Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

sábado, 20 de agosto de 2016

RIVERA PEDIRÁ AL PP PRIMARIAS.

El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, en la sede del partido.

Rivera pedirá al PP primarias y un bloque social para presionar al PSOE.


El partido avisa a Rajoy de que su voto no está decidido y quiere “reformas profundas”.

Tras presentarse “sin líneas rojas” a la negociación con el PP, Ciudadanos avisa de que eso no significa que las conversaciones que empiezan mañana vayan a ser una mera representación. Al contrario, el partido de Albert Rivera quiere arrancar “reformas profundas” a los populares para votar sí a Mariano Rajoy en la investidura. Entre el centenar de propuestas remitidas al PP, la formación plantea primarias para elegir a los candidatos y da máxima importancia al bloque de medidas sociales; de ese modo, el PSOE recibirá más presión para abstenerse. El PP no rechaza debatir sobre las primarias.
La negociación entre el PP y Ciudadanos arranca este lunes por el bloque de economía y empleo, pero las dos formaciones estudian este fin de semana los documentos que ya se han remitido como base para las conversaciones. Los populares han enviado al partido de Albert Rivera, de nuevo, las 125 coincidencias que encontraron entre programa del PP y el pacto suscrito la legislatura pasada entre el PSOE y Ciudadanos; y estos han remitido un documento con un centenar de propuestas que no quieren hacer público. Entre las medidas que plantea al PP, Ciudadanos ha incluido un tema delicado: las primarias.
La celebración de primarias obligatorias para elegir a los candidatos electorales de los partidos era una de las medidas incluidas en el “compromiso por la regeneración democrática” de Ciudadanos, que el partido elaboró y utilizó como base para suscribir todos los pactos autonómicos tras los comicios de 2015. Así, la formación lo hizo constar en los acuerdos de investidura que firmó en Madrid con Cristina Cifuentes (PP) y en Andalucía con Susana Díaz (PSOE), y se incluyó también en el pacto de Gobierno que alcanzaron Rivera y Pedro Sánchez en la legislatura pasada. Se trata de una de las propuestas clave de Ciudadanos que, sin embargo, sacó este verano de las seis exigencias imprescindibles para abrir la negociación con los populares.
Los estatutos del PP no las contemplan, pero el debate de primarias está ya en el partido, aunque aparcado, porque Rajoy ha pospuesto las cuestiones internas, como el congreso nacional, hasta la formación de Gobierno. Dirigentes regionales como Cifuentes o Juan Manuel Moreno, presidente del partido en Andalucía (la agrupación más importante, con 162.000 militantes), han manifestado abiertamente que son partidarios. También vicesecretarios como Javier Maroto y Nuevas Generaciones plantean la necesidad de incrementar la participación y abrir el partido.
La intención de Ciudadanos es ampliar al máximo las políticas de regeneración democrática. “Las medidas de lucha contra la corrupción, transparencia y democracia de los partidos que llevamos en nuestro programa y el pacto que defendemos desde 2010 van a estar sobre la mesa”, dijo ayer el vicesecretario general, José Manuel Villegas, al ser preguntado por las primarias.

Modificar leyes del anterior mandato

Hasta dónde será capaz Ciudadanos de conseguir que el PP asuma reformas de calado es todavía una incógnita, toda vez que los negociadores ni siquiera han empezado a entrar en materia. El partido de Albert Rivera sabe que el acuerdo final tiene que responder al papel que busca en la política española como agente de regeneración y cambio. Eso significa reformas que reviertan también políticas del PP, apuntan desde su cúpula.
En el pacto que suscribieron Rivera y Pedro Sánchez consensuaron casi una decena de derogaciones de políticas del Gobierno de Mariano Rajoy. Pactaron un nuevo Estatuto de los trabajadores (que sustituyera al actual), así como la derogación de la conocida como ley mordaza en los preceptos recurridos ante el Constitucional. También revocar la reforma del PP en materia de justicia universal y derogar el artículo 315.3 del Código Penal sobre el ejercicio del derecho de huelga. Ciudadanos avisa: “Algunas de las cosas que el PP ha hecho estos cuatro años de Gobierno han ido en dirección contraria de lo que propone Ciudadanos, y por lo tanto vamos a pedir que se modifiquen algunas o muchas de esas políticas. Algunas serán leyes”.
Tanto al PP como a Ciudadanos les interesa acordar medidas que ya estaban en el pacto firmado por Rivera y Sánchez, para obligar al líder socialista a responder a esta pregunta: ¿Va a rechazar en agosto las medidas que firmó en febrero? Con esa intención plantearán iniciativas en materia social. “Las políticas sociales van a ser una pieza importante”, incidió el número dos de Ciudadanos.
Rivera llevaba en su programa la dación en pago en hipotecas, el complemento salarial, la universalización de la sanidad o la igualación del permiso de paternidad al de maternidad en 26 semanas. El PP propone abordar el sistema de financiación de la ley de dependencia, jornadas laborales hasta las 18.00, cambio del huso horario, una cartera común que garantice el acceso a la sanidad en condiciones de igualdad y medidas contra la pobreza energética.
El PP ofrecerá además a Ciudadanos “mejorar los mecanismos de denuncia de casos de corrupción”; “reforzar los medios humanos y materiales” para combatirla; regular la actuación de los lobbies; aumentar “el control de las subvenciones públicas”; reformar la ley de contratos del sector público; potenciar la iniciativa legislativa popular y homologar las declaraciones de bienes y actividades de parlamentarios y altos cargos del Gobierno.
En el programa de Ciudadanos figura la supresión de las Diputaciones provinciales y del Senado (dos materias sobre las que están dispuestos a buscar una solución intermedia como hicieron con el PSOE, a base de reducir el número de senadores y el presupuesto de las Diputaciones); la regulación de las puertas giratorias en política, la elección por los jueces y no por las Cortes de los miembros del Consejo General del Poder Judicial y que los del Tribunal Constitucional no puedan haber desempeñado cargos públicos o en partidos cinco años antes de ser elegidos, entre otras.
“Ciudadanos no renuncia de entrada a ninguna de sus propuestas”, incidió Villegas. El partido avisa al PP de que tendrá que ceder y asumir reformas importantes que lleven el sello de su partido. “Acudimos con la mejor intención pero el PP tiene que tener claro que tiene que ser flexible. No habrá Gobierno si no hay reformas profundas y cambio en España”, enfatizó el vicesecretario general. El partido sabe que tiene poco tiempo para negociar, que el pacto que buscan no es de legislatura como el del PSOE sino solo de investidura, pero quiere que se perciba el porqué de su participación en el a Rajoy: “La impronta de esos cambios se tiene que notar a corto plazo”.
EL PSOE ESTÁ CONTRA LAS CUERDAS.

No hay comentarios: