Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

miércoles, 30 de noviembre de 2016

EL PERFIL DEL DEFRAUDADOR.

El perfil del defraudador: un cargo directivo de entre 36 y 55 años.


Un informe de KPMG revela que los controles para evitar engaños son insuficientes.

Varón. Ejecutivo o consejero que lleva en la empresa, al menos, seis años. Tiene influencia en la compañía y capacidad para anular los controles. Con una edad de entre 36 y 55 años. Este es el perfil del defraudador en el entorno empresarial que ha dibujado KPMG en su informe Perfil Global del defraudador (Global Profiles of the Fraudster, en inglés). Estos ejecutivos que perpetran engaños en su entorno empresarial cuentan, además, con colaboradores externos. Y como es previsible la principal motivación de la estafa a la empresa es el lucro personal, abunda el informe de la consultora global, que ha analizado 750 casos de fraude en 78 países.
El fraude se produjo por la debilidad de los controles internos en el 72% de los casos analizados. Por eso, KPMG advierte de que los controles internos que establecen las empresas para evitar este tipo de estafas son insuficientes. El estudio destaca que "el uso de la tecnología y la sofisticación del modus operandi son factores que están ganando peso en la comisión de fraudes e irregularidades empresariales".
La consultora propone varias soluciones para prevenir las estafas en las organizaciones empresariales. Entre ellas, recomienda analizar los posibles riesgos y establecer controles de forma recurrentes. Aconseja emplear la tecnología para combatir estos abusos. Recuerda que solamente el 3% de los casos que analizó fueron detectados a través de herramientas digitales. "La tecnología es un arma de doble filo para las actividades fraudulentas y es cada vez más peligrosa. Al tiempo que avanza, también lo hacen las habilidades para usarla con fines ilegales", explica Fernando Cuñado, especialista en Forensic de KPMG.
Además, insiste en que procurar atender a criterios de ética e integridad a la hora de escoger a colabores externos, proveedores, y suministradores. Por último, el informe recomienda que las organizaciones deben "disponer de mecanismos eficientes para detectar y responder de forma temprana a las irregularidades".
YO DIRÍA, QUE EN ESPAÑA NO DEFRAUDA QUIEN NO PUEDE.