Páginas vistas en total

Follow by Email

martes, 31 de diciembre de 2019

LAS RADIACIONES DE LAS PANTALLAS DE LOS ORDENADORES MATAN

PRODUCEN CANCERES DE GARGANTA Y CABEZA.
Los tres factores de riesgo que presentan los ordenadores son: las radiaciones, la electricidad estática y la ionización; y las pantallas son la principal fuente de radiación.
A partir de unos estudios realizados en Suecia, donde se observó un incremento de la leucemia, tumores cerebrales y otras patologías parecidas entre la población expuesta a más de 200 nanoteslas (nT), surgió la normativa recomendada para que los monitores no emitieran más de 200 nT a una distancia de 30 centímetros.
Las pantallas que aparecen en el mercado con la etiqueta de baja radiación, se ajustan a este límite. A pesar de que el usuario sigue recibiendo una dosis. Esta recomendación se hizo internacional con las siglas MPRII, que garantiza un monitor de bajas radiaciones.
La electricidad estática es un problema más simple de solucionar. Los ordenadores convencionales tienen que tener una buena instalación de toma de tierra, ya que el usuario recibe gran cantidad de electricidad estática que sobrecarga el cuerpo hasta provocar trastornos nerviosos, ansiedad o irritabilidad, llegando a incluso a la depresión.
Varios profesionales en el área, sostienen que la solución está en los enchufes, que han de tener una buena toma de tierra. Si se utilizan ladrones, tienen que ser de continuidad de toma de tierra. Los filtros antiestáticos no sirven de nada si no existe esa buena conexión.
Las impresoras emiten radiaciones, pero sólo cuando están funcionando. Es suficiente con que estén a un metro y medio de distancia para que las radiaciones no alcancen al usuario. Si está colocada encima de la mesa, conviene desenchufarla cuando no se está utilizando.
El aire tiene asimismo cargas eléctricas positivas y negativas. Las radiaciones hacen que éstas se descompensen con una ionización positiva y el entorno pierda calidad.
ESTO NO SE HABLA PERO ES CIERTO PODUCEN CÁNCERES DE TIROIDES ENTRE OTROS.

No hay comentarios: