Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

viernes, 22 de marzo de 2013

CUATRO VECES MÁS DE DESAHUCIADOS EN EL 2012


Entre 2008 y 2012, las ejecuciones hipotecarias iniciadas se han ido incrementando en un 73,7% cada año.

Cuatro veces más desahucios desde que se inició la crisis. Los datos del Servicio de Estadística Judicial del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) arrojan una conclusión clara: que el drama de los desahucios se ha ido acentuando con la crisis y que cada vez son más las personas despojadas de su casa por no poder hacer frente a la hipoteca que contrajeron para adquirirla.
En 2012 se iniciaron en los órganos judiciales españoles 91.622 ejecuciones hipotecarias y, a finales de año, 198.116 estaban «en trámite». Así lo apuntan los datos del CGPJ, a los que ha tenido acceso ABC. La «traducción» de esos datos supone que sobre 198.116 personas —o familias— pende una espada de Damocles que amenaza con dejarlas en la calle.
La ejecución hipotecaria es el paso previo al «lanzamiento», una forma bastante «gráfica» de designar el momento en el que el deudor es despojado de ese «bien inmueble»; en este caso, de su casa. Así, el número de lanzamientos —desahucios ya consumados— que se solicitaron en 2012 es de 101.034 para 2012, según el CGPJ. El órgano de gobierno de los jueces advierte, no obstante, de que los lanzamientos pueden afectar a muy distintos tipos de inmuebles, no solo viviendas, y que el que se soliciten a un servicio común no significa que éste lo haya podido ejecutar, por lo que el dato ha de entenderse con matices —«permite medir la evolución, pero no los valores absolutos reales», señala—.
La comparativa entre los cinco años de la crisis (2008-2012) y los cinco anteriores (2003-2007) arroja un incremento de la ejecuciones hipotecarias iniciadas de un 368,7%, casi cuatro veces más, lo que supone un aumento medio anual de un 73,7%. Para las ejecuciones resueltas el incremento fue del 199,5%, con media anual del 39,9%. Y para las que quedaron en trámite al final del periodo el incremento en los cinco años fue del 482,9%, un 96,6% anual.