Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

domingo, 12 de febrero de 2017

PABLO IGLESIAS LÍDER INDISCUTIBLE EN PODEMOS.

Pablo Iglesias se impone a Errejón y salva su liderazgo en Podemos.


El líder de Podemos gana la secretaría general con el 89% de los votos y controlará el 60% de la dirección.

Pablo Iglesias ha ganado el duelo a Íñigo Errejón. El líder de Podemos se ha impuesto holgadamente ante las bases y controlará la dirección del partido hasta cuatro años más. El secretario general salva así su liderazgo de la formación, en el que ha sido refrendado por el 89% de los votos, porque además ha ganado su lista a la dirección, que controlará en el 60%, ya que se había comprometido a dimitir si quedaba en minoría. Sus tesis políticas y su modelo de partido marcarán el nuevo Podemos. El futuro del número dos del partido pende ahora de un hilo: Iglesias lo mantendrá en la Ejecutiva, pero podría perder la Secretaría Política que dirige y la portavocía parlamentaria. Tras conocer el resultado, Errejón no ha dado un paso atrás, y a cambio ha pedido a Iglesias que respete el "mandato de pluralidad".
Iglesias lo ha ganado todo: la secretaría general, la dirección y los cuatro documentos que se votaban: político, organizativo, ético y de igualdad. Como secretario general, ha sido refrendado por el 89% de los votos (128.700 sufragios) frente a los 15.700 del diputado autonómico andaluz Juan Moreno Yagüe (10,9%). Su mayoritario resultado está doblemente legitimado por una alta participación. Esto significa que los errejonistas cumplieron lo que dijeron en campaña, y votaron también a Iglesias como líder. El líder no ha sufrido desgaste por la fractura del partido.
En su primer discurso ante la asamblea de Vistalegre 2, Iglesias se ha comprometido a terminar con la división. "Hay un mandato unánime para este consejo ciudadano, y para este secretario general. Unidad y humildad", ha expresado el nuevo secretario general desde el escenario, entre gritos de "¡unidad!" y "¡sí se puede!" de los miles de simpatizantes congregados en el congreso. Iglesias ha subrayado su voluntad de constituir un "gran bloque histórico" con sus aliados para ganar al PP y gobernar España. "Seguramente cometeremos muchos errores, es imposible no equivocarse. Pero quiero comprometerme con vosotros a algo: nunca nos equivocaremos de bando", les ha dicho a los suyos. La imagen que ha cerrado el congreso ha evidenciado su fractura con Errejón. Iglesias se ha colocado junto a Rafael Mayoral e Irene Montero para cantar L'Estaca, de Lluís Llach, separado de quien ya ha dejado de ser oficiosamente su número dos.
La cuestión determinante era la composición de la dirección, que Iglesias controlará en un 60%. El líder logra 37 consejeros por los 23 de Errejón y los 2 de Anticapitalistas, que entran por primera vez. La derrota es sin paliativos para Errejón, que es superado en votos individuales como consejero por Pablo Echenique, secretario de Organización y número cinco en la lista de Iglesias. El efecto arrastre de la candidatura de Iglesias provoca que los miembros de su lista hayan sido mucho más votados. Irene Montero, su jefa de gabinete y número dos de la lista, es la mujer más votada. El sistema de votación por listas abiertas, que permite votar a candidatos de listas diferentes y de alguna forma premia la popularidad, supone también que el actor Pepe Viyuela, que iba el último de la lista de Errejón, entre en la dirección. Entran también el economista Vicenç Navarro, el exJEMAD Julio Rodríguez o el sindicalista Diego Cañamero, los tres de la lista de Iglesias.
El secretario general ha cosechado más del 50% de los votos también en los documentos. Sus tesis políticas y su modelo organizativo para Podemos definen el nuevo partido hasta el próximo congreso. Las bases han elegido el Podemos más izquierdista y duro de Iglesias frente al más posibilista de Errejón. Aunque su desencuentro era sobre la estrategia a seguir, no ideológico o de políticas concretas, el Podemos dirigido por Iglesias mantendrá el camino actual, que pasa por una oposición beligerante que choca con lo que considera “la gran coalición” entre PP, PSOE y Ciudadanos. A cambio, Errejón reclamaba un “cambio de rumbo”, apostando por recuperar la “iniciativa parlamentaria” y por liderar acuerdos con otras fuerzas.
Al mismo tiempo, el nuevo Podemos seguirá siendo de estilo presidencialista. El secretario general conserva amplios poderes, como la facultad de convocar consultas a las bases sin acuerdo de la dirección, lo que en la práctica le permitirá controlar todas las decisiones políticas de calado.
AHORA ESPERAMOS QUE SEA LO SUFICIENTEMENTE INTELIGENTE, PARA NO HACER PURGAS ENTRE SUS OPOSITORES, PUES SI LO HACE ACABARÁ CON EL PARTIDO,HAY QUE ENCAJAR LAS PIEZAS DEL PUZLE,ESO ES LO QUE HA PEDIDO LA MILITANCIA, UNIÓN.

No hay comentarios: