Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

domingo, 21 de mayo de 2017

MAY TROPIEZA CON LOS JUBILADOS.


Un grupo de manifestantes laboristas junto a la sede de la Asociación Conservadora de Ealing mientras Theresa May pronunciaba un discurso, este sábado en el oeste de Londres
Un grupo de manifestantes laboristas junto a la sede de la Asociación Conservadora de Ealing mientras Theresa May pronunciaba un discurso, este sábado en el oeste de Londres

May tropieza con los jubilados
Caída brusca en los sondeos tras endurecer la ayuda a domicilio a los pensionistas.
«A los jubilados ni tocarlos». Esa máxima empieza a ser básica para todo candidato que quiera ganar unas elecciones en unos países occidentales cada vez más envejecidos, donde el voto de los mayores, que acuden a las urnas mucho más que los jóvenes, puede decantar unos comicios. El pasado jueves Theresa May presentó un programa electoral en el que anunciaba varias medidas antipáticas para con los jubilados. Lo ha pagado de inmediato en las encuestas: su ventaja sobre Corbyn ha caído a 9 puntos, la menor desde que convocó las elecciones. Contaría así con una mayoría en los Comunes de 46 diputados, no los más de cien que se esperaban.
Cuando a mediados del pasado abril decidió adelantar los comicios, la primera ministra gozaba de una ventaja casi irreal sobre el maltrecho Jeremy Corbyn: 22 puntos. Luego ha ido bajando hasta una media de quince. Un resultado igualmente holgadísimo, que le permitiría aumentar su mayoría en los Comunes de los 17 diputados que le dejó Cameron a más de cien. Pero el programa electoral tory, que tomaba medidas para encarar el saco sin fondo económico que son las ayudas a la dependencia, ha provocado que May pierda de golpe cinco puntos. Los cuatro sondeos publicados este domingo por la prensa británica coincidían en que el líder laborista está recortando. El más importante, el de YouGov para «The Sunday Times» da un 44% a los tories y un 35% a los laboristas. Es la primea vez que la ventaja de May cae a una cifra de un dígito.
La causa del retroceso atiende claramente a algunas medidas del programa conservador, elaborado por el gurú personal de May, Nick Timothy, un tory de clase trabajadora que hace gala de una cierta soberbia intelectual. Timothy asumió la realidad: la cuenta del estado del bienestar se va a volver impagable si no se toman medidas y hay que actuar en consecuencia. Pero a los ingleses no les ha gustado su tratamiento, que incluye la retirada de los menús gratuitos en la escuela para 900.000 niños y el final de las ayudas para pagar la calefacción para los pensionistas de clase media y alta, que iban de cien a trescientas libras (349 euros). También ha debilitado el llamado «triple candado» que instauró Cameron para salvaguardar la subida de las pensiones.
«Los tories han creado un impuesto sobre la demencia»Tim Farron
Pero lo que ha indignado a muchos jubilados y a sus hijos es la reforma de los pagos por asistencia a domicilio, porque ahora los ancianos que posean un patrimonio de más de cien mil libras (116.300 euros) tendrán que pagar y su vivienda pasará a considerarse como parte de ese pago.

El Partido Conservador explica para tranquilizar a los propietarios que su vivienda solo se empleará para pagar sus cuidados asistenciales a su muerte. Además si queda un cónyuge vivo tampoco responderá con la casa. El problema del modelo es doble: hace pagar a jubilados que hasta ahora no lo hacían y además los hijos se quejan de que pueden verse privados de la propiedad que iban a recibir en herencia, que ahora pasa a contabilizarse en el pago de la dependencia.
Esta alambicada reforma la ha aprovechado rápido la oposición, que la ha resumido con frases efectivas y duras. «Los tories han creado un impuesto sobre la demencia», reprocha Tim Farron, el líder liberal. Corbyn, de 67 años, acusa a May, de 60, de «atacar a la gente mayor». El líder laborista, por una vez con reflejos, se ha apresurado a prometer que mantendrá las ayudas a la calefacción, no endurecerá el pago por la dependencia, garantizará la subida de las pensiones y no retrasará la edad de jubilación. Corbyn, sabedor de que muy probablemente perderá los comicios, se ha lanzado a prometer todo tipo de obsequios sociales sin sacar la calculadora.

No hay marcha atrás

Algunos dirigentes tories se han quejado en privado del programa electoral de Nick Timothy, que llegan a tachar de «patada en los dientes a los votantes». Tras los retrocesos en las encuestas dominicales se especuló con que May podría reconsiderar la reforma de las ayudas sociales. Pero el ministro de Trabajo y Pensiones, Damian Green, aseguró en la BBC que no se tocará.
Mientras tanto Corbyn, que parecía un cadáver político, toma un poquito de aire. El sábado a la tarde el líder laborista subió al escenario en un concierto de los Libertines en el estadio Prenton Park, en Liverpool. Los 16.500 chavales que acudían al festival lo corearon a voces de «Jezza, Jezza». Y es que Corbyn promete hasta suprimir las matrículas universitarias.
EN ESPAÑA SE QUEDAN EN CASA Y LOS HOGARES ESPERANDO QUE LOS REYES MAGOS LES TRAIGAN LA REVALORIZACIÓN DE LAS PENSIONES Y LA SEGURIDAD DE LAS MISMAS.ES ASOMBROSO LO MANIPULADOS QUE ESTÁN.

No hay comentarios: