Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

viernes, 24 de marzo de 2017

Si Usted Tiene Estas Bombillas En Casa Tiene Que Ver Esto, Usted Y Su Fa...



VEAN VIDEO:
Publicado el 7 mar. 2017
LAS BOMBILLAS AHORRADORAS DE ENERGÍA ESTÁN LLENAS DE MERCURIO. Es una neurotoxina peligrosa que tiene un efecto devastador en los niños y en las madres que esperan. El mercurio afecta el cerebro, el sistema nervioso, el hígado y los riñones.

Tiene efectos perjudiciales en el sistema cardiovascular, inmunológico y reproductivo. La exposición excesiva al mercurio causa temblores, ansiedad, insomnio, pérdida de memoria, dolores de cabeza, enfermedad de Alzheimer y cáncer..

DON JUAN CARLOS GOZA DE BUENA SALUD.



El Rey Don Juan Carlos, con el personal del restaurante Cruz Blanca de Vallecas
    El Rey Don Juan Carlos, con el personal del restaurante Cruz Blanca de Vallecas
Don Juan Carlos pide «el mejor cocido del mundo» en un restaurante de Vallecas.
El Rey sorprendió con su presencia el pasado martes a los clientes de la popular casa de comidas.
«Vengo a comer el mejor cocido del mundo, que me han dicho que se sirve aquí». Con estas palabras el Rey Don Juan Carlos explicó su presencia el pasado martes en el restaurante Cruz Blanca de Vallecas, donde estuvo almorzando con un grupo de amigos.
La mesa para siete comensales llevaba dos meses reservada, pero a otro nombre, y sólo unas horas antes se informó al chef, Antonio Cosmen, de que uno de ellos sería el Rey Don Juan Carlos.
El Rey entró en la popular casa de comidas por una puerta lateral, dio las buenas tardes y sorprendió con su presencia a los clientes que estaban almorzando o apurando el aperitivo. «¡Si te digo a quién acabo de ver entrar en Cruz Blanca Vallecas no te lo vas a creer…!», se oyó comentar por teléfono en el salón.
Atraído por la fama de los guisos, Don Juan Carlos se sentó a la mesa y afirmó que venía a Vallecas «a comer el mejor cocido del mundo, que me han dicho que se sirve aquí». Y es que, entre otros premios, este restaurante recibió uno que le reconoce por preparar el mejor cocido de España.
Tras una entrada de patatas fritas y anchoas, seguidas de croquetas, el Rey y sus acompañantes degustaron el cocido, que Don Juan Carlos pidió tomar «mojado». «Si no hay inconveniente, tengo costumbre de tomar todo el cocido de golpe», aclaró el Rey, y pidió que le sirvieran la sopa con los garbanzos y demás aderezos.
Don Juan Carlos y asus acompañantes, entre los que se encontraba Samantha Vallejo-Nágera, pidieron de postre un plato de frutas de temporada y el chef le ofreció también unas torrijas, típicas en estas fechas.
Cuando el Rey terminó de almorzar, se hizo fotos con el empleados de la casa de comidas, con algunos de los clientes y con vecinos del barrio, que se habían acercado al restaurante para verle en cuanto empezó a correrse la voz de que Don Juan Carlos estaba allí.
PARECE MENTIRA QUE EN SIGLO XXI LA SANGRE AZUL TODAVÍA SEA PRIVILEGIADA Y ADMIRADA. 

PODEMOS SE EQUIVOCA

Diputados presentan un manifiesto en favor de los acusados

Podemos y la violencia.


Afirmar que los agresores “son tan víctimas” como los guardias civiles agredidos en Alsasua es una comparación indigna

El primer despropósito en el que incurrió Podemos en relación a lo ocurrido en Alsasua (Navarra) en octubre de 2016, cuando dos guardias civiles y sus parejas fueron atacados y heridos por un grupo de radicales, fue banalizar el incidente asegurando que se trataba de una mera pelea de bar. Con ello obviaba que los atacantes estaban vinculados al movimiento Ospa, cuyo objetivo es que la Guardia Civil abandone la localidad. Como ratificaron las investigaciones, las víctimas fueron atacadas por su condición de guardias civiles.
Ahora, Podemos equipara a los agresores con las víctimas con el argumento de que, al ser procesados por terrorismo, los acusados son objeto de una persecución injusta. Afirmar que “son tan víctimas” como los guardias civiles agredidos es una comparación indigna. Se puede discrepar de una calificación jurídica, pero la propia justicia tiene mecanismos para expresar esas discrepancias.
No se trata de un hecho aislado. Podemos también insiste en convertir a Andrés Bódalo, condenado por agredir a un concejal, en supuesta víctima de una persecución política. Pensábamos que los tiempos en los que se amparaba y justificaba la violencia habían pasado a la historia. Desgraciadamente, no lo parece. Es urgente que Podemos rectifique.
PODEMOS SE EQUIVOCA,NO ES EL CAMINO PARA LLEGAR A METAS MAYORES,SE ESTÁ QEUDANDO CON LAS ANÉCDOTAS Y SIN TRATAR LOS PROBLEMAS DE LA SOCIEDAD CON PROFUNDIDAD,ESTÁ DECEPCIONANDO A MUYOS SEGUIDORES,SE ESPERABA MUCHO MÁS DE ESTE PARTIDO O MOVIMIENTO.

LA POLÍTICAS SOCIALES SON EL MEJOR REMEDIO CONTRA EL POPULISMO

Frans Timmermans durante la entrevista en su despacho de Bruselas.

“Las políticas sociales son el mejor remedio contra los populismos”.


El político holandés cree que mensajes como el de Dijsselbloem "no ayudan a construir el futuro común".

La Unión Europea vive presa de una tormenta perfecta. Al cóctel de crisis abiertas (la económica, la ola de refugiados, el terrorismo) se sumó en 2016 el Brexit, que precipitó un debate existencial en la familia comunitaria. Aun compartiendo ese análisis, el número dos de la Comisión Europea, Frans Timmermans (Maastricht, 1961), no se arredra. Políglota y europeísta convencido, Timmermans insta a reconstruir los puentes que se han ido derrumbando durante estos años. El socialdemócrata holandés recibió este jueves a EL PAÍS en un despacho repleto de libros y fotografía moderna para hablar del proyecto europeo, que ahora cumple 60 años.
Pregunta. Los ataques terroristas se suceden. ¿Hay que acostumbrarse a esta nueva Europa?
Respuesta. El terrorismo ha sido parte de la sociedad europea por mucho tiempo. Pero no todas las sociedades lo experimentaban. En mi país impresionó mucho la reacción de España a los atentados de Madrid en 2004, tan serena, sin rebelarse contra una comunidad o religión. Aprenderemos a lidiar con ello. Los terroristas son criminales que odian nuestro sistema de vida. Si reaccionamos como España, nunca nos derrotarán. Si empezamos a culpar una religión o una comunidad, ya han ganado a medias.
“Si reaccionamos al terrorismo como España en 2004, nunca nos derrotarán”

P. ¿Ha fracasado Europa en la integración de algunos colectivos?
R. Sí cuando hay jóvenes que aparentemente no se sienten de esta sociedad y que están dispuestos a matar. Pero al mismo tiempo, conozco a muchos jóvenes de comunidades inmigrantes cuyos padres son literalmente iletrados y que tienen uno o dos títulos. ¿Cómo se les puede describir como un fracaso? Son un éxito. Extrapolar ese pequeño grupo a toda la comunidad musulmana es una gran injusticia. Hay problemas, claro. Pero no pongamos a toda la comunidad en la misma órbita.
P. La UE experimenta una crisis existencial cuyo principal símbolo es el Brexit.
R. Estuve en la convención [que culminó en el Tratado de Lisboa, con el artículo 50 para salir de la UE]. Puedo asegurarle que nadie, ni siquiera los británicos, pensó que se invocaría nunca. Se escribió para demostrar que la UE no era una prisión. Ahora tenemos un cambio de paradigma fundamental. Como además ocurre en un momento en que sufrimos la peor crisis económica desde los años treinta y una crisis migratoria sin precedentes, Brexit se convierte en el símbolo de que Europa no cumple. Pero la reacción está clara: los 27 están juntos en esto. En Holanda, los partidos que pedían la salida de la UE dejaron de mencionarlo en campaña porque sabían que la gente no lo quería.
“Me satisface que los jóvenes del sur no abandonaran sus valores”

P. ¿Cree que las elecciones en su país muestran una derrota del populismo?
R. Wilders no fue el más votado, pero el fenómeno es más permanente de lo que admitimos. Él ha ganado apoyo. Y a la izquierda le fue muy mal. Lo que me preocupa es que cada vez construimos menos puentes. Nos quedamos con la gente que piensa como nosotros. Es una tendencia ligada al populismo, se ve en Estados Unidos y en otros países. Pero lo que hace funcionar a la Unión es que, aun siendo diferentes, nos sentamos en una mesa y encontramos un compromiso. Hay que volver al compromiso como herramienta política en lugar de hablar de ganadores y perdedores en la UE.
P. ¿Por qué caen esos puentes?
R. Con la crisis, llega el concepto de riesgo moral. Las palabras de Jeroen Dijsselbloem [el presidente del Eurogrupo, que señaló que los países del sur no pueden gastar el dinero “en alcohol y mujeres” y luego pedir ayuda] lo demuestran. Pensamos según nuestro bagaje cultural y no tenemos suficiente sensibilidad hacia los otros. Eso no ayuda a construir un futuro común. Creí que lo habíamos superado, pero no: en el norte la gente piensa que en el sur son perezosos y en el sur piensan que no se les respeta. Hay tanto sinsentido... Si se miran las horas de trabajo, en el sur son casi el doble. Es un problema de productividad, no de esfuerzo.
“Nadie pensó que se invocaría nunca el artículo 50 para salir de la UE”

P. ¿Ejemplos como este explican el mal resultado de la socialdemocracia en Europa?
R. La razón de ser de la socialdemocracia es mejorar la situación de la gente. Para eso necesitas un ascensor social. Y ahora, por primera vez, las clases medias creen que hay un ascensor, pero que solo te puede llevar hacia abajo. Todas las premisas de nuestras sociedades, incluidas las ideas de Felipe González, se basaban en mejorar la situación de la gente. Ahora, la clase media no quiere acercarse a los de abajo por si los arrastran. Eso mina la solidaridad y perjudica a los socialistas.
P. Pero la clase media empeora, no es solo un temor.
R. Por supuesto, es una realidad para muchos. ¿Pero es inevitable? Creo que no. Martin Schulz ha devuelto los temas sociales a la actualidad y le va bien. Para el futuro de la UE será esencial la Europa social porque eso es lo que busca la gente: que sus hijos no estén peor que ellos. Ahí tenemos que estar los socialdemócratas. Si no, no confiarán en nosotros para gobernar.
P. ¿Cómo afronta la UE las violaciones del Estado de derecho que se observan en países como Polonia y Hungría?
R. No excluyo ninguna medida, pero tengo que cuidar cuándo uso cada instrumento. El Gobierno polaco fue democráticamente elegido porque su campaña se basó en asuntos sociales. La oposición había negado los sentimientos de la gente que se sentía abandonada. Por eso digo que las políticas sociales —cuidados infantiles, sanidad…— son el mejor remedio contra los populismos. Los nacionalistas, los populistas... necesitan enemigos. No les demos excusas para considerarnos a nosotros. Pero tampoco nos rindamos.

El sur es más inmune a los extremismos

La crisis de refugiados tensó al máximo las costuras del club comunitario en 2015. Y muchos movimientos populistas aprovecharon el caos para fortalecer sus discursos xenófobos. Frans Timmermans es consciente de cómo crecieron esas fuerzas políticas —incluso cómo contagiaron a algunos partidos mayoritarios— al calor de la llegada de extranjeros. “El impacto es enorme. Se ha reavivado un elemento de identidad, muy sensible en la historia europea, porque casi todos los refugiados eran musulmanes. Al mismo tiempo, hubo muchas muestras de solidaridad”, añade para dejar claro que en países como Alemania o Suecia —los mayores receptores de asilados—, el sentimiento mayoritario de la población escapaba a esos impulsos xenófobos.
El vicepresidente comunitario llama la atención sobre un fenómeno paradójico: los partidos extremistas prosperan en territorios que no son precisamente los más desfavorecidos. “Se dice que la extrema derecha surge por la pobreza. Pero no. ¿Cuáles son los países más afectados por la crisis económica? En España, Portugal, Chipre o Irlanda, la extrema derecha es inexistente. En Grecia es marginal. Y en Italia solo está en la parte rica”, reflexiona.
El político socialdemócrata elogia el comportamiento del sur de Europa tras los embates de la crisis. “¿No es increíble que no hubiera una revolución en España o en Grecia? Los jóvenes, incluso sin trabajo, se sentían responsables de la sociedad. Me satisface que no abandonaran sus valores. En el norte de Europa, a veces los abandonan”, lamenta.
EL POPULISMO SURGE POR LA DESIGUALDES SOCIALES Y VIENEN TRAS UNA GRAN CRISIS QUE CREAN LOS NEOCAPILISMOS ASI SE VE A LO LARGO DE LA HISTORIA Y NOSOTROS VAMOS DE CABEZA AL POPULISMO.NO ES NADA NUEVO, Y ESTO TRAE LA RUINA Y LAS GUERRAS.

EL PAPA ALERTA DEL RIESGO DE MUERTE DE LA UE

El papa Francisco, de espaldas, ante los líderes de la UE

El Papa alerta del riesgo de muerte de la UE.


El Pontífice ofrece un discurso muy crítico ante los líderes europeos y alerta sobre los populismos, la gestión de la inmigración y la negligente gestión de la pobreza en las periferias.

El escenario y el momento constituían el propio guion de un discurso esperado. Celebración de los 60 años de los Tratados de la Unión Europea y todos sus líderes reunidos en el Salón Regio del Palacio Apostólico del Vaticano ante el papa Francisco, el primer pontífice no europeo de la historia. De este modo, Jorge Mario Bergoglio, en un minucioso y cuidado discurso político ha desgranado este viernes todos los males que asolan al club comunitario: populismo, empobrecimiento, dejadez en el conflicto de la inmigración y tendencia a homogeneizar las diferencias. Un organismo político, dijo, en plena madurez, pero “llamado a un replanteamiento, a curar los inevitables achaques que vienen con los años y a encontrar nuevas vías para continuar su propio camino”. Un tirón de orejas, pero con el elemento constructivo y de esperanza al que obliga un aniversario.
El discurso del Papa ha comenzado tras las intervenciones del primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, y del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, que han reconocido los problemas por los que atraviesa la UE y la necesidad de buscar soluciones a nuevos desafíos. “Europa no siempre ha mostrado su mejor cara al mundo”, ha admitido el primer ministro Italiano ante el resto de líderes europeos. Unas palabras que anticipaban y parecían aceptar las culpas respecto a las crítica que iban a llegar a continuación.
El discurso, notablemente severo con la situación actual, ha comenzado invocando a los padres fundadores de la UE —con referencias a Adenauer o al Ministro de Asuntos Exteriores francés Pineau— para interrogarse por hasta qué punto se han respetado o traicionado sus ideas y los riesgos que entrañaría la desorientación. “Cada organismo que pierde el sentido de su camino, que pierde este mirar hacia delante, sufre primero una involución y al final corre el riesgo de morir”.
Pero especialmente, el Pontífice ha rebuscado en el pasado para constatar lo lejos que, cada vez más, están las instituciones de la gente a la que representan. “A menudo se tiene la sensación de que se está produciendo una separación afectiva entre los ciudadanos y las Instituciones europeas, con frecuencia percibidas como lejanas y no atentas a las distintas sensibilidades que constituyen la Unión. […] Los Padres fundadores nos recuerdan que Europa no es un conjunto de normas que cumplir, o un manual de protocolos y procedimientos que seguir. Es una vida, una manera de concebir al hombre a partir de su dignidad trascendente e inalienable”.
Los tiempos de la fundación no son los que corren hoy. Un periodo que el Pontífice definió como un periodo de crisis —“de la familia, económica, de la inmigración…”— que, sin embargo, puede interpretarse como un tiempo de desafío y oportunidad para desarrollar las herramientas que subyacen en los tratados como la solidaridad: “El mejor antídoto contra los modernos populismos. Los populismos, al contrario, florecen precisamente por el egoísmo […]. Es necesario volver a pensar en modo europeo, para conjurar el peligro de una gris uniformidad o, lo que es lo mismo, el triunfo de los particularismos. A la política le corresponde ese leadership ideal, que evite usar las emociones para ganar el consenso”.
La última vez que el Papa se había encontrado con los líderes europeos, les reprendió duramente por la crisis humanitaria desencadenada por la torpe gestión de la inmigración. Hoy ha insistido en una cuestión que no debe tratarse como “si fuera sólo un problema numérico, económico o de seguridad”. “Ahora se discute sobre cómo dejar fuera los peligros de nuestro tiempo: comenzando por la larga columna de mujeres, hombres y niños que huyen de la guerra y la pobreza, que sólo piden tener la posibilidad de un futuro para ellos y sus seres queridos.
Al final de su discurso, Jorge Mario Bergoglio, un Papa llegado del fin del mundo, como el mismo dijo, se ha acordado de las periferias: culturales, sociales y económicas. “No existe verdadera paz cuando hay personas marginadas y forzadas a vivir en la miseria. No hay paz allí donde falta el trabajo o la expectativa de un salario digno. No hay paz en las periferias de nuestras ciudades, donde abunda la droga y la violencia”, ha asegurado Francisco, que venía este viernes de un viaje a Milán donde ha presenciado de primera mano dicho problema. Al final del acto, todos los líderes se han hecho la foto de grupo en la Capilla Sixtina, con el simbólico telón de fondo del Juicio Final.
LOS LIDERES EUROPEOS COMO ESTAN SORDOS LAS PALABRAS DEL PAPA LES ENTRA POR UN OIDO Y POR OTRO LES SALEN, YO,VEO LO MISMO QUE EL PAPA EUROPA VA HACIA LA DESINTEGRACIÓN SI NO PONEN REMEDIO.

TRUMP,AL BORDE DEL MAYOR FRACASO CON LA REFORMA SANITARIA

Trump, al borde de su mayor fracaso con la reforma sanitaria.


Los halcones republicanos quiebran la mayoría republicana y se niegan a aceptar la propuesta del presidente. La votación es hoy a las 15.30 hora local.

Donald Trump está a punto de sufrir su mayor humillación pública. La votación de la reforma sanitaria, prevista para las 15.30 locales en la Cámara de Representantes, camina hacia el fracaso. Pese a las presiones y amenazas lanzadas por el multimillonario, el Freedom Caucus, que reúne a una treintena de radicales herederos del Tea Party, mantiene su negativa a aprobar la ley en los términos ofrecidos por el presidente de Estados Unidos. Su rechazo quiebra la mayoría republicana y ha llevado a su líder en la Cámara, Paul Ryan, a acudir de urgencia a la Casa Blanca para tratar de salvar la situación. Un fracaso hoy, en el primer examen parlamentario de Trump, no solo dejaría en evidencia su debilidad, sino que pondría en la picota otros grandes proyectos como la reforma fiscal, el plan de infraestructuras (un billón de dólares) y las leyes migratorias.
La demolición del Obamacare ha sido durante años la bandera que ha unido a las huestes republicanas. Desde que en 2010 el presidente demócrata sacará adelante su proyecto, los conservadores lo han considerado compendio de los males de la izquierda. Da igual que haya extendido la cobertura a 20 millones de personas o que haya puesto veto a la cruel práctica de las aseguradoras de rechazar o esquilmar a pacientes con dolencias previas. Para los republicanos el sistema desarrollado por Obama ataca la raíz de su ideología: amplia la burocracia federal, ahonda el déficit y acaba con la libertad de elección.

Trump, con instinto político, supo monopolizar este malestar. En campaña y como presidente golpeó sin compasión la criatura de Obama y anunció que sería él y nadie más quien la sacrificaría. A principios de marzo, cuando el líder republicano en la Cámara de Representantes, Paul Ryan, presentó el proyecto alternativo, el presidente se lo apropió políticamente. Tras el fracaso judicial de su veto migratorio y con las llamas del escándalo ruso cercándole, la reforma sanitaria se volvió su gran válvula de escape.
El proyecto apadrinado por Trump se define por eliminar la obligatoriedad del seguro médico, congelar el programa para los más desfavorecidos y demoler el aparato impositivo que nutre la red asistencial. La deconstrucción es profunda pero no completa. Sigue prohibiendo a las aseguradoras rechazar a un paciente con enfermedades previas y da largos plazos para desmantelar la obra de su antecesor.
La Oficina Presupuestaria del Congreso, un organismo no partidista y cuyos estudios gozan de reconocimiento general, ha establecido que la aplicación del plan republicano supone dejar sin seguro médico a 14 millones de personas el año próximo y 24 millones en una década, lo que elevaría la población sin cobertura a 52 millones. También implicaría una subida de las pólizas del 15% al 20% para los dos próximos años. Todo ello ha sido desmentido por la Casa Blanca, que insiste en que nadie quedará sin asistencia, y que ha tomado como única referencia del estudio el ahorro que implica su proyecto: 155.000 millones de dólares en una década.
Para los radicales nada de esto vale. Su obsesión es que se abaraten los seguros médicos. Con este fin piden que se eliminen las denominadas prestaciones sanitarias esenciales incluidas por ley en las pólizas y que comprenden la medicina preventiva, la atención de urgencias, la estancia hospitalaria, los cuidados mentales y la maternidad. Sólo si se retiran estos elementos están dispuestos a aceptar la reforma. La petición es prácticamente suicida. Como ha recordado Paul Ryan, si se acepta, la reforma nunca podrá superar el filtro del Senado, donde la mayoría republicana es exigua (52 contra 48) y los moderados ya han anunciado que rechazarían una ley deshuesada hasta tal punto.
Las negociaciones para superar el bloqueo son frenéticas. Trump, el vicepresidente Mike Pence y todas las fuerzas de la Casa Blanca intentan sacar adelante el proyecto. Pero los halcones, los últimos supervivientes del Tea Party, se han hecho fuertes en el no y están dispuestos a sacar tajada. Si en las próximas horas Trump no logra que se apruebe su reforma sanitaria, habrá sufrido mucho más que un descalabro parlamentario.
TRUMP GOBIERNA EEUU COMO SI SE TRATARA DE SU PROPIA EMPRESA Y ESO NO VA A RESULTAR.

artistamiyares: EL BULO EN LAS REDES SOCIALES. (José Ángel Miyares...

artistamiyares: EL BULO EN LAS REDES SOCIALES. (José Ángel Miyares...: Foto: José Ángel Miyares Valle   "NO TODO ES CIERTO". Me parece que la gente se está cansando de tanta tontería en las ...