Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

domingo, 10 de marzo de 2013

SOCIALISTAS DE PACOTIILA QUE PASAN A SER SOCIOLISTOS AL MENOR DESUIDO

SOCIALISTAS DE PACOTIILA QUE PASAN A SER SOCIOLISTOS CUANDO TIENEN LA OPORTINIDAD DE SACAR TAJADA, MÁS DESCRÉDITO PARA LA CASTA POLÍTICA.ESE ES EL MAL DE LOS PARTIDOS QUE HAN PERDIDO LA IDEOLOGÍA.

El alcalde de Ponferrada y sus ediles dejan el PSOE para conservar el poder.
Rubalcaba no logra forzar que dimita. Los siete concejales socialistas secundan a Folgueral, que se hizo con el poder con el apoyo del acosador Ismael Álvarez, y piden la baja del partido.
El alcalde de Ponferrada (León), Samuel Folgueral, abandona el partido socialista pero se mantendrá en la alcaldía. Así lo acaba de hacer público el propio regidor, en una conferencia de prensa. Los otros siete concejales socialistas también han solicitado la baja del partido. Después del escándalo desatado tras la moción de censura contra Carlos López Riesco (PP) aprobada por el PSOE y el grupo independiente del exalcalde popular condenado por el caso Nevenka, los socialistas ponferradinos han cedido a las presiones de la dirección federal. El secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, había lanzado un ultimátum este sábado: “O deja la alcaldía o deja el PSOE”.

Folgueral ha atribuido su salida forzada a que "se está usando a Ponferrada para dirimir cuestiones internas del PSOE". También se ha quejado de que Rubalcaba no le ha llamado estos días y ha asegurado que había tratado del asunto con los dirigentes provinciales y regionales del PSOE.

Según han confirmado a EL PAÍS fuentes de la agrupación socialista municipal, este sábado, tras el congreso regional en Valladolid, aún no había ninguna decisión tomada. Rubalcaba, que no ha hablado directamente con el ya exsocialista Folgueral ─sí lo ha hecho su jefe de prensa─, dio instrucciones para que el secretario autonómico, Julio Villarrubia, transmitiera a los socialistas de Ponferrada que desde la dirección federal no se iba a aceptar que el PSOE gobernara la ciudad con el apoyo de Ismael Álvarez, condenado por acoso en 2002.

El PSOE se ha volcado en las últimas horas para intentar in extremis que Folgueral dimitiera. Villarrubia, que tiene previsto acudir esta tarde a la clausura de la reunión comarcal del PSOE en Ponferrada, ha intentado forzar personalmente la renuncia. “Hemos acordado que tendremos esa última conversación antes de que tome ninguna decisión. Yo voy a intentar por todos los medios convencerlo, y le voy a proponer una solución. No puedo decir qué va a pasar pero tengo esperanzas de que esto se reconduzca”, explicó Villarrubia a EL PAÍS por la mañana. Los socialistas ponferradinos, sin embargo, no han esperado a Villarrubia para tomar la decisión, sino que Folgueral lo ha llamado "por decoro" para comunicárselo. El teléfono de Madrid no lo ha marcado nadie todavía.

Durante la Ejecutiva regional de este sábado, la única indicación que le llegó a Folgueral, según asistentes a la reunión, fue que la solución pasaba por dimitir. No había más opciones. Horas después, y vista la nula predisposición del alcalde a abandonar el sillón municipal, Rubalcaba expuso en televisión una alternativa: dejar el PSOE. Tras volver de Valladolid y escuchar el ultimátum de Rubalcaba en Telecinco, los socialistas de Ponferrada se reunieron hasta bien entrada la madrugada y acordaron que Folgueral abandonaría el PSOE ─al que se afilió hace solo un año tras encabezar la lista socialista como independiente─ pero se mantendría en la alcaldía. Todos los concejales se han mostrado de acuerdo, según aseguran diversas fuentes.

Ahora Folgueral será alcalde de Ponferrada con el apoyo de los siete concejales exsocialistas y de Independientes Agrupados de Ponferrada, el partido del exalcalde condenado Ismael Álvarez, que este sábado dimitió como concejal. “Que esté Samuel [Folgueral] es lo mejor para Ponferrada. Hemos acatado lo que venía de arriba. Ya hemos cumplido. Ahora toca gobernar”, expresaba horas antes el aún vicesecretario de la agrupación socialista local, Antonio Vega.

La casualidad ha querido que el congreso comarcal del PSOE que se celebra cada cuatro años estuviera previsto para este domingo por la mañana. Folgueral ha sido el encargado de inaugurarlo como alcalde de Ponferrada, aunque ya sabía que horas más tarde haría pública su decisión de abandonar el partido. Hasta Ponferrada se ha trasladado también el secretario regional de Castilla y León, Villarubia, quien ha tenido conocimiento de la solución consensuada unos minutos antes de que Folgueral la anunciara. Los socialistas locales están muy molestos porque se enteraron del ultimátum de Rubalcaba a través de la televisión por lo que han optado por no informar a Ferraz, la sede nacional del partido en Madrid, de su determinación. “Por la prensa nos enteramos y por la prensa lo comunicamos”, han llegado a decir.

El lunes 25 de febrero el partido socialista y la formación creada por el exalcalde condenado por acoso anunciaron que presentarían una moción de censura contra el popular López Riesco. Los socialistas se lo comunicaron a la dirección provincial primero y a la secretaría de organización dirigida por Óscar López después. Nadie desde Ferraz se mostró contrario a la moción. Hasta que esta fue aprobada el viernes parecía suficiente con la condición que los socialistas locales habían impuesto para aceptar los votos de Álvarez: que éste dejara después su acta municipal.

Sin embargo, el viernes 8 la noticia corrió como la pólvora por las redes sociales. Se celebraba el Día Internacional de la Mujer y los socialistas habían accedido a una alcaldía tras pactar con un acosador sexual. Algunos dirigentes como la catalana Carme Chacón, que hasta ese mismo día tampoco habían hablado, se mostraron contrarios a la operación. El número tres del PSOE, Óscar López, siguió en cambio amparando la moción durante toda la tarde del viernes hasta que a las ocho de la tarde el secretario general, Rubalcaba, ordenó que el recién elegido alcalde dimitiera. No quería que el PSOE gobernara con el voto manchado de Ismael Álvarez.

Folgueral ha decidido ahora, tras el ultimátum de Rubalcaba, dejar el PSOE. En la agrupación los lamentos y las críticas hacia Ferraz son constantes: “No se entiende nada. Solo con que nos hubieran dado esta orden 24 horas antes ya habríamos exigido a Ismael Álvarez que dimitiera. Lo han hecho muy mal”.