Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

lunes, 7 de noviembre de 2016

SÁNCHEZ SE REUNIÓ CON SUS AFINES.

Pedro Sanchez el día de su renuncia como diputado

Sánchez fijó en una reunión secreta su estrategia con dirigentes afines.


Los congregados harán su campaña al margen para exigir el congreso del PSOE cuanto antes.

El embrión del equipo del sector crítico del PSOE nació en Madrid el pasado jueves con presencia del ex secretario general Pedro Sánchez. Fue la primera reunión en torno al exlíder del PSOE desde su dimisión el 1 de octubre y tras anunciar, 28 días después, que abandonaba su escaño y empezaba a preparar su candidatura para la secretaría general. Los congregados en torno a Sánchez, pertenecientes a media docena de federaciones, decidieron diferenciar la campaña de Sánchez con la suya para demandar a la gestora la celebración cuanto antes del congreso del partido para definir “un modelo de país y de partido”.
No estuvieron todos los que pudieran estar en una próxima reunión, por problemas de agenda, pero los que acudieron sí configurarán el núcleo de socialistas activos en pro de acelerar los preparativos para celebrar cuanto antes el congreso del partido. Pero lo esencial de esta reunión, que no se ha dado a conocer, viene dado por ser el primer encuentro de Pedro Sánchez, tras su dimisión como secretario general y renuncia del escaño, con un grupo de dirigentes, con más o menos relevancia orgánica, que ya forman parte del sector crítico del PSOE en relación con la gestora que se constituyó el 1 de octubre. El encuentro se produjo en la tarde del jueves en un hotel de Madrid por lo que los asistentes tuvieron ocasión de comentar la composición del nuevo gobierno elegido por Mariano Rajoy.
La reunión se celebró con ocho personas, además de Sánchez, afines al secretario general durante todo su mandato o por cercanía a sus posiciones políticas. Francina Armengol, presidenta de Baleares, Luis Tudanca, secretario general de los socialistas de Castilla y León, Óscar López, exportavoz del Senado, José Luis Ábalos, secretario general de Valencia y diputado nacional, acudieron al encuentro. No pudo asistir por razones de agenda la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, pero sí estuvo el secretario de Organización del PSE, Miguel Morales, y el secretario de Organización de los socialistas navarros, Santos Cerdán. Los criterios de selección no fueron en función de federaciones sino de afinidades y sensibilidades políticas comunes. Así se explica la presencia en la reunión de dos socialistas andaluces, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, miembro del comité federal, y un dirigente de la agrupación sevillana de Dos Hermanas. Los interlocutores consultados apuntan que a todos ellos, aunque con matices, les identifica “un modelo de país y de partido” y “Pedro Sánchez ejemplifica ambos aspectos”, señalan estas fuentes.

Líderes a examen


El movimiento crítico dentro del PSOE trasciende a Pedro Sánchez. Esta es la advertencia que formulan desde los distintos ámbitos de ese partido que no se alinean con la comisión gestora y con la mayoría que la misma tiene en el comité federal.
El sector crítico nació y creció en paralelo al distanciamiento de Sánchez con Susana Díaz, o, de ella con él; lo que ocurrió apenas sesenta días después de que este hubiera sido elegido secretario general del PSOE en julio de 2014.
La identificación política de los críticos con Pedro Sánchez continúa pero no está escrito que la batalla en el próximo congreso vaya a ser entre Sánchez y un candidato o candidata de la mayoría. Tampoco lo rechazan. También quieren escuchar a Patxi López y a José Borrell.

Al ser la primera reunión con Sánchez aún no se trazó un calendario concreto de actuaciones pero sí diferenciaron la campaña que pueda hacer el exlíder del PSOE con el cometido del resto de los participantes. Sánchez empezará su actividad por todas las federaciones de España para comprobar si tiene bases para aspirar a presentarse en el próximo congreso a elecciones primarias, en tanto que el resto quiere promover la celebración cuanto antes de un congreso del partido. Esta aspiración choca de entrada con los planes de la comisión gestora que planea antes de celebrar esa asamblea promover un ambicioso debate para renovar el proyecto político del PSOE.

Sin prisas

Desde la perspectiva de la gestora, por tanto, no caben las prisas y no será hasta el mes de diciembre cuando se establezca un calendario congresual. El próximo mes la dirección interina propondrá al comité federal la puesta en marcha de media docena de ponencias, para entrar de lleno en la renovación del proyecto de los socialistas. Muchas derrotas electorales ya a la espalda y ninguna reflexión profunda del porqué y cuándo los socialistas dejaron de tener el apego de los sectores progresistas y fueron abandonados por los jóvenes. Esta reflexión se puede hacer también después del congreso a través de una conferencia política que con calma puede analizar el devenir del PSOE, señalan en el sector crítico.
SE PUEDE DECIR QUE HAY CONSPIRACIONES EN EL PSOE,ES COSA MUY MALA PARA EL ENTENDIMIENTO.