Páginas vistas en total

Follow by Email

viernes, 10 de enero de 2020

INOCENCIA ROBADA por José Ángel Miyares Valle

 
¿QUÉ HACEN LOS GOBIERNOS?
Es un mal que recorre  parte de nuestra juventud mas allá de lo que nos pensamos padres y educadores con un futuro muy peligroso y autodestructivo.
Un grupo de 55 chicas entre 13 y 17 se divertían pasando fotos personales de contenido insinuante y desnudos provocativos a sus amigos de confianza y parece que se divertían a perder la inocencia. Me resulta muy triste, que esta juventud tenga como parte de su divertimentos mostrar sus encantos personales sin ningún pudor, ni rubor y como una forma de relacionarse con sus amigos y además muy peligrosa por posibles embarazos y enfermedades venéreas que proliferan frecuentemente hoy en día tanto por la promiscuidad existente como por la pérdida de personalidad ,dignidad y autodisciplina.
A esto hay que añadir los juegos que los jóvenes practican en sus reuniones de confraternización, además de ponerse hasta las trancas de alcohol y alguna droga y ya una vez perdido el sentido, se ponen a jugar a la ruleta y el muelle del amor que consiste chicos y chicas desnudos en pasar de joven en joven sentado en una silla para hace el amor ganando el que más resistencia tenga en este lance amatorio. ¿Y me pregunto si a tan tierna edad tienes esta forma de pensar y actuar? ¿qué puedes hacer a lo largo de tu vida?¿podrás formar una familia, puedes querer a alguien sinceramente fuera del placer espontáneo por su valía y seriedad? ¿Puedes ser equilibrado  en tu pensamiento y forma de hacer y guiarte por la vida?¿ser responsable, sacrificado?
Se habla que muchos de los jóvenes de 11 años ya  son consumidores de pornografía a través de sus teléfonos y naturalmente no es lo más adecuado para un adolescentes en desarrollo corporal y mental donde debe aprender a controlar sus pasiones, ponerse limites y metas pues esta costumbre, le resta capacidad de concentración en estudios y relaciones sociales con sus semejantes.
Naturalmente los padres cuando se enteran de estas cosas echan las manos a la cabeza y los profesores están muy preocupados por esta fiebre que ha entrado en algunos centros de enseñanza y se extiende como la pólvora, a todo esto cuando el rio de la incontinencia se ha apoderado de la persona no precisamente para controlar su cuerpo y el despertar pasional, llega el momento del hastío, vacio en la vida, carencia de alicientes ya que no encuentra sentido a nada de lo que hace o la sociedad le obliga a hacer, colmándole de agobio y descontrol ligado a una juventud sin aliciente alguno ni metas a alcanzar, y se puede encontrar en un callejón  sin salida hastiado por todo, abandono de estudios, desmotivado y si a eso se añade los juegos de reto de autolesiones pude llegar al suicidio ,que por cierto se da con más frecuencia de lo que se comenta ,pues se calla porque es un fracaso estrepitoso de la sociedad por no saber educar a los hijos como personas de bien hacer y auto organizarse en la vida, al ser unos seres extraños por falta de comunicación y confianza mutua en la familia.
Este fracaso es de toda la sociedad, no es sólo de los padres y profesores, es la purulencia de una sociedad enferma que vive más de los externo, del falso hedonismo y no esta preparada para el sacrificio y retos que nos presenta la vida,  ni los padres ni los educadores pueden y mucho me temo que este gran mal vaya a más, si no tomamos en serio  este gran problema.
Nuestros jóvenes son los padres del futuro y deben de formarse para lograr una sociedad sana y equilibrada, en nuestras manos está.
 

No hay comentarios: