Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

sábado, 22 de octubre de 2016

FERNÁNDEZ Y DÍAZ PROMUEVEN QUE EL GRUPO SOCIALISTA SE ABSTENGA EN BLOQUE

El portavoz la gestora del PSOE, Mario Jiménez, y Susana Díaz

Fernández y Díaz promueven que el grupo socialista se abstenga en bloque.



Otra opción sería que todo el grupo votara en contra salvo 11 diputados, lo que le bastaría a Rajoy.

Todos o ninguno. Este es el sentir generalizado entre los diputados y la mayoría de los dirigentes socialistas consultados cuando se plantean abstenerse en la segunda votación de la sesión de investidura, lo que daría la presidencia a Mariano Rajoy. Otra opción sería que todo el grupo votara en contra salvo 11 diputados, lo que le bastaría al candidato del PP; pero tanto el presidente de la gestora, Javier Fernández, como el PSOE de Andalucía, la principal federación, defienden que todos asuman la decisión. Y ello contando con que, como parece casi seguro, el comité federal de mañana decida facilitar que Rajoy forme Gobierno.
La comisión gestora del PSOE no ha resuelto aún ni tiene una respuesta aproximada sobre la instrucción que formulará al grupo parlamentario socialista para materializar la abstención en la segunda votación de la investidura de Rajoy. Las distintas modalidades de “abstención técnica” que propugnan diferentes responsables socialistas choca con el rechazo casi absoluto de quienes tendrán que afrontar de viva voz esa situación: los 84 diputados socialistas.
La abstención ante un Gobierno del PP es un paso muy difícil para el PSOE, pero lo será mucho más si se produce una votación con noes y abstenciones y solo unos pocos tienen que significarse, señala una diputada socialista que no ve otra salida que inhibirse en la votación. “¿Nos están acusando dentro del partido de indignos y vamos a hacer algo con apariencia de indignidad?”, pregunta esta parlamentaria, que no puede aceptar que ella tenga que levantarse y decir “abstención”, si fuera una de las seleccionadas, y que su compañero de delante, de detrás y de al lado proclamen su no.
Estas razones las sostiene también el presidente de la gestora, Javier Fernández, así como la cúpula del socialismo andaluz, según distintos interlocutores. La defensa de la posición que mañana muchos miembros del comité federal expondrán por primera vez a favor de la abstención tiene que servir para justificar que esta postura sea tomada en bloque, opinan varias fuentes. Las dudas proceden de las decisiones que la gestora y la dirección del grupo socialista tendrían que tomar ante hipotéticas indisciplinas.
Los noes en el comité federal no se traducirán después matemáticamente en el grupo parlamentario, toda vez que algunos de los dirigentes críticos ya han adelantado que, tras defender su posición, acatarán la que tome la mayoría. Pero sí es seguro, por ejemplo, que los siete diputados del PSC no atenderán ese mandato: han anunciado que votarán no, decida lo que decida el comité federal. Lo mismo harán los dos parlamentarios de Baleares, la aragonesa Susana Sumelzo y la independiente Margarita Robles.
“Si se plantea un viraje histórico como es apoyar que gobierne el PP pediré libertad de voto al grupo parlamentario para mantener el compromiso con los votantes”
Francina Armengol, presidenta de Baleares
El diputado vasco Odón Elorza está contra la abstención y apelará al artículo 33 del reglamento del grupo socialista, que alude al voto en conciencia y que nada tiene que ver, según explica, con la libertad de voto. El artículo dice: “El pleno del grupo parlamentario podrá excepcionalmente acordar la libertad de voto por razones de conciencia una vez oídas las razones del parlamentario o parlamentarios solicitantes”.
En principio, no más de una docena de diputados se saltarían la decisión del comité federal. Pero estos quedarían difuminados si solo 11 se abstuvieran, dado que ellos no estarían entre los señalados para la abstención, como tampoco los parlamentarios en cuyas comunidades autónomas gobiernan los socialistas con el apoyo de Podemos. Esta es la estrategia por la que trabaja el PSC y su primer secretario, Miquel Iceta, que pide comprensión a los dirigentes del PSOE respecto a la situación del socialismo catalán, totalmente contrario, sin fisuras, a volver a hacer presidente a Rajoy, sobre todo por su actitud ante el problema territorial con Cataluña.

Evitar una mayor ruptura

Las peticiones de Iceta no caen en saco roto en la mayoría de los dirigentes del PSOE, que no quieren verse en la necesidad de tomar medidas drásticas contra el partido federado. El dilema está en que no poner en evidencia la quiebra de la disciplina de los diputados catalanes violenta mucho al resto de los parlamentarios socialistas. La propuesta de la abstención selectiva, que fue realizada hace semanas por el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, también tiene ahora como principal defensor al presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, con el afán de ambos de no provocar más rupturas de las que ya tiene la organización socialista.
La firmeza en el no la mantiene la presidenta de Baleares, Francina Armengol. “Si se plantea un viraje histórico como es apoyar que gobierne el PP pediré libertad de voto al grupo parlamentario para mantener el compromiso con los votantes”, ha declarado este viernes.
La tesis que previsiblemente triunfará en el comité federal respecto a que la abstención no es apoyar al PP tampoco la admiten buena parte de los dirigentes que estuvieron con el anterior secretario general, Pedro Sánchez. Óscar López, exportavoz del Senado, sigue en la defensa del no, lo mismo que el exsecretario de Organización, César Luena. “La abstención es un apoyo directo a Rajoy y defenderé el no en cualquier investidura: la segunda, la tercera, la cuarta, la quinta...”, dijo el número dos de Sánchez. No obstante, Luena acatará la decisión del comité federal.

El presidente de la gestora, al PSC: “No quiero conflictos”

Javier Fernández se mostró este viernes partidario de que la abstención del PSOE a una investidura de Mariano Rajoy, de ser aprobada por el comité federal, se lleve a cabo “en segunda votación”. “Entiendo, de manera personal, no como presidente de la gestora, que debería ser así para demostrar en la primera nuestro rechazo a las políticas del PP”, argumentó.
El presidente de la gestora reiteró sus mensajes al PSC de que acate la abstención si así la determina el comité federal. “No quiero conflictos. Espero que reconsideren su votación. Mi deseo es que discurra por los cauces de la normalidad”, dijo. Fernández adelantó que cree que la decisión de este domingo no se tomará por voto secreto, sino “por llamamiento”.
Respecto a cuándo tendrá lugar el congreso que elegirá al secretario general al que le tocará dirigir un partido “dañado”, el presidente de la gestora señaló que su objetivo “no es dilatarlo”, aunque no dio fechas. Agrupaciones como la de València Nord piden que el congreso se celebre en un plazo de 70 días.
“El tiempo que permanezca la gestora al frente de la organización tenemos que serenar las aguas en el marco del partido y plantear un congreso de reconstrucción”, esgrimió Fernández. Este sábado está convocada, a partir de las 12.00, una concentración en Ferraz, sede del PSOE, denominada La revolución de las rosas, en la que se exigirá la celebración de un congreso extraordinario cuanto antes.

ME TEMO QUE LA ABSTENCION EN BLOQUE NO VA SER POSIBLE, PERO SÍ LA SUFICIENTE, PARA QUE MARIANO RAJOY FORME GOBIERNO.

No hay comentarios: