Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

jueves, 24 de noviembre de 2016

ESTO´O AFRONTA 10 AÑOS DE CÁRCEL

 
                             Samuel Eto'o, en su etapa como jugador del Barça

Eto’o afronta 10 años de cárcel por defraudar a Hacienda.


La fiscalía pide pena de prisión para el exjugador del Barça y su representante por delitos cometidos entre 2006 y 2009. Además, solicita una multa de 14 millones.

Samuel Eto’o afronta un futuro judicial sombrío. La Fiscalía ha pedido que el jugador sea condenado a 10 años y medio de cárcel por haber defraudado a Hacienda casi 3,5 millones de euros durante su etapa como jugador del Barça (2006-2009). Si la acusación prospera, Eto’o deberá abonar además una multa que supera los 14 millones de euros por cuatro delitos de fraude fiscal, según el escrito al que ha accedido EL PAÍS. A esa misma petición se enfrentará, en el juicio, el hombre que fue representante y mano derecha del jugador durante buena parte de su trayectoria deportiva: Josep Maria Mesalles.
Eto’o fue uno de los primeros jugadores de élite de la liga española a quienes la Agencia Tributaria puso en el punto de mira por la gestión de sus derechos de imagen. Hacienda comprobó que el delantero camerunés —fichó en junio de 2015 por el equipo turco Antalyaspor Kulübü— simuló la cesión de sus derechos a dos empresas: una española y otra húngara. Gracias a ese ardid, los ingresos millonarios que obtenía de la marca deportiva Puma por la explotación comercial de esos derechos no quedaban sometidos al IRPF.
Como la fiscalía cree que Eto’o era el propietario real de esos derechos, concluye que debió haber tributado al tipo máximo del IRPF (esos años estaba fijado en el 45%) y no al más beneficioso del impuesto de sociedades. Con esos argumentos, la Fiscalía se querelló contra Eto’o en el verano de 2012. En los cuatro años investigados —que coinciden con su etapa final en el FC Barcelona— el jugador defraudó un total de 3,46 millones. Según la documentación aportada por Hacienda, Eto’o percibió entre 1,5 y tres millones cada temporada de Puma.

Guerra con Mesalles

Los líos con el fisco pusieron de relieve una guerra desatada ya entre Eto’o y quien fue su hombre de confianza hasta 2011, Josep Maria Mesalles. La petición de pena, de hecho, se dirige por igual a ambos: contra el delantero, por ser el “obligado tributario” y porque firmó todos los contratos de cesión de derechos de imagen; también era el titular de las cuentas usadas por las sociedades Bulte y Tradesport. Pero también se dirige contra Mesalles como “representante legal” del jugador. Además de la multa (que es individual) el fiscal pide que ambos asuman “de forma solidaria” la responsabilidad civil del caso: unos cuatro millones de euros, cifra que se corresponde con la cuota defraudada a Hacienda. Las penas son muy elevadas porque se trata de cuatro delitos y, sobre todo, porque Eto’o, a diferencia de otros jugadores envueltos en causas similares, no ha devuelto el dinero presuntamente defraudado. De ahí que no se le puedan aplicar circunstancias atenuantes que harían rebajar la pena.
Nada más divulgarse la querella, el jugador emitió un comunicado para sacudirse cualquier responsabilidad. Eto’o atribuyó sus problemas con la justicia al “asesoramiento desleal y fraudulento” de Mesalles, que fue su asesor, representante y abogado y se ocupaba de todos sus asuntos legales, económicos y fiscales, dijo. En diciembre de 2012, Eto’o declaró como imputado ante la titular del juzgado de instrucción número 2 de Barcelona, Maria Eugènia Canal. Insistió en esa línea. Como más tarde hiciera Leo Messi en relación con su padre, el delantero camerunés afirmó que se limitaba a jugar a fútbol y que los asuntos económicos estaban en manos de Mesalles.
Para entonces, Eto’o ya se había querellado contra su antiguo representante por varios delitos, entre ellos, estafa y apropiación indebida. Le acusa de haberle despojado, mediante maniobras empresariales, de la mayor parte del patrimonio que acumuló gracias a los ingresos obtenidos como futbolista. En julio de 2013, el juez que investiga esa causa accedió a la petición del exjugador de Real Madrid, Mallorca y Barça —entre otros equipos— e impuso a Mesalles una fianza de casi 15 millones de euros.

Inmuebles en Camerún

El jugador cifra en más de 12 millones el perjuicio que le causó Mesalles al despojarle de su patrimonio inmobiliario. En 2002, Eto’o se hizo con el 100% del capital de Bulte, la sociedad que se convirtió en propietaria de diversos inmuebles comprados con dinero del jugador: dos viviendas en Mallorca, dos viviendas en el Diagonal Mar de Barcelona, un apartamento en París y un edificio en Douala (Camerún). Diez años más tarde, y tras una serie de maniobras (préstamos, sociedades) el jugador apenas poseía el 1% de la empresa Bulte. “En resumen”, precisó el juez en su auto, “el patrimonio adquirido supuestamente con dinero de Eto’o ha pasado de facto a manos de Mesalles u otras personas relacionadas con él a través de sociedades interpuestas”.

El camerunés sigue marcando goles en el Antalyaspor, turco

Aunque lleva algunos años fuera de las grandes ligas, Samuel Eto’o sigue en activo a sus 35 años. El camerunés milita en el Antalyaspor, que disputa la Superliga turca, y sigue haciendo lo que siempre hizo: marcar goles. La temporada pasada anotó 20 tantos en 31 partidos y esta lleva tres en ocho. Su equipo, eso sí, está lejos de competir por algo en la Liga turca.
Eto’o ha recobrado la puntería en el último año. Desde que abandonó el Inter de Milán tras la temporada 2010-11 y se marchó al Anzhi ruso, el delantero comenzó una peregrinación por distintas competiciones europeas y sus números goleadores fueron descendiendo. Everton, Chelsea y Sampdoria fueron sus paradas, y en ninguna cuajó realmente. En el club italiano, incluso tuvo problemas con el técnico, Sinisa Mihajlovic, al poco de aterrizar en Génova. La polémica ha rodeado en más de una ocasión a Eto’o a lo largo de su carrera. Conocidas son algunas de sus salidas de tono, como la que protagonizó hace dos meses cuando afirmó que no se le respetaba “por ser negro” y el Antalyaspor le suspendió por un encuentro.
Eto’o siempre ha movido grandes cantidades de dinero. El Madrid lo vendió al Barça en 2004 por 27 millones, cifra parecida a la que consiguió el Inter por su traspaso al Anzhi. En el equipo ruso el camerunés se convirtió en 2011 en el jugador mejor pagado del mundo con un salario en torno a los 20 millones de euros.
ESPAÑA ES UN LUGAR IDEAL PARA DEFRAUDAR LOS MILLONARIOS.