Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

jueves, 8 de junio de 2017

INTELECTUALES Y EXDIRIGENTES DE IZQUIERDA CRITICAN LA CENSURA DE PODEMOS

Irene Montero, portavoz parlamentaria de Podemos, y José Luis Ábalos, portavoz del PSOE, en el Congreso

Intelectuales y exdirigentes de izquierda critican la moción de censura de Podemos.


La plataforma Actúa promueve la unidad de las fuerzas progresistas.

“Una moción de censura sí, pero no así”. El “chapapote” de la corrupción del PP reclama una moción, pero construida con “diálogo, negociación y acuerdo” entre los partidos progresistas, y no para “retratar” a otras fuerzas. La crítica la formula el exlíder de IU Gaspar Llamazares, como portavoz de Actúa, una plataforma de intelectuales y políticos que promueve junto al exjuez Baltasar Garzón para llamar a la unidad de la izquierda y que no descarta dar el salto electoral. Su petición de una moción negociada la apoyan Compromís y a un sector de Podemos.
“Una moción de censura no se presenta, se construye. Y la de Unidos Podemos tiene un déficit de construcción importante. La moción es un proceso constitucional que significa un programa y un candidato alternativo. Aquí no hay un programa negociado con nadie”, critica Llamazares. El portavoz de IU en el Parlamento de Asturias ejerce de portavoz de Actúa, una plataforma que el político promueve junto a Baltasar Garzón y la periodista Teresa Aranguren, y en la que participan, entre otros, el exdirector de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza, el magistrado emérito del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín, el exrector de la Universidad Complutense Carlos Berzosa y la abogada Cristina Almeida.
La iniciativa, cuya puesta de largo se celebra con un acto este sábado en Madrid, llama a un entendimiento de las fuerzas progresistas “a la portuguesa”, esto es, inspirada en el pacto del Gobierno portugués que aglutina al Partido Socialista, el Partido Comunista y el Bloco de Esquerda, aunque luego lo hace extensible también a otras fuerzas.
“Proponemos una alianza regeneradora, más que progresista, porque no hay una mayoría progresista en estos momentos en España”, explica Llamazares. “El planteamiento es que haya diálogo político en la izquierda, en primer lugar, y luego se abra a otros”, indica. La apelación, por tanto, se dirige primero al PSOE, a Unidos Podemos y a otras fuerzas como Compromís, pero luego tampoco excluye a Ciudadanos. Parte de los integrantes en esta plataforma participaron, tras las pasadas elecciones generales, en un manifiesto que llamaba a un acuerdo de Gobierno entre PSOE, Podemos y Ciudadanos. "La mayoría social en España no es del PP. Pero está en el Gobierno porque los representantes del sector progresista y regenerador no han sabido ponerse de acuerdo", reflexiona Baltasar Garzón.
La plataforma propone que las fuerzas progresistas se pongan de acuerdo primero en una “base de programa de resistencia al PP” para hacer oposición, que incluya medidas de regeneración y participación política, transparencia, derechos sociales y laborales; y, después, que esa base sirva para “ir madurando una moción de censura”.

Invitados en la iniciativa contra Cifuentes


La moción de censura de Unidos Podemos contra Mariano Rajoy tiene su prolegómeno en la moción contra la presidenta madrileña Cristina Cifuentes, cuyo debate se celebra hoy en la Asamblea de Madrid. La cúpula de Podemos, con Pablo Iglesias a la cabeza, asiste hoy al debate para arropar a la candidata a la presidencia de la comunidad, Lorena Ruiz-Huerta, en una moción que fracasará, igual que la estatal, pero a la que el partido fía erigirse ante los ciudadanos como única alternativa al PP.

En una estrategia que la formación seguirá también en la moción estatal, el grupo parlamentario de Podemos Madrid ha invitado a casi cuatro decenas de personas al debate en la Asamblea madrileña. Además de los principales dirigentes de Podemos, estarán presentes concejales y alcaldes de formaciones de la órbita de Podemos, así como sindicalistas, afectados por el ERE de Coca-cola y de Telemadrid y miembros de las mareas.

Ahí surge la discrepancia con la iniciativa contra Mariano Rajoy presentada por Unidos Podemos que se debatirá el próximo día 13 de junio, porque esta “se utiliza en forma de reprobación de partido”, en lugar de haber buscado un acuerdo real con otras fuerzas, principalmente el PSOE. El partido de Pablo Iglesias sumará a sus 67 diputados solo los votos afirmativos de Compromís (cuatro diputados) y ERC (nueve escaños). El PSOE ya ha decidido que se abstendrá, según su nuevo portavoz parlamentario, José Luis Ábalos.

Sin consenso

“Queremos que la izquierda no se apunte los tantos individuales, que los pierde casi todos, sino que lo haga de forma colectiva. La moción de Unidos Podemos es por eso un error. No por la moción en sí, sino porque se haga en solitario, que es tanto como no hacerla”, opina Cristina Almeida, otra de las integrantes de la plataforma.
Los impulsores de Actúa quieren expulsar al PP del Gobierno con una moción viable fruto del acuerdo, aunque entiendan como “honesta” también la planteada por Podemos, en palabras de Garzón. “No ha habido un consenso previo y eso es grave. Es lo que impulsa que nazca Actúa. Yo, como ciudadano, estoy muy indignado de que existiendo una mayoría de progreso no sean capaces de consensuar un programa de mínimos”, lamenta el exjuez.
Actúa nace como plataforma de debate, pero no descarta convertirse en una opción electoral si sus demandas no prosperan. “Si tenemos que tomar esa opción, sin duda lo haremos, pero eso será en su momento”, apunta Garzón.
ME TEMO QUE DESGASTEN LA IMAGEN DE PODEMOS PERO TIENEN LA RAZÓN DE SU LADO AUNQUE DEBÍAN DE HABER SIDO MÁS CONSENSUADA O ESPERAR A OTRO MOMENTO MÁS  PROPICIO.

No hay comentarios: