríguez Zapatero, por qué se han incumplido todos los compromisos presupuestarios en materia de estabilidad, por qué no ha habido supervisión bancaria, por qué ha arruinado a un país como España. Nosotros lo que tenemos que explicar es que las medidas que hemos tomado llegan a funcionar, que hemos creado empleo neto y que estamos haciendo las cosas razonablemente bien para que vuelva el crecimiento económico y situar a España a la cabeza de los países más desarrollados de la UE. Vamos con muy buenas cartas a esta partida y otros tienen menos cartas para jugarlas. Nosotros vamos con ilusión y vamos a hacer una campaña muy didáctica, absolutamente respetuosa con los adversarios y muy pegada al terreno de los ciudadanos.
-Usted es un político con algo que no abunda: sentido del humor. Cae bien. Pero hay quien dice que a su rival, Elena Valenciano, le sucede lo contrario y que sus formas no le ayudan a concitar simpatías...
-Siempre he dicho que en la UE para negociar hay que hacer amigos y los amigos se hacen mas fácilmente con la sonrisa que con rictus de amargura en la cara. Es mejor tomarse la vida con un cierto buen humor y tratar de buscar el mayor numero de amigos en la UE. Europa es un escenario de consensos y el que quiera buscar enfrentamientos en la campaña electoral se los tendrá que comer al día siguiente. Procuraré hacer una campaña que no irrite a nadie. El que practique el insulto, la descalificación y la burla se va a equivocar. Respeto mucho a mis adversarios, pero considero que parto con un bagaje importante para intentar ganar estas elecciones.
-¿Va a explotar en la campaña su estilo cercano y su buen humor?
-No puedo falsificar mi manera de ser, sería un actor y no pienso interpretar papeles en esta campaña. Soy como soy y voy a intentar dar lo mejor de mí mismo. Yo pongo mucha ilusión en las cosas que hago, mucha pasión, mucho sentido del humor. Me río mucho de mí mismo y no me importa que los demás se rían de mí. Para tener sentido del humor uno tiene que reírse de sí mismo.
-Dígame en tres frases cuál es la diferencia entre la Europa que propone usted y la que propone el PSOE.
-Frente a una declaración política, que es lo que hace el PSOE, un programa realista en el diagnóstico de las causas de la crisis y ambicioso en sus objetivos a cumplir. Frente a los mismos argumentos ideológicos de siempre, un programa sustentado en hechos innegables: que las reformas funcionan, que estamos saliendo de la crisis y que volvemos a ser respetados en Europa. Frente a un partido sin ideas, con las mismas políticas de siempre, las que nos han llevado a la crisis; un partido que ha creído en España, en los españoles y en su capacidad para salir adelante. Ahora es el momento de elegir: o el cambio que propone el PP o el retroceso que implican las ideas socialistas.
-A las urnas para elegir el Parlamento Europeo suele acudir en torno al cuarenta por ciento del electorado. ¿Cómo piensa combatir la abstención?
-Creo que el PP merece ganar estas elecciones y ha hecho muchos méritos para ganarlas. Ha hecho lo más difícil: tomar decisiones poniendo el interés de España por encima del partido y sin medir los costes electorales. El presidente Rajoy ha tenido una enorme valentía porque ha tomado las decisiones que sabía que eran buenas para España. Así lo vamos a explicar. Con las reglas de juego que tenemos, España, con el Gobierno de Aznar, consiguió las mayores cotas de desarrollo económico. Con estas mismas normas europeas, el PSOE hundió España. Y con esas mismas normas, este partido está volviendo a crear empleo. La Unión Europea no es el problema, es la solución. El problema era España, pero hoy España es parte de la solución.
-Se da por hecho en círculos políticos que encabeza la lista para luego ser comisario. ¿Hacia qué cartera europea ve enfocada su candidatura?
-En estos momentos encabezo la lista para ganar las elecciones. No apunto ni a cartera ni a nada. Ahora estamos ante unas elecciones y se trata de que la lista del PP sea la más votada.
-Pero no me negará que no le gustaría ser comisario.
-No me disgustaría nunca ser comisario. A ningún político que tenga verdadera vocación europea le puede molestar ser comisario. Es una aspiración razonable. Sería culminar una larga carrera en la UE. Pero yo siempre estoy a lo que estoy, y ahora es ganar las elecciones.
-¿Cómo enjuicia la labor del comisario Joaquín Almunia? Desde el PP se le ha acusado en varias ocasiones de no defender los intereses españoles con más vehemencia.
-Los comisarios no están sujetos a mandatos imperativos. Tienen que tener independencia, pero también se puede tener más o menos sensibilidad en el trabajo diario y mayor receptividad a los argumentos sólidos que se establezcan. Hay que cumplir la normativa de la Comisión, pero siempre hay márgenes cuando hay peticiones justas de cualquier Estado miembro para poder apoyarla en el Colegio de Comisarios. Ha habido dosieres, y no lo digo como político, sino como jurista, en los que la Comisión podía haber tratado mejor a España.
-¿Ha puesto Almunia chinitas en el camino?
-En algunos dosieres la Comisión podía haber tratado mejor a España. Cuando hay presencia de comisarios españoles siempre pueden tener alguna sensibilidad dentro de mantener la independencia que tiene la Comisión Europea.
COMENTARIO:
NO SÉ NI LOS QUE SOIS,NI QUIÉNES, NI LO QUE HACÉIS EN EUROPA,SÓLO ME ENTERO QUE EXISTIS CUANDO LLEGAN LAS ELECCIONES EUROPEAS CADA CUATRO AÑOS Y SÉ QUE VIVIS MUY BIEN Y QUE COBRAIS MUCHO DINERO UNOS 15.000 EUROS AMEN DE VIAJES EN BISNES, QUE TABAJAIS UNOS DOS DÍAS SEMANALES UNAS HORAS POR LO QUE NO ES EXTRAÑO QUE OS PELÉIS POR EL SILLÓN Y QUE GENERALMENTE  SOIS GENTE MAYOR POLÍTICOS PROFEIONALES, JUBILADOS Y AMORTIZADOS QUE SIEMRPE VIVISTEIS DE LA POLÍTICA CON UN BUEN ESTADO DE SALUD Y QUE EL TRABAJO NO OS MATA NI OS CREA EXTRÉS.
José Ángel Miyares Valle