Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

sábado, 10 de septiembre de 2016

NEGATIVA INTOLERABLE

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ayer en Madrid.

Negativa intolerable.


El rechazo del Gobierno a comparecer en el pleno del Congreso para explicar el fallido nombramiento de Soria en el Banco Mundial es otro gesto arbitrario más.

El rechazo del Gobierno a comparecer en el pleno del Congreso por el caso Soria es una intolerable arbitrariedad, que se suma a otras ya cometidas en torno a este lamentable episodio. Por mucho que se encuentre en funciones, un Ejecutivo que continúa tomando medidas no puede hurtarse al control parlamentario, actuando como si se sintiera responsable solo ante sí mismo. La democracia representativa no puede cancelar el obligado control del Gobierno por el Parlamento sin grave daño para el sistema constitucional.
En este caso es indudable que existe acuerdo más que suficiente en la Mesa del Congreso como para que su presidenta, reticente desde el principio, se vea obligada a convocar el pleno. Al portavoz del PP, Rafael Hernando, puede parecerle todo lo “ridículo” que quiera, pero los demás grupos han votado a favor de que se celebre, y son la mayoría en un Parlamento que se encuentra en funciones plenas. Precisamente viene ahora el órgano que no lo está, que es el Ejecutivo, y dice que limita las explicaciones a una información del ministro Luis de Guindos en la comisión de Economía. La guerra del Gobierno de Mariano Rajoy contra el Congreso está llegando demasiado lejos y la alegación de que hay un conflicto que viene de antiguo en el Tribunal Constitucional es una pobre excusa.
El equipo gubernamental no aprende. Prefiere mantenerse en el desafío y el plantón a los demás, limitándose a aguardar que otros se rindan. Los años de mayoría absoluta le anestesiaron en el cumplimiento de la obligación de rendir cuentas, pero en el Congreso actual el PP solo es una minoría —aunque la principal—, de modo que huelga que pretenda vencer al resto de la Cámara, sin otro fruto que el reducir aún más el terreno de encuentro para una solución al bloqueo político que sufre este país. Es como si lo fiara todo al salto al vacío de otras elecciones.
DESPRECIO E IGNOGRANCIA SUPINA,GENTE MEDIOCRE.

No hay comentarios: