Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

viernes, 30 de junio de 2017

ELEGÍA POR LA CORDURA (José Ángel Miyares Valle)


Foto: José Ángel Miyares Valle
 
ELEGÍA POR  LA CORDURA

Oigo trompetas anunciadoras de muerte,

los reyes de la  parca ya no dialogan,

se han vuelto huraños, taciturnos, taimados,

desafiantes, provocadores, insultantes.

Quieren ver qué hacen sus juguetes

ahora silenciosos, inertes en sus baluartes,

cuando manos insensatas los despierten...

Serán monstruos que rugen en el firmamento,

llevando su carga mortífera de horror,

de tragedia sanguinaria, cruenta.

Donde a la escucha de su trayectoria,

te paraliza el corazón en pechos angustiados,

en espera de la  lluvia mortal,

venida desde el cielo, de lo ignoto,

de aniquilación sobre las ciudades,

hombres, mujeres y niños,

cual un macabro juego se tratara.

Presumen de padre y madre bomba,

los mandamases de la mayores potencias,

las más grandes, la más destructoras, mortíferas.

¿Acaso han  perdido ,nuestros llamados protectores, la  razón?

¿Por qué hombres quieren jugar a la guerra como niños,

con juguetes sólo diseñados para la muerte?

¿Acaso el universo, los astros o cambio climático

los ha vuelto locos, han olvidado la historia?

O el plan es tan macabro que directrices ocultas

de prebostes y fuerza fácticas han diseñado

el plan selectivo del exceso de población.

Primero crisis y ahora aniquilación

para los más desprotegidos, humildes,

una vez desarraigados de los bienes materiales,

no siendo necesarios para el trabajo

ya  está la robótica, tecnología...

¡Acabemos con las cargas sociales

para una sociedad hedonista y rica¡.

Hoy lloro por esta sociedad errática, desnortada,

que parió tanta monstruosidad

de jefes vacuos, inconscientes, irresponsables,

autodestructiva, carente de valores humanos,

materialista, hedonista ,insolidaria, deshumanizada, engañosa ,

y pido a la fuerza invisible que rige el universo,

cordura para el hombre y esperanza para el niño

sosiego para el anciano y consuelo para el pobre.

¡Oh gran dios del universo, escucha mi llanto,

y bríndanos  la Esperanza de tu canto¡

¡Yo te conjuro¡.

José Ángel  Miyares Valle

No hay comentarios: