Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

lunes, 3 de octubre de 2016

UNIÓ PIDIÓ A LA BANCA QUE LE PERDONARA EL 95% DE SU DEUDA.

Ramon Espadaler, junto a Íñigo Urkullu, ayer en el Alderdi Eguna

Unió pidió a la banca que le perdonara el 95% de su deuda.


Las entidades rechazaron la demanda del partido, que pidió el concurso.

Unió Democràtica de Catalunya (UDC) pidió a la banca acreedora que le perdonara el 95% de su deuda ante la amenaza de verse abocada al concurso de acreedores. Según explicaron varias fuentes financieras, las entidades rechazaron la propuesta de los democristianos, que el 1 de septiembre tuvieron que acabar solicitando al juez el concurso voluntario. Fuentes del partido declinaron hablar de las negociaciones y aseguraron que la formación seguirá siendo “proactiva” en la construcción de una “alternativa política” al Ejecutivo catalán.
Tras quedarse sin representación en el Parlamento catalán y en el Congreso de los Diputados y experimentar una fuga de militantes tras su ruptura con la antigua Convergència Democràtica de Catalunya, Unió tuvo que plantear un preconcurso de acreedores para negociar con su deuda con la banca. Esta asciende a 22,5 millones de euros, de los cuales 19,3 corresponde a hipotecas y préstamos con entidades financieras.

Espadaler: “Solo el nacionalismo centrado puede dar respuestas”

Unió Democràtica de Catalunya sostiene que el concurso de acreedores no pone fin al proyecto de los democristianos. “Un partido político es mucho más que un aparato administrativo o que un NIF. Es, por encima de todo, la agregación de voluntades para defender en el seno de las instituciones una idea de país y de sociedad”, aseguró el secretario general de la formación, Ramon Espadaler, en una carta a la militancia.
Ayer mismo, Espadaler defendió en el Alderdi Eguna del Partido Nacionalista Vasco (PNV) que “el nacionalismo centrado es el único capaz de dar respuestas reales y llegar a acuerdos”, en referencia a la reciente victoria de la lista encabezada por Íñigo Urkullu.
Fuentes del partido recordaron que el consejo del partido pidió que Unió cree una alternativa que englobe “voluntades y acentos diferentes” sobre el “denominador común del catalanismo y la centralidad política”, entre los que, consideran, el suyo es “imprescindible”.
Ese mecanismo dio un margen de tres meses a Unió para pactar con los bancos. Según los documentos de esas negociaciones a los que ha tenido acceso este diario, la formación democristiana que dirige Ramon Espadaler tenía deudas contraídas con siete entidades financieras: La Caixa, Banco Santander, BBVA —que heredó los préstamos de la antigua CatalunyaCaixa—, KutxaBank, Banco Popular, Banco Sabadell e Ibercaja.
Varias fuentes de la negociación explicaron que UDC, asesorada por el despacho de abogados Roca Junyent, pidió a los bancos que aplicaran una quita —una condonación— del 95% de la deuda financiera. Estas fuentes sostuvieron que la formación pidió, en una segunda propuesta, un plazo de diez años para devolver la deuda, dejando para el final de ese periodo el pago del capital principal.
Según estas fuentes, los bancos crearon un comité para examinar la propuesta que les remitieron los abogados de Unió Democràtica. Sin embargo, decidieron rechazarla. Según fuentes de la negociación, primero, porque la caída de afiliados y la pérdida de representación parlamentaria no garantizaba los ingresos necesarios para levantar el vuelo. Al debatir la propuesta, además, las entidades concluyeron que el momento de malestar social tampoco permitía condonar esa deuda. A cambio, la banca acreedora ofreció al partido refinanciar toda la deuda con unos intereses de Euríbor y un diferencial de dos puntos.

Portazo de la banca

El pasado 29 de julio, las entidades financieras dieron el no definitivo a UDC, lo cual la abocó al concurso de acreedores. El partido lo pidió de forma voluntaria el pasado 1 de septiembre. A partir de ahora, cualquier decisión económica deberá pasar por el administrador concursal nombrado por el juez, que ha recaído en un abogado de la consultora Deloitte. La formación democristiana, que cuenta con una plantilla de 16 personas, deberá empezar a confeccionar ahora una propuesta de convenio si quiere evitar la liquidación. Aun así, tiene tiempo, puesto que fuentes del partido recuerdan que el concurso aún no ha sido publicado en el BOE.
LA IDEA NO ES MALA, PARA QUE LA PAGUEMOS TODOS LOS ESPAÑOLES, SEPARATISMO SI Y LA DEUDA PARA EL RESTO DE LOS ESPAÑOLES.

No hay comentarios: