Páginas vistas en total

Follow by Email

sábado, 11 de enero de 2020

SÁNCHEZ DESAIRA AL REY Y NO LE COMUNICA EN PERSONA LOS MINISTROS.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Sánchez desaira al Rey y no le comunica en persona los ministros

El presidente sugiere que hará por teléfono mañana la preceptiva comunicación oficial.

Cuarenta y ocho horas después de prometer «lealtad al Rey» y «guardar y hacer guardar la Constitución», el presidente del Gobierno ha hecho un nuevo desaire a Don Felipe. Por un lado, Pedro Sánchez anunció el jueves que mañana, domingo, comunicaría al Rey la composición de s u Gobierno y que después comparecería ante la prensa. Pero, por otro lado, empezó a filtrar el mismo jueves –y continuó ayer– los nombres de los ministros a los medios de comunicación. De hecho, ya se sabe quiénes serán diecinueve de los miembros de su gabinete.
Después, en respuesta a las críticas que suscitó su forma de proceder con el Rey, aclaró a través de la agencia Efe que «el jefe del Ejecutivo ha ido trasladando al Monarca la identidad de las personas que van a estar al frente de sus ministerios antes de que su decisión fuera conocida por la opinión pública».
Es decir, que el Rey ha sido el primero en conocer el nombre de cada ministro, pero ha sido informado por el presidente del Gobierno a través de un sistema que, en cualquier caso, rompe con la seriedad del procedimiento que ha imperado desde que se restauró la democracia en 1977 y, según el cual, el presidente del Gobierno comunica al Jefe del Estado en persona la lista completa de los ministros que formarán su Gabinete. Un procedimiento con el que se ha dado cumplimiento al artículo 62.e de la Constitución, según el cual «corresponde al Rey nombrar y separar a los miembros del Gobierno, a propuesta de su presidente».

Cumplir el trámite


Para que el Rey pueda nombrar a los ministros propuestos por Sánchez, es necesario que el presidente del Gobierno le comunique oficialmente el listado completo de los miembros del nuevo Gobierno. Es decir, el hecho de que el presidente haya mantenido informado al Rey de la composición del Ejecutivo no significa que no tenga que hacer la comunicación oficial preceptiva.
Aunque lo habitual es que el jefe del Ejecutivo se traslade a La Zarzuela y realice en persona esta comunicación oficial, La Moncloa insinuó ayer que Sánchez podría hacerlo por teléfono. Según el teletipo de Efe, para efectuar esa comunicación, Sánchez «puede acudir a La Zarzuela o cumplimentar ese trámite por teléfono, una opción esta última que gana enteros ante el hecho de que ya se conozca la práctica totalidad de los ministros». Lo que sí se mantiene es la comparecencia de Sánchez mañana ante los medios.
Además de que el Rey reciba la comunicación oficial del presidente –ya sea en persona, por teléfono o por cualquier vía homologada–, a partir de ese momento Moncloa deberá poner en marcha el procedimiento habitual y enviar a La Zarzuela los Reales Decretos con el nombramiento de cada uno de los más de veinte ministros que formarán el nuevo Gobierno. Don Felipe, que ya habrá recibido la comunicación oficial de Sánchez, sancionará entonces esos decretos, y la Jefatura del Estado los tramitará para que, al día siguiente, se publiquen en el Boletín Oficial del Estado, y los nuevos ministros puedan acudir a jurar o prometer sus cargos ante el Rey.

No figura en la agenda

En cualquier caso, la Casa del Rey aún no ha incluido en su agenda semanal de actos con cobertura pública la ceremonia de jura o promesa de los nuevos ministros. Zarzuela envió ayer la agenda de la próxima a los medios de comunicación, pero en la jornada del lunes no figura ningún acto. Lo más probable es que cuando reciba la comunicación oficial del presidente del Gobierno, la Casa del Rey envíe una ampliación de agenda y convoque a los medios de comunicación habituales para la cobertura de dicho acto.
Esta no es la primera vez que Sánchez se salta el procedimiento habitual de la democracia. En su primer gobierno, acudió a La Zarzuela a las cinco y media de la tarde del 6 de junio de 2018 para informar al Rey y a las siete de esa misma tarde compareció ante la prensa, pero 48 horas antes ya se conocían los nombres de casi todos sus ministros. La otra excepción fue el también socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que filtró los nombres la víspera de comunicárselo a Don Juan Carlos en las dos ocasiones en las que formó gobierno, en 2004 y 2008.
VAMOS CAMINO DE AL TERCERA REPÚBLICA.

No hay comentarios: