Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

viernes, 17 de marzo de 2017

¿A QUIÉN IMPORTAN LOS ESTIBADORES?

Los estibadores celebran el momento en el que se conoce el resultado de la votación

¿A quién importan los estibadores?.


El rechazo al decreto de la liberalización abre en canal la precariedad del PP y exagera los cálculos ventajistas del PSOE y de Ciudadanos.

Produce cierta ternura el entusiasmo con que los estibadores celebraron en el Parlamento el rechazo al decreto que iba a "liberizarlos". Sobre todo porque la conjura de Podemos, Ciudadanos y el PSOE no procede de la sensibilidad a sus reclamaciones, sino de la aversión estratégica a Mariano Rajoy. Y de los cálculos particulares que han engendrado una deprimente y coral irresponsabilidad política.
Forma parte de ella la negligencia del Gobierno en la maduración y el desenlace de las negociaciones, más todavía cuando la reacción en caliente al rechazo de la Cámara consistió en trasladar la amenaza de unas elecciones generales. Rajoy no acepta que gobierna en minoría. Utiliza los comicios como un instrumento de coacción. Y desmiente las aptitudes de gran negociador que le jaleaban sus hagiógrafos.
Sería una chiquillada, una temeridad, someter a los españoles a un nuevo ejercicio de estrés electoral. Y serían los estibadores un frívolo instrumento de chantaje. En todas las direcciones, pues el desplante de Ciudadanos y del PSOE en la sesión traumática de este jueves obedece al cinismo de sus ardides particulares.
Lo demuestra el cambio de posición arbitrario de Albert Rivera. Una veleta. Una flecha poco arraigada en el viento del desierto. Tenía decidido respaldar el decreto, pero no lo hizo porque necesitaba resarcirse del maltrato político al que lo estaba exponiendo Mariano Rajoy. No sólo restregándole el límite de mandatos. También apuntalando al presidente de Murcia.Y sustrayéndose al compromiso de organizar una comisión parlamentaria específica sobre la financiación ilegal del PP.
Mariano Rajoy ha abusado de Ciudadanos, se ha excedido en la relación sadomasoquista, probablemente porque el presidente del Gobierno se había fiado a la responsabilidad de Estado del PSOE en el periodo interino de la gestora. Le daba la razón al respecto el acuerdo del techo de gasto, la renovación del Tribunal Constitucional, el salario mínimo, la política energética, pero los estibadores han malogrado la armonía. Y no porque a los socialistas les sensibilicen las secuelas de reforma de la estiba que exige el Tribunal de Justicia europeo, sino porque el periodo excepcional de las primarias y del Congreso obliga a exagerar las distancias con el PP. Y desvincular a Susana Díaz del desgaste político que supondría identificarla como cómplice del decreto mariano, en cuanto presidenta de la Junta de Andalucía y referencia jurisdiccional de los puertos sometidos a mayores tensiones.
Es el contexto incendiario en que se antoja complejo un acuerdo en los Presupuestos. Y es reflejo de una epifanía que tarde o temprano tenía que asimilarse: Mariano Rajoy gobierna en minoría. Para escapar de ella no cabe mayor extravagancia que vengar otras elecciones generales.
LOS ESTIBADORES ESTÁN ENGAÑADOS CREEN QUE HAN GANADO LA GUERRA Y SÓLO FUE UNA BATALLA Y QUE TIENEN RAZÓN, PERO NO ES ASI, LA VICTORIA APARENTE SE DEBE A LA MALA NEGOCIACION DEL GOBIERNO Y DE QUE LOS INTERESES DE LOS PARTIDOS ESTÁN POR ENCIMA DE CUALQUIER INTERÉS BUENO Y GLOBAL PARA LA CIUDADANÍA.
NO TIENE EXPICACIÓN ALGUNA QUE TENGAMOS MULSTAS ACUMULADAS POR 23 MILLONES DE EUROS, CUANDO EL PP TUVO MAYORIA ABSOLUTA PARA RESOVER EL PROBLEMA Y NO LO HIZO¿POR QUÉ? PUES AHORA QUE LA PAGUEN ELLOS DE SU BOLSILLO.ALEMANIA, FRANCIA, E ITALIA LO RESOLVIERON HACE 25 AÑOS.¿SOMOS MÁS TONTOS EN ESPAÑA O MÁS VAGOS, SR RAJOY?