Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

domingo, 25 de junio de 2017

LOS BANCOS SE PREPARAN PARA UN NUEVO RESCATE.

Jaime Caruana, director general del Banco de Pagos Internacionales, en la Bolsa de Madrid

Jaime Caruana, director general del Banco de Pagos Internacionales, en la Bolsa de Madrid

Los bancos centrales alertan de nuevas burbujas que deriven en otra crisis


El BIS detecta este riesgo sobre todo en países emergentes y no tanto en los desarrollados

Frente a los nubarrones de años anteriores, el Banco Internacional de Pagos dibuja en su informe anual un panorama tranquilizador de la economía internacional. La coyuntura mejoró claramente el año pasado. Pero junto a las buenas noticias, el coordinador de los bancos centrales alerta de los riesgos que pueden volver a desencadenar una nueva crisis, cuando el mundo aún no se ha recuperado de la anterior. Estos peligros sobrevuelan, según el organismo, países emergentes como China y Brasil, y no tanto aquellos que ya padecieron una gran burbuja inmobiliaria, como España, Reino Unido o EE UU.
El Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés) analiza cuatro tipos de riesgos que asoman a medio plazo: un posible repunte de la inflación, tensiones financieras, un consumo e inversión debilitados por los altos niveles de deuda y un aumento del proteccionismo, una tendencia detectable en cambios políticos como la salida de Reino Unido de la UE y la victoria de Donald Trump en Estados Unidos. En este sentido, el director general del BIS, el español Jaime Caruana, ha señalado en su discurso que "las barreras no arancelarias, por ejemplo la regulación o las subvenciones, se han cuadruplicado desde finales de 2010".
 Uno de los aspectos más interesantes del informe es la alerta sobre algunos síntomas de recalentamiento financiero, principalmente en los países emergentes, que recuerdan a aquellos que precedieron a la Gran Crisis Financiera, para la que el BIS ya ha acuñado su propio acrónimo, la GCF. “En estos países, una expansión del crédito ya bastante duradera, normalmente acompañada de aumentos de precios inmobiliarios, indica el crecimiento de los riesgos”, asegura Claudio Borio, responsable del Departamento Monetario y Económico del BIS.
El organismo responsable de coordinar a los bancos centrales del mundo señala que los grandes riesgos financieros no apuntan ahora a las economías avanzadas que estuvieron en el centro de la gran crisis de 2008, aquellas como EE UU, Reino Unido y España que sufrieron un desplome de su sector inmobiliario. “En estos países, se están produciendo procesos de desendeudamiento; y los ciclos de expansión financiera acaban de empezar”, asegura el informe. Allí, el gran foco de preocupación a medio plazo son los problemas para arreglar los desequilibrios de su sector financiero, sobre todo en la zona euro.

Dudas sobre la mejora del sector financiero

Como el resto del informe del BIS, el capítulo dedicado al sector financiero está plagado de “sí, pero...”. La situación de la banca mejora, pero se enfrenta a un buen número de retos, avisa el coordinador de los bancos centrales.
Entre los riesgos para el sector financiero, el informe cita la incertidumbre sobre la recuperación, la necesidad de emprender cambios estructurales ligados a la innovación tecnológica y a las necesidades de consolidación, así como la reducción en los márgenes comerciales que fuerzan los bajos tipos de interés.
Por el contrario, “las señales clásicas de un ciclo de riesgos financieros aparecen en varios países que se libraron de la GCF. Este grupo reúne varias economías emergentes así como alguna de las avanzadas, sobre todo aquellas grandes exportadoras de mercancías. En todas ellas, los tipos de interés han estado muy bajos o incluso negativos, la inflación ha sido baja, o incluso se han encaminado a la deflación, pese a un fuerte crecimiento económico”, señala el informe.
El BIS muestra su satisfacción por el hecho de que los bajos tipos de interés hayan contribuido a rebajar por debajo de niveles de peligro los servicios de la deuda. Pero esta situación podría cambiar en poco tiempo si la relajación de la política monetaria deriva en subidas continuadas de los tipos de interés. Otros factores de riesgo los marca el crecimiento del mercado de divisas y los elevados niveles de endeudamiento; y el hecho de que en muchos países la expansión se haya hecho gracias al tirón del consumo, algo que el BIS considera como un síntoma de inestabilidad. Pero más devastador aún que todos estos factores podría ser una marcha atrás en la globalización, aunque el organismo encabezado por Jaime Caruana reconoce no tener aún todos los datos para evaluar sus potenciales efectos. "Igual que nadie aboga por una involución tecnológica, dar marcha atrás en la globalización sería sumamente perjudicial para los niveles de vida", ha dicho Caruana en su discurso.
“Qué diferencia tan grande puede marcar un año”, comienza su comentario Borio. Frente a la recuperación anémica de la que se hablaba en el informe anterior del organismo con sede en Basilea, el BIS da ahora la bienvenida a un “cambio sustancial” en el último año. “El pesimismo ha hecho lugar a la confianza”, añade. Este año positivo ha bastado para que las condiciones económicas sean las más favorables desde el inicio de la GCF. El crecimiento se ha acercado a sus promedios de largo plazo, el desempleo ha caído a los niveles precrisis y la inflación ha subido hasta acercarse a los objetivos de los bancos centrales s. Continúan, sin embargo, la triada de males a la que el BIS ya se refirió el año pasado: una inusual mezcla de bajo crecimiento de la productividad, alta deuda y estrecho margen de maniobra para que las políticas económicas impulsen el crecimiento.
SEÑORES CIUDADANOS, NUESTRO DINERO NO ESTÁ SEGURO EN LOS BANCOS Y DE OTRO QUITE QUE ESTÁN PREPARANDO NOS DEJAN SIN AHORROS,LOS GOBIERNOS ESTÁN A SUS ÓRDENES DESDE HACE TIEMPO, ESTE ES EL SISTEMA QUE COLAPSA Y EL IMPERIO DEL ATRACO GLOBAL Y LEGALIZADO.LO TIENEN TODO ESTUDIADO. 

No hay comentarios: