Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

lunes, 9 de enero de 2017

SANIDAD QUIERE, QUE LOS JUBILADOS PAGUEN MÁS POR LOS MEDICAMENTOS

Una pensionista acude a su farmacia habitual en la calle Alcalá, en Madrid

Sanidad quiere que los jubilados que más ingresan paguen más por las medicinas.


Actualmente el copago es igual si su renta es de 18.001 euros o 100.000.

El Ministerio de Sanidad quiere subir el copago farmacéutico a los jubilados que ingresen más de 30.000 euros al año, según ha dicho este lunes la ministra Dolors Montserrat. Actualmente, un pensionista que ingresa 18.001 euros al año paga lo mismo que uno que tenga unas rentas de 100.000 (el 10% del precio de los medicamentos que le recenten con un tope de 18 euros al mes). La idea que maneja Sanidad es cambiar es crear dos tramos intermedios, de manera que paguen más según suben los ingresos. Hasta 2012, los jubilados no pagaban nada por lo que les recetaban, independientemente de sus ingresos.
El real decreto de abril de ese año acabó con esa situación: ahora, solo están exentos de pago los que cobran pensiones mínimas o no contributivas. El resto se divide en dos grupos: de 18.001 euros a 100.000 y los de más de 100.000, que pagan el 60% de lo que les recetan con un tope de 60 euros mensuales. Para aquellos con ingresos de más de 30.000 euros al año eso va a cambiar, si se cumplen los planes de Sanidad. A cambio, quedaron exentos los parados de larga duración, que es la medida que Sanidad airea cada vez que se critica el cambio del copago.



 
El método se basa en un cruce de datos con las declaraciones de la renta, que asigna un código a cada pensionista en función de sus ingresos, y en la informatización de las oficinas de farmacia, que permite saber cuándo un pensionista ha llegado a su máximo mensual.

El sistema ha dado problemas técnicos —no recoge automáticamente los cambios en los ingresos y hay problemas si el afectado compra en farmacias de comunidades diferentes en un mes, porque los sistemas informáticos no se comunican—, pero también sanitarios. Distintos estudios calculan que hasta el 20% de los pensionistas deja de adquirir algún medicamento que les han recetado por no pagarlo, aunque también hay expertos que afirman que eso demuestra que muchos reciben fármacos de más, y que no les pasa nada por renunciar a ellos.


Ya en el mandato de Ana Mato se barajó que el tramo intermedio era demasiado amplio, y que había que hacerlo más progresivo. Ese ideal de justicia es el que ha aducido Montserrat en sus declaraciones al respecto para cambiar los rangos y el porcentaje correspondiente, según ha declarado tanto Radio 4 como a ABC, que fue donde expuso los nuevos límites.
Pero hay otro hecho que impulsa al alza. La factura pública en medicamentos es una variable especialmente importante para el ministerio por su visibilidad: es el único dato del sistema que se mide y se publica cada mes, y desglosado por comunidades. Por eso, aunque representa alrededor del 15% del gasto sanitario público, esta partida ha estado siempre muy vigilada. De hecho, ya al final del mandato de Rodríguez-Zapatero empezó a bajar por una entrada más rápida y agresiva de los precios de referencia (el máximo que está dispuesto a pagar la Administración por un medicamento), impulsados por la entrada de los genéricos. En proceso que se aceleró a partir de 2012, pero el efecto de esas medidas (cambio del copago, menos medicamentos subvencionados, limitación de acceso a la sanidad pública de los inmigrantes en situación irregular) duró un par de años, y el gasto farmacéutico empezó a subir en 2014. En noviembre de 2016 —último mes con datos— de 2016 ya crecía un 3,78%.



Con el aumento de los copagos se intenta moderar esta subida, aunque no es previsible que se vuelva a descensos. Primero, porque los jubilados que ingresan más de 30.000 euros no deben de ser demasiados (no hay datos en Hacienda sobre renta declarada y si se está activo laboralmente o no). Segundo, porque Sanidad ha firmado un acuerdo con Farmaindustria para que esa partida no suba más del PIB, que este año se prevé que ronde el 2,5%, descontado ya el efecto del desembolso de los medicamentos para la hepatitis C que hizo que subiera tanto la partida el año pasado.
SANIDAD NO SABE CÓMO QUITARLES MÁS DINERO A LOS JUBILADOS,LES SUBE EL 0,25% LAS PENSIONES Y QUIERE COBRALES LOS MEDICAMENTOS¿QUÉ PASA CON LOS CRÓNICOS?¿QUIÉNES GANAN MÁS DE 30.000, CUÁNTOS 100.000 EUROS, ESO SE LLAMA SOCIALIZAR LA MEDICINA? SIMPRE QUITANDO AL MALTRECHO BOLSILLO DE LOS JUBILADOS.EN TODO CASO DEBERÍA DE IR POR TRAMOS Y ESO VA SER UN GRAN LIO, SINO ES TOTALMENTE INJUSTA LA MEDIDA.

No hay comentarios: