Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

martes, 9 de agosto de 2016

RIVERA PONE SEIS CONDICIONES AL PP PARA DAR EL SI

Albert Rivera durante su comparecencia

Rivera pone seis condiciones al PP para negociar el ‘sí’ a la investidura de Rajoy.


El líder de Ciudadanos exige además que el presidente en funciones ponga fecha y hora al debate.

Albert Rivera ha anunciado este martes seis condiciones irrenunciables para negociar el voto a favor de la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. "Estamos abiertos a todo", ha dicho el líder de Ciudadanos, que anunció en campaña que no apoyaría la continuidad del candidato del PP. Rivera le ha pedido a Rajoy que se comprometa a expulsar inmediatamente a cualquier cargo público imputado por corrupción política; a eliminar los aforamientos; a aprobar una nueva ley electoral; a acabar con los indultos por corrupción política; a limitar los mandatos presidenciales a ocho años o dos legislaturas; y a crear una comisión parlamentaria para investigar el caso Bárcenas. Solo en ese caso, ha dicho Rivera, Ciudadanos se abrirá a negociar con el PP, que en todo caso sigue necesitando la abstención del PSOE: la suma de los 137 diputados de Rajoy con los 32 de Rivera no alcanza la mayoría absoluta (176).
Antes de hacer públicas sus exigencias, el líder de Ciudadanos ha telefoneado al del PP y se las ha enviado por escrito. Los dos políticos se reunirán mañana por tercera vez desde las elecciones generales del 26-J. Rivera exigirá como paso previo a cualquier conversación que Rajoy fije una fecha para la votación en la que debe decidirse su investidura. Pedirá una primera respuesta sobre sus seis condiciones. Y en función de esa contestación, tomará una de estas tres decisiones: esperar a que el PP se decida; abrir negociaciones porque Rajoy acepta sus condiciones; o dar por cancelada la operación porque no haya visos de que pueda salir adelante.

Las seis condiciones de Rivera

  • Separación inmediata de cualquier cargo público imputado por corrupción política.
  • Eliminación de los aforamientos.
  • Nueva ley electoral que contenga como mínimo listas desbloqueadas (que se puedan elegir personas y no solo partidos) y sin voto rogado.
  • Acabar con los indultos por corrupción política.
  • Limitación de mandatos a ocho años o a dos mandatos, como hacen otras naciones del mundo. No perpetuarse.
  • Creación de una comisión de investigación parlamentaria para investigar la presunta financiación ilegal del PP en el caso Bárcenas.
"Se puede poner en marcha este país si hay una apuesta inequívoca por la regeneración y contra la corrupción", ha argumentado Rivera, que ha justificado su radical cambio de posición por la falta de avances entre el PP o el PSOE. "Después de que la vieja política fracase, nosotros no podemos hacer lo mismo", ha añadido. "En este momento importante y delicado de España, donde hay muchos riesgos, hay que dar un paso, mojarse, buscar soluciones", ha justificado, recordando que Cristina Cifuentes (PP) aceptó condiciones similares para recabar el voto afirmativo de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid; y que Pedro Sánchez (PSOE) también las asumió cuando firmó su acuerdo de Gobierno.
El líder de la formación de centro ha anunciado su decisión en el Congreso y tras convocar a la Ejecutiva de su partido esta mañana. Como informó este diario, su objetivo era emplear esa reunión para consensuar un gesto que reflejara “un nuevo clima” en la relación entre las dos partes, separadas desde hace meses por la oposición de Rivera a la continuidad de Rajoy como presidente. Esta ha sido la secuencia de acontecimientos. El líder de la formación de centro anunció durante la campaña que nunca apoyaría la continuidad del candidato del PP al frente del Gobierno. Tras el 26-J, rectificó y le concedió su abstención, anunciando que jamás llegaría al voto afirmativo. El anuncio de este martes supone un paso más en el progresivo acercamiento de Rivera hacia el apoyo a Rajoy, que poco a poco ha logrado que Ciudadanos entre en su terreno.
Si el presidente en funciones acepta las condiciones de Ciudadanos, las dos partes iniciarán conversaciones a ritmo muy acelerado. Las dos partes coinciden en que el calendario apremia, y en que cada día perdido sin negociar por parte de los equipos económicos dificulta que España evite la multa que le impondrá Bruselas si no ha tramitado las cuentas públicas para el 15 de octubre. Hasta ahora, Ciudadanos se había negado a reunir a su equipo económico para negociar los Presupuestos con el del PP porque un Gobierno en funciones no puede aprobar las cuentas públicas. En consecuencia, según los consejeros de Rivera, no valía la pena negociar con alguien que quizás no acabe siendo el presidente. Esa puerta, según fuentes consultadas, quedará abierta si el PP transige con las seis condiciones de Rivera. En ese caso, el voto afirmativo de Ciudadanos estará a un centímetro. Así lo planteó la semana pasada Rajoy tras reunirse con Rivera: ¿Cómo es posible negociar el apoyo de los Presupuestos y no acompañarlo del voto afirmativo al candidato que debe defenderlos y aplicarlos?
ESTOY SEGURO QUE RAJOY NO LO VA ACEPTAR PUES TIENE MUCHA CORRUPCIÓN EN EL PARTIDO.