Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

jueves, 29 de septiembre de 2016

ESPAÑA NO HA PUESTO EN MARCHA LA AGENDA DE LA ONU CONTRA LA POBREZA.


España es uno de los países más desiguales de Europa. AP/GTRESONLINE
                                    España es uno de los países más desiguales de Europa

España no ha puesto en marcha la agenda de la ONU contra la pobreza tras un año de su aprobación.
El Ejecutivo en funciones se excusa en la falta de gobierno para empezar a aplicar los Objetivos del Desarrollo Sostenible para 2030, según denuncia Oxfam Intermón en un nuevo informe
Un 28,6% de los españoles sigue en riesgo de pobreza o exclusión social, cifra que asciende a uno de cada tres en el caso de los niños.
Mientras otros países ya han incorporado medidas en su legislación, para España "ha sido un año perdido", advierte la ONG
Se cumple un año dese que 193 estados, España entre ellos, se sumaron a los 17 Objetivos de la Agenda del Desarrollo Sostenible 2030 (ODS). Doce meses desde que los firmantes apostaron por adoptar nuevas medidas para erradicación de la pobreza en el mundo, también con compromisos por parte de los países ricos. "En España aún no se ha hecho nada", han denunciado desde Oxfam Intermón. 
La ONG ha presentado este miércoles junto con Unicef el informe Un año de Agenda 2030 en España: Mucho por hacer, en el que denuncian que el Gobierno español no ha concretado la puesta en marcha de la Agenda. "Se está utilizando como excusa la falta de gobierno para justificar esa inacción, lo que hay es una falta de voluntad política", apunta la ONG.
Las particularidades de la situación política en nuestro país han afectado a la implementación de medidas concretas en los Objetivos del Desarrollo Sostenible para 2030. A la falta de gobierno se suma una "ausencia de abordaje estratégico" en las propuestas electorales de los distintos partidos, detalla la ONG. "Ha sido un año perdido. La inacción de la Agenda en nuestro país coincide con pocos avances e incluso retrocesos", ha advertido Chema Vera, director de Oxfam Intermón.
Mientras, España sigue afrontando retos. Seguimos siendo el sexto país de la UE con la brecha salarial de género (un 18,8%), más del 13% de las personas con empleo continúan bajo la amenaza de la pobreza y aún un 48% de los menores de 25 años no tiene trabajo.
En total, un 28,6% de los españoles están en riesgo de pobreza o exclusión social, cifra que escala a uno de cada tres en el caso de los niños. Son datos con con rasgos comunes: las familias numerosas, monoparentales o con padres extranjeros están más expuestas a que sus hijos sufran pobreza infantil.

Tomar ejemplo

Los mismos 365 días que "España ha desaprovechado" sí han dado de sí en otros países. Ocho de los 22 estados que presentaron planes voluntarios de revisión en julio tienen un perfil similar al español. Cuatro de ellos pertenecen a la Unión Europea: Francia, Alemania, Finlandia y Estonia.
A diferencia de España, todos ellos hicieron una descripción detallada de los pasos que han ido dando para concretar sus objetivos nacionales y explicar cómo han adaptado sus políticas a los objetivos de la Agenda. "Existe una avanzadilla de países que demuestran que la aplicación de los ODS puede hacerse siempre que exista la voluntad y la planificación de políticas", recalca Oxfam.
Entre los ejemplos que la ONG destaca positivamente se encuentran Finlandia, Colombia, Alemania o México, que ya cuentan con mecanismos de coordinación para el cumplimiento de la agenda con acceso directo a la Presidencia. Este último, además, ha desarrollado  una herramienta multimedia que permite consultar los objetivos y comparar los avances y retrocesos con estadísticas concretas en cada territorio.

Una oportunidad histórica

Los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM) acordados en el 2000 dejaron un sabor agridulce que los nuevos Objetivos para el año 2030 pretenden eliminar con importantes novedades. Bajo la mira de la "universalidad", los compromisos afectan por primera vez a los países ricos y no solo a los empobrecidos, lo que obliga a estados como España a rendir cuentas sobre lo que hace para disminuir la pobreza y la desigualdad dentro de sus fronteras.
Sobre la mesa de Naciones Unidas se plantea ahora una propuesta mucho más ambiciosa en la que los países ya no solo se proponen "reducir" la desigualdad, sino erradicarla. De los ocho objetivos y 21 metas que tenían los ODM se ha pasado a unos ODS con 17 objetivos, 169 metas y 300 indicadores, a cumplir en el plazo de 15 años.
La otra gran novedad que introduce el proyecto es la inclusión de la protección ambiental como uno de sus tres ejes principales, nunca antes abordada en una agenda junto con los problemas de la pobreza. Aunque España también suspende en este aspecto, según las ONG. "El planeta no está en funciones. No hay voluntad para que la sostenibilidad esté en la Agenda", ha dicho Mario Rodriguez, director de Greenpeace España.

Pautas a seguir para cumplir lo prometido

También hay déficit dentro de los propios objetivos. Las ONG denuncian la existencia de algunas cuestiones "de vital relevancia" que los ODS obvian, como el reto de los desplazamientos forzosos y la movilidad internacional de los trabajadores. Aún en estos casos, Oxfam no considera que este sea un argumento válido para justificar la falta de decisión política al respecto.
"Incluso el lenguaje modesto y limitado del objetivo 10 permite abordar algunas cuestiones centrales en este debate en el que España tiene tantas deudas pendientes", afirma el informe.
La derogación del Decreto 16/2012 para acabar con la exclusión sanitaria, reducir la tasa de abandono escolar del 20% actual al 10%, elevar el gasto público en protección social del 0,6% al 1,7% de la media europea, reducir al menos a la mitad el número de víctimas por violencia de género o casi duplicar el porcentaje de energía que proviene de fuentes renovables.
No son metas que nuestro país haya fijado –como sí han hecho otros estados vecinos–, sino indicadores. En el informe presentado junto con Unicef las ONG hacen balance en base a estos y otros datos que consideran esenciales para "el buen rumbo" de nuestro país en la carrera por lograr la meta de los ODS. En la mayoría de los casos,  el análisis es aún desesperanzador.
Con el plazo de 2030 a la vuelta de la esquina, España ve pasar el primer año desde su compromiso con los ODS sin avances significativos. "Cuando el periodo de aplicación de los ODS es tan corto ninguno de estos asuntos puede esperar. Otros, dentro y fuera de nuestro país, ya se están moviendo", concluye Oxfam.
LOS GOBIERNOS DE ESPAÑA NO MIRAN PARA LA POBREZA, MIRAN PARA LA RIQUEZA DE SUS AMIGOS.

No hay comentarios: