Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

miércoles, 8 de marzo de 2017

BORRANDO LA HISTORIA QUE AVERGÜENZA.( José Ángel Miyares Valle).


Foto: José Ángel Miyares Valle
 
"ALTEZA DOÑA CRISTINA POR EVA"

Que la justicia es igual para todos es un ironía manifiesta de nuestro rey emérito, el problema fue que lo dijo en un acto institucional como es el discurso de Noche  Buena por la TVE ESPAÑOLA. Los periódicos y medios de comunicación no se cansaron de alabar las regias palabras del rey, por aquellos días.

Hasta uno mismo bastante incrédulo, por lo que vas conociendo a  lo largo de la historia y de acontecimientos frustrantes, me sentí alagado de tener un rey que con los años había logrado  cierta cordura para defender la democracia, libre de corrupción, aunque se le abrieran las carnes porque hablaba de su familia.

Pero mientras esto ocurría parece ser que sus influencias intentaban dar carpetazo al caso o al menos levantar la menor polvareda posible  que manchara la maltratada imagen de la monarquía, aunque era muy tarde, pero todo el mundo se puede enmendar y ese hecho es digno de elogio.

Pues tras cortinas y en la clandestinidad con apoyo de medios y cortesanos agradecidos, una fiscalía no difícil de hacerla  llevar el agua a su molino, se logró descargar de culpas a la infanta con el tratamiento de Sra. de pocas luces, ya que no se enteraba de nada cuando firmaba por amor mirando a los ojos de su amado marido, y ahora para más encándalo su nombre, el del marido y Jaume Matas pasarán a ser llamados Eva, Julio y Bernardo para la historia de la jurisprudencia, quedando en anonimato para futuros leguleyos que pasen a husmear en la misma.

¿Cómo se pude sentir el ciudadano cuando lee en un periódico de provincia esta información en un artículo casi sin título  que no pasa de  los 140 caracteres? ¿Quién es culpable de lo que pasa en España?¿no seremos nosotros  con tanta tolerancia?

Mi conclusión es que nos han domesticado y no tenemos capacidad de reacción, ni ganas, ni fuerza, estamos entregados como el reo en el cadalso esperando el golpe certero del hacha, cuanto primero mejor para no sufrir más la incertidumbre de una muerte segura.

Aun resuenan en mis oídos las regias palabras afirmando que" la justicia, en un estado de derecho, es igual para todos" ¡vaya ironía¡

José Ángel Miyares Valle.