Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

lunes, 19 de diciembre de 2016

SUBVENCIONES ESTATALES EN LAS AUTOPISTAS EN QUIEBRA.

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, antes de comparecer en la Comisión de Fomento del Congreso.

EL RESCATE NOS COSTARÁ UNOS 5.500 MILLONES DE EUROS A LOS CONTRIBUYENTES Y ADEMÁS PAGAREMOS LA REDUCCIÓN DE LOS PEAJES A LOS CAMIONES.

El Ministerio de Fomento subvencionará a los camiones a través de bonificaciones para que usen las autopistas de peaje, entre ellas algunas de las que están en quiebra, en los tramos en que los que coinciden con vías convencionales, con el fin de aumentar su tráfico, descongestionar las carreteras y disminuir los accidentes, según aseguró el el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados.
La medida ya se aplicó con carácter experimental en seis tramos de varias autopistas durante cinco meses en 2015, con bonificaciones que oscilaron entre un 30% y un 50% del importe del peaje, en función del tramo de la autopista a recorrer. Actualmente, el Estado y la Generalitat de Catalunya aplica bonificaciones para vehículos pesados en dos tramos (Altafulla-Villafranca del Penedés y Villafranca-Martorell) de la AP-7, paralelos a la nacional N-340, que ha supuesto una disminución de los accidentes de más del 70%.
Este es el último plan de Fomento para tratar de dar uso a unas infraestructuras de pago que, a juicio, tienen una escasa utilización, y que se agudiza en el caso de las ocho autopistas de peaje en quiebra que, tras la bancarrota de las concesionarias privadas, van a tener que ser asumidas y gestionadas por el Estado con un coste aún por determinar.
En este sentido, De la Serna solo se limitó a señalar en el Congreso que tratará de retrasar y minimizar en la medida de lo posible los pagos por el rescate de las vías de peaje, aunque considera difícil la negociación con los acreedores para rebajar la factura de esa nacionalización porque gran parte de la deuda original con los bancos y concesionarias ha sido traspasada a fondos de inversión, -los denominados fondos buitre- que no son favorables a una quita.
Esa difícil negociación hace augurar a De la Serna que el coste del rescate para el Estado puede ser “objeto de litigio en los tribunales”, aunque indicó que el pago no supone un problema urgente porque sólo se tendrá que acometer a medida que se produzca el proceso de liquidación de cada una de las vías, y se resuelvan los contratos con las concesionarias.
 
QUIERO TENER UNA EMPRESA PRIVADA, DONDE EL ESTADO ME GARANTICE GANANCIAS Y LAS PÉRDIDAS SEAN PARA EL CONTRIBUYENTE, ESE ES EL NEGOCIO DEL SIGLO, ESTO SÓLO PASA EN ESPAÑA Y LUEGO NO HAY DINERO PARA LAS PENSIONES. NO PODEMOS IR MUCHO MÁS ALLÁ POR ESTE CAMINO.