Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

lunes, 17 de julio de 2017

ESPAÑA SIGUE A LA COLA DE LA UE EN INDICADORES SOCIALES PESE A LA RECUPERACIÓN.

Centro para personas sin hogar del Ayuntamiento de Madrid.

Centro para personas sin hogar del Ayuntamiento de Madrid

España sigue a la cola de la UE en indicadores sociales pese a la recuperación


El porcentaje de población en riesgo de pobreza ascendió el año pasado al 22,3%

La recuperación va por barrios. España sigue a la cola de Europa en los indicadores sociales, y en muchos casos está muy lejos de recuperar los niveles precrisis, según un informe que ha presentado hoy la Comisión Europea. Hay un alud de datos demoledor para un país que se recupera a tasas del 3% pero que no consigue salir de los puestos de cola todo lo relacionado con el mercado laboral y en otros indicadores sociales, como la pobreza o la exclusión social. Un solo dato permite contar toda la historia: el desempleo en España sigue rondando el 20% --solo Grecia y su crisis oceánica están a la altura--, mientras que no alcanza el 5% en Alemania, República Checa, Hungría, Malta y Reino Unido. El nivel de empleo sigue siendo muy inferior al previo a la crisis. En España hay más trabajo a tiempo parcial involuntario (en torno a un 60%), las tasas de empleo temporal son las más altas de la UE (10 veces más que en los mejores países) y figura a la cabeza en subempleo y el empleo juvenil, siempre de la mano de Grecia. Y eso después de tres reformas laborales en cinco años.
Los indicadores sociales son tan preocupantes como los de empleo. El porcentaje de población en riesgo de pobreza sigue al alza: cerró 2016 en el 22,3%, cinco puntos por encima de la zona euro, frente a tasas inferiores al 20% antes de la crisis. El impacto de las transferencias sociales en la reducción del desempleo deja mucho que desear en relación con el resto de los países del euro. Y la desigualdad persiste en niveles muy elevados: el índice Gini (que mide la desigualdad de ingresos dentro de un país: 100 es la desigualdad máxima; una sociedad totalmente igualitaria tendría un índice 0) apenas bajó una décima el año pasado, y se situó en el 34,5. Antes de la crisis estaba en el 32. La eurozona en su conjunto no tiene esos lacerantes índices de desigualdad: el índice Gini se situó en el 30,8 en 2016, ligeramente más elevado que en 2008.

Los indicadores de empleo y sociales de la Comisión muestran tendencias positivas en el último año, aunque ponen el acento en que el legado de la crisis es particularmente duro para los jóvenes, que tienden a tener más dificultades para encontrar empleos y cuando lo hacen es en condiciones más precarias, con contratos temporales y bajos niveles de cobertura social. "La economía vuelve a crear empleo y crecimiento. Pero los jóvenes van a vivir peor que sus padres si estas tendencias se consolidan a no ser que hagamos algo rápido", ha dicho la comisaria de Empleo, Marianne Thyssen.
Bruselas pide lo de siempre: reformas en el mercado laboral y en las pensiones, más políticas activas en el mercado de trabajo (ámbito en el que España se compara especialmente mal con el resto de la UE) y un diseño adecuado de los beneficios de la protección social.
España ha hecho dos reformas de pensiones y tres reformas laborales en lo que va de crisis. El relato en Bruselas es que ese impulso reformista está detrás del fuerte incremento del PIB –que avanza a ritmos del 3%-- y de la creación de empleo de los últimos trimestres, pero lo cierto es que la temporalidad, el subempleo y los índices de pobreza y exclusión social no terminan de mejorar. ¿Puede haber un vínculo entre esas reformas y la precariedad? Thyssen no lo cree. “La necesidad de reformas es aún mayor en algunos países: España no debe ser complaciente y debería seguir aprobando reformas y aplicando las ya aprobadas. La mejoría de la economía española es bien visible. Aunque no el Gobierno no debería olvidar las inversiones y otras políticas para crear más empleo”, ha dicho la comisaria ante la prensa.
TENEMOS UN GOBIERNO Y EMPRESARIADO QUE NO NOS LO MERCEMOS, MUY VOLCADO CON LOS PROBLEMAS SOCIALES, TODO PARA ELLOS ¿QUÉ VA  A PASAR CON LAS PENSIONES?¿HABRÁ AL FIN UNA REBELIÓN SOCIAL EN OTOÑO O SEGUIREMOS FLUORIZADOS  Y POR TANTO DOMESTICADOS Y CARENTES DE VOLUNTAD SOLIDARIA?
 

No hay comentarios: