Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

viernes, 4 de noviembre de 2016

EL DIOS CAÍDO DE LA PEANA, QUE SE HIZO AÑICOS.

El exsecretario general de SOMA-UGT José Ángel Fernández Villa en 2011

El exlíder minero asturiano amasó su fortuna con dietas y certificaciones falsas de obras.



Fernández Villa afloró 1,4 millones durante la amnistía fiscal de 2012. Anticorrupción ultima una querella por apropiación indebida y falsedad.

La Fiscalía Anticorrupción está preparando una querella por los presuntos delitos de apropiación indebida y falsedad documental contra José Ángel Fernández Villa, de 73 años, histórico dirigente del sindicato minero SOMA-UGT de Asturias que ocultó a Hacienda 1,4 millones de euros y los regularizó durante la amnistía fiscal anunciada por el Gobierno en marzo de 2012, según fuentes jurídicas consultadas por EL PAÍS. Estas fuentes señalan que Fernández Villa amasó su fortuna apropiándose supuestamente de dinero de dietas de otros compañeros del sindicato y mediante certificaciones falsas de las obras de construcción de una residencia para mineros jubilados que subvencionó el Gobierno central.
La querella culmina una investigación de dos años sobre el origen del patrimonio del líder obrero de la minería asturiana después de que este periódico desvelara en octubre de 2014 su fortuna oculta. El exlíder minero justificó el dinero asegurando que procedía de una herencia de su madre, dueña de un bar en Tuilla, pero su hermana ha testificado que no existió ningún legado familiar.
La investigación desarrollada por Anticorrupción sobre el dinero aflorado por Fernández Villa apunta a que procede de la presunta apropiación de dietas del sindicato que dirigió durante años y de certificaciones falsas de una residencia para mineros jubilados que sufragó el anterior Gobierno y cuyo coste ascendió a 30 millones de euros. La residencia excedió con creces su presupuesto inicial.
Desde el inicio de la investigación, las pesquisas se centraron en la construcción de la moderna residencia geriátrica de Felechosa, en el municipio asturiano de Aller, destinada a mineros de la tercera edad y perteneciente al Montepío de la Minería Asturiana. En el citado complejo Fernández Villa tuvo un destacado papel: durante 30 años ha sido dirigente del sindicato Soma-UGT. Las obras de esta residencia, bajo el control del mencionado montepío, se iniciaron en 2009 y terminaron en 2012. Acoge a 300 personas y cuenta con 18.000 metros cuadrados construidos. El sindicalista investigado colocó como gerente del centro a Rolando, uno de sus dos hijos, con un sueldo de 50.000 euros anuales y un blindaje de una anualidad en caso de despido. En la presidencia del organismo privado situó a su amigo y veterano dirigente minero José Antonio Postigo. Una hija de este último también entró a trabajar en la residencia.
La Guardia Civil cree que el dinero proviene de dietas del sindicato y de la construcción de un geriátrico de lujo
Las obras de la residencia geriátrica salieron a concurso por 27,73 millones y la adjudicación recayó en la firma Alcedos de los Caballeros, un constructor cercano a Postigo. Concurrieron cinco compañías. Esta constructora ya había resultado adjudicataria de otras contratas del montepío minero asturiano. Finalmente, el coste de las obras se incrementó hasta 29,9 millones. A través del abogado José Miguel Marcos, el constructor negó que hubiese sobreprecio. “Se cobró lo que se hizo en función de la excelencia y calidad de los materiales empleados; es una obra de lujo, tal como se nos pidió”, aseguró el letrado. Postigo también destacó que se hicieron cuatro auditorías que no revelan irregularidades. “De ahí no ha podido salir el dinero de Villa”, afirmó Postigo hace un año a este periódico. 
Una hija de José Antonio Postigo regularizó 360.000 euros en fechas similares a las de Fernández Villa. Su padre afirmó que ese dinero provenía del sueldo que cobraba su hija en la librería en la que trabajó antes de entrar en la residencia. El nuevo presidente del Montepío de la Minería, Juan José Pulgar, prescindió de los hijos de Fernández Villa y de Postigo.
Los investigadores han descubierto que hubo certificaciones falsas sobre la evolución de las obras de la residencia y de cuyo importe se apropió supuestamente el histórico dirigente minero. Otra parte de su fortuna procede asimismo, según las pesquisas, de las dietas destinadas a otros compañeros del sindicato por sus labores a lo largo de los años.
José Ángel Fernández Villa dejó la cúpula del sindicato en 2013. Desde que EL PAÍS reveló su fortuna se encerró en su domicilio y ha evitado cualquier aparición pública. El exdirigente de SOMA-UGT fue citado a comparecer a la comisión de investigación que abrió la Junta General del Principado de Asturias y alegó problemas de salud. Sus hijos Ronaldo y Ángela negaron a este periódico que su padre dispusiera de los 1,4 millones regularizados a Hacienda. “Estamos flipando. Todo es una mentira”, afirmó esta última.
COMENTARIO:
LE HE SOPORTADO  POLÍTICA Y SINDACALMENTE, NUNCA FUE SANTO DE MI DEVOCIÓN, PERO NO SE LE PODÍA CRITIRCAR PORQUE ESTABAS ACABADO, SI LO HACIAS,YO LO HICE Y LO PADECÍ. 
MIENTRAS TANTO ÉL SE LLENABA LOS  BOLSILLOS, ESO TODO EL MUNDO LO SOSPECHABA Y MUCHO LO SABÍAN, PERO TODOS TENÍAN MIEDO A QUE SE LES MOVIERA ELSILLON.
QUITABA Y PONÍA PRESIDENTES AUTONÓMICOS Y NOMBRABA CONSEJEROS Y DE DIRECTORES GENERALES,NO SE MOVIA NADA POLITICAMENTE NI EN LA MINERÍA EN ASTURIAS, SIN SU CONSENTIMIENTO Y VISTO BUENO.
ÉL LLEVÓ TODA LA RECONVERSIÓN MINERA  Y NEGOCIÓN LOS FONDOS MINEROS QUE FUERON MILLES Y MILLES DE MILLONES, QUE MUCHOS SE QUEDARON  POR EL CAMINO,VIENDO LOS RESULTADOS.
1,4 MILLONES ES SÓLO LA PUNTA DEL ICEBERG, UN EXCESO DE CONFIANZA A LA HORA DE BLANQUEAR DINERO A TRAVÉS DE LA AMNISTIA FISCAL Y QUE LA MINERÍA YA NO TENÍA EL PODER ANTARIOR E INTERESABA QUE CAYERA, PUES HABIA PISADO MUCHOS CALLOS Y TENÍA MUCHOS AMIGOS TRAIDORES.
¿DÓNDE ESTÁN AHORA? MIRAN PARA EL CIELO Y SILBAN COMO SI NO LE CONOCIERAN DE NADA NO VAYA AS ER QUE LES TOQUE LA DESGRACIA EN QUE HA CAÍDO.  

No hay comentarios: