Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

domingo, 26 de marzo de 2017

LA POLICIA NO HA RESUELTO AL MENOS 472 ASESINATOS.

La Policía tiene sin resolver al menos 472 asesinatos entre 1990 y 2015
La Policía tiene sin resolver al menos 472 asesinatos entre 1990 y 2015.
Los investigadores aclaran de media ocho de cada diez crímenes que se cometen.
La Policía acumula entre 1990 y 2015 al menos 468 asesinatos sin resolver y que todavía no están prescritos, según datos oficiales de este Cuerpo a los que ha tenido acceso ABC. La cifra parece a primera vista muy abultada, si bien, en números redondos, el porcentaje de estos crímenes en los que sí se consigue llegar hasta el autor o autores se sitúa en un 80 por ciento.
El estudio fue realizado por la ya disuelta Brigada de Análisis y Revisión de Casos, adscrita a la Dirección Adjunta Operativa, y era la primera vez que se tenía una visión conjunta de todos los homicidios y asesinatos no aclarados en el citado periodo de tiempo. Hasta ese momento todos los intentos que se habían hecho para recopilar esos datos no solo habían sido infructuosos, sino que además eran dispares, según el origen de la información.
Así, por ejemplo, los datos facilitados por el conjunto de las jefaturas superiores dieron cifras distintas a las de las unidades centrales de Delincuencia Especializada y Violenta y de Inteligencia Criminal, ambas de la Comisaría General de Policía Judicial.

Madrid, a la cabeza

Madrid, con 214 casos, es la comunidad en la que más asesinatos están sin resolver, algo lógico por otra parte ya que es la que registra un número mayor de estos delitos. Le siguen, a bastante distancia, Cataluña, con 85 crímenes -la diferencia es tan importante porque los Mossos d’Esquadra asumieron plenamente las competencias de seguridad desde 2005-; Andalucía Oriental, con 33, y la Comunidad Valenciana, con 29. Por ciudades, de nuevo es Madrid, con 183 casos, la que más asesinatos sin esclarecer y no prescritos acumula, seguida de Barcelona, con 52 -con la misma particularidad ya reseñada-, Valencia, con 19 y Málaga, con 9.
Los analistas advierten de que los homicidios y asesinatos no aclarados son «sin duda» más que esos 468 consignados, ya que solo se han tenido en cuenta aquellos no prescritos. Además, el criterio adoptado para recogerlos es que no haya una sentencia judicial contra algún acusado, independientemente de que en la investigación se hayan producido detenciones de sospechosos.
Resulta llamativo que alguna de las unidades consultadas respondieran que no existe ninguna base de datos específica sobre este tipo de delitos sin resolver, y que en otras ocasiones se hayan perdido archivos por el cambio de ubicación de las dependencias policiales. Por ejemplo, la Jefatura Superior de Policía de Cataluña advirtió de que la comisaría de Cornellá de Llobregat puede haber perdido documentación por el cierre de varias comisarías del Baix Llobregat a consecuencia del despliegue de los Mossos d’Esquadra.

Ni siquiera dados de alta

Aún más elocuente resulta que en numerosas ocasiones en las bases de datos de Inteligencia (GATI) no se haya solicitado el alta de la investigación, por lo que el homicidio o asesinato no aparece recogido ni en la base de datos de «Hechos», ni en la de «Investiga», ni en la de «Archiva» y ni siquiera tiene asignado un número de investigación.
Es significativo el caso de la Jefatura Superior de Policía del País Vasco, que informó de 74 muertes sin esclarecer, si bien 52 de ellas no son competencia de la Policía, sino de la Ertzaintza, y otras cinco se produjeron en demarcación de la Guardia Civil. Las 22 restantes fueron asesinatos cometidos por la banda terrorista ETA, 16 en Bilbao y seis en San Sebastián. Ninguno de esos 64 crímenes se han contabilizado en esta estadística.
Asimismo, los asesinatos múltiples se computan por cada una de las muertes que se produjeron. Por ejemplo, el triple crimen de Burgos se contabiliza como tres en la Jefatura Superior de Castilla y León y hay un cuádruple crimen en Madrid con víctimas colombianas que también se refleja de la misma forma. Hay 20 víctimas de las que se desconoce su identidad -entre ellas una descuartizada en Madrid en cuyo torso estaba tatuado el 666, número de Satán-, y hay ocho casos de recién nacidos.
En cuanto a la situación judicial de los 468 crímenes sin resolver hasta 2015, hay que destacar que en 172 casos se desconocía y había otras 114 investigaciones que estaban sobreseídas o archivadas. A esa fecha también había 19 en fase de instrucción, cuatro de ellas estaban bajo secreto de sumario y una se hallaba en fase de apertura de juicio oral. A pesar de que estos datos pueden parecer preocupantes, lo cierto es que la Policía sigue resolviendo casos que se produjeron hace bastantes años. Por ejemplo, el pasado día 1 la Policía informaba del esclarecimiento de un homicidio perpetrado en El Ejido (Almería) cometido en febrero de 2011.
El 5 de octubre del pasado año se encontraron los restos óseos de una mujer en unos invernaderos de la barriada de Pampanico, Paraje de los Ruiseñores. Tras una larga y compleja investigación los restos humanos pudieron ser identificados -había denuncia sobre la desaparición de esa persona- y fue detenido un individuo marroquí como autor de los hechos. El móvil fue que la víctima había roto su relación sentimental con él.
NO HAY CRIMEN PERFECTO SINO MAL INVETIGADO ESA ES LA MÁXIMA DE LA CRIMINALOGÍA,Y CREO QUE ESTA CIFRA SE QUEDA CORTA.

No hay comentarios: