Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

domingo, 22 de enero de 2017

LA ELCTRICIDAD EN ESPAÑA, LA TERCERA MÁS CARA DE EUROPA

España tiene la tercera electricidad más cara de Europa para los hogares antes de impuestos.
Consejos prácticos para rebajar el recibo de la luz con las compañías.
La ola de frío que ha atravesado España esta semana y que junto con otra serie de factores es la responsable de que el precio de la electricidad esté pulverizando sus propios récords día tras día ha devuelto a la actualidad un viejo debate: el precio de la energía eléctrica en España. Y a la hora de hacer comparaciones entre países no hay nada mejor que la oficina de estadísticas europea, Eurostat, que pone en negro sobre blanco que España tiene la tercera electridad más cara de Europa para los hogares antes de impuestos.
En el primer semestre del año pasado, último periodo completo para el que hay datos disponibles, el precio del kilowatio hora de electricidad para los hogares tenía un precio de 0,172 euros, solo superado por los 0,186 euros de Reino Unido y los 0,188 de Irlanda. Destacan en el lado opuesto los 0,080 euros que pagan en Bulgaria antes de impuestos las familias por el kilowatio/hora de electricidad, seguidos de los 0,092 de Bulgaria y los 0,094 de Dinamarca.
El precio de la electricidad en Europa no es un asunto menor, tanto para familias como para industrias, ya que no hay que perder de vista que es uno de los elementos de competitividad de un país en el terreno internacional. A diferencia de lo que ocurre con los precios de los combustibles fósiles, como el petróleo, cuyo precio se negocia en los mercados internacionales, en el caso de la energía eléctrica se trata de una cuestión de cada país con lo que el abanico es muy amplio, tal y como se aprecia en el gráfico adjunto.

Desde la Comisión Europea se trabaja desde hace años, en concreto desde 1990, para aumentar la liberalización de este sector, lo que supone derribar barreras de entrada a eléctricas de otros países, y el consiguiente aumento de la competencia para que los consumidores podamos elegir libremente compañía suministradora así como el origen de la electricidad que contratamos (petróleo, carbón, gas natural o renovables), y siempre con la máxima transparencia.
En cuanto a la evolución de los precios en las últimas horas, el precio mayorista de la electricidad de ayer se situó en una media de 79,01 euros por megavatio hora (MWh), lo que supone un 8% menos que los 88 euros fijados para el viernes, pero el nivel más elevado para un día de fin de semana desde diciembre de 2013, según datos del operador del mercado ibérico, Omie.
La demanda prevista era ayer de 535 gigavatios hora (GWh), un 15% inferior los 633 GWh pronosticados para el viernes. El mayor volumen en lo que va de semana de energía negociada en las subastas con las que se fija el precio para el día siguiente se dio el miércoles y ascendió a 650 GWh.
Fuentes del sector han indicado que pese a la menor demanda, se mantienen algunos de los factores que están tensando la oferta en los últimos días, entre ellos el bajo nivel de recurso hidráulico y el elevado precio del carbón y del gas, así como la mayor exportación a Francia por la indisponibilidad de algunas de sus centrales nucleares, informa Ep.
Para encontrar un día de fin de semana con un precio tan elevado como el de mañana, es necesario remontarse al sábado 21 de diciembre de 2013, cuando se alcanzaron los 80,82 euros por MWh. Tras la escalada de precios durante aquel mes, el Gobierno decidió suspender el anterior sistema de subasta eléctrica (Cesur) y sustituirlo por el actual, en el que el precio regulado deja de consistir en una referencia trimestral y queda vinculado al precio de cada hora en el mercado.
Los precios horarios se aplican a los consumidores domésticos que dispongan de contadores inteligentes y tarificación por horas, entre los que figuran los usuarios que tienen contratado el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) y disponen de estos aparatos.
El precio mayorista de la electricidad, conocido como «pool», tiene un peso cercano al 35% sobre el recibo final, mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante, al IVA y al Impuesto de Electricidad. El Gobierno ha congelado para 2017 los peajes y cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados.
ALGUNOS CONSEJOS PARA REBAJAR EL RECIBO
Discriminación horaria en contador
Hay que pedir a la compañía eléctrica que nos haga un cambio en el contador para que pueda medir el consumo de la electricidad por horas. De ese modo nos podremos acoger a la discriminación horaria por la que ahora en invierno es más barata entre las 22h y las 12h.
Solicitar tarifa PCPV
Además hay que solicitar que nos cambien la tarifa de elecricidad que se nos aplica para acogernos a la del Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), que sale más a cuenta en general para los consumidores que la otra, conocida como «pool».
Rebajar potencia
Para acabar de rebajar el recibo de electricidad hay que rebajar la potencia que tenemos contratada ya que, si no se nos va nunca la luz en casa es porque la tenemos demasiado alta. Hacer los tres cambios a la vez interesa ya que la compañía nos cobrará sólo una vez los 10 euros que cuesta hacer cada gestión.
ESTE TEMA YA OFENDE POR VIEJO Y MANIO,ES UN ROBO EN TODA REGLA DESDE HACE TIEMPO CON EL COSENTIMIENTO DE POLÍTICOS Y GOBIERNO.