Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

viernes, 29 de julio de 2016

PELIGROS DE NO TAPAR LA CÁMARA DEL ORDENADOR

cámara ordenador

Darlene, la hacker más avispada de la serie Mr. Robot, es de las de tapar su cámara.

Estos son los peligros de no tapar la cámara de tu ordenador.

Mark Zuckerberg fue pillado con cinta adhesiva en la cámara y el micrófono del ordenador, el director del FBI también hace lo mismo. Desvelamos las claves del espionaje por Internet a través de tu equipo personal.

La fobia al espionaje cibernético a través de las cámaras del ordenador es una realidad.  Mark Zuckerberg fue pillado con cinta adhesiva en su portátil sobre la cámara y el micrófono y el mismo director del FBI, James Comey, declaró que “me puse un trozo de cinta adhesiva sobre la cámara, porque vi a alguien más inteligente que yo poniendo un trozo de cinta adhesiva sobre su cámara”. Así han empezado a surgir no solo diversas rumorologías, sino también empresas que se dedican a vender pegatinas para las webcams, o tapas que permitían cerrar la visión de la cámara cuando no la estamos utilizando. Incluso en España. El pánico a ser grabados en situaciones íntimas está tan asimilado que hasta en la mismísima Mr. Robot, la serie de hackers más venerada de la televisión, una joven se ve afectada por un pinchazo en su propia habitación.
La pregunta entonces es, ¿realmente pueden espiarnos por nuestra webcam? El experto en tecnología Carlos Hergueta afirma tajantemente que “sí, nos pueden ver a través de las cámaras de nuestros ordenadores. Es un hecho”. Detallando más esta idea, el experto explica que “existen numerosos estudios sobre seguridad, que han encontrado malwares (softwares maliciosos) de ciberdelincuentes, dedicados a espiarnos de esa manera e, incluso, también han salido a la luz informes sobre programas de este tipo, utilizados por agencias de inteligencia, como la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) estadounidense”.
¿Cómo pueden vernos?
Ya han ocurrido casos reales, en los que algunas personas, sobre todo mujeres, han recibido fotografías suyas, tomadas desde la cámara de su propio ordenador. ¿Y cómo lo hicieron sin que se dieran cuenta? Si bien siempre se ha pensado que en el momento en el que se activa la cámara del ordenador, se enciende la luz que la acompaña, una investigación de la Universidad Johns Hopkins confirmó que es posible activar la cámara de forma encubierta, es decir, sin que se encienda esa luz, y por tanto, sin que se alerte al usuario de que la cámara está activa.
Según Carlos Hergueta, la alerta ha sido más que confirmada, puesto que “la existencia de este tipo de softwares espía ha sido expuesta en numerosas ocasiones, por distintas compañías dedicadas a la seguridad informática”. Respecto a si lo que pueden obtener es solo imagen o también sonido, el experto explica que “Ambas opciones son posibles, una vez que el usuario ha dado la vía de entrada a un malware que afecta a su equipo”. Dando aún más detalles, aporta que “por ejemplo, la NSA tiene un programa llamado GUMFISH que permite controlar la cámara de ordenadores infectados y sacar fotos; u otro llamado CAPTIVATEDAUDIENCE que permite controlar el micrófono y grabar conversaciones”. Datos que quizás la población general no conozca en tanta profundidad, pero que en el entorno tecnológico ya parecen estar consabidos.
¿Podemos defendernos de los espías de la red?
Quien se haya fijado en el tráiler de la nueva película sobre la vida de Edward Snowden, de Oliver Stone, habrá visto que el experto en la red mira nervioso la cámara web de su ordenador, mientras pasa un momento íntimo con su novia. De esta escena podemos reflexionar que, si el que conocía todos los secretos del espionaje internacional, ya temía a su webcam, ¿qué podemos hacer nosotros?
Tal y como relata Carlos Hergueta, “es probable que a través de un antivirus se consiga  bloquear estas amenazas, o que realmente se encienda la luz que acompaña a la cámara y nos alerte de su actividad. Sin embargo, ninguna de estas medidas es 100% fiable, porque constantemente surgen nuevas amenazas”. De esta manera, parece que lo más efectivo es optar por lo más sencillo. Tapar nuestra webcam, con un mecanismo con este fin, con una pegatina, o con un trozo de cinta adhesiva.
“Desde luego, tapar la cámara es lo más efectivo – continúa Hergueta- realmente es la única forma 100% segura de proteger un equipo ante este tipo de amenazas. Si la lente de la cámara está bloqueada con algo físico, es incapaz de ‘ver’, como un ojo. Igualmente,  si bloqueamos el micrófono, nuestro ordenador tampoco será capaz de oír”.
 Una idea no tan difundida
Muchas veces el peor virus de todos es la ignorancia. Porque es la mejor arma del engaño. Y es que si el espionaje informático tiene una solución tan sencilla como una pegatina, el problema parece ser que no todo el mundo sabe las consecuencias de no ponerla. En este sentido, el experto en tecnología opina que “no es una idea demasiado extendida entre la gente de a pie, quizá porque no es una amenaza que haya costado demasiados disgustos a demasiada gente”, al menos en España.
A este respecto, la respuesta de por qué no hemos sufrido demasiados ataques informáticos, puede ser también igual de sencilla. Que nuestros secretos e intimidades no son tan importantes, como para hackear nuestro ordenador. Como valora Hergueta, “la mayoría de los ataques informáticos tienen siempre un fin, que suele ser lucrativo, aunque también para satisfacer alguna necesidad diferente. Puede ser que alguien busque un secreto industrial, de seguridad nacional, los datos de una cuenta bancaria o incluso material ilegal, como pornografía con la que comerciar en el mercado negro”.
Si bien es cierto que también han surgido casos de acoso sexual o de chantaje para no publicar escenas íntimas en internet, que deberían tenerse en cuenta, la realidad es que  “quienes más tienen que temer son las personas que manejen ese tipo de información sensible, cerca de su ordenador”. Sin embargo, también es cierto que queda claro que cualquiera somos vulnerables a este tipo de amenazas, por lo que “quienes sientan temor al respecto, deberían tapar sus cámaras y micrófonos”, concluye el experto.
TODOS LOS QUE TENEMOS INTERNET Y NAVEGAMOS  ESTAMOS SUPER CONTROLADOS Y MEDIATIZADOS,ESE ES EL PEAJE QUE HAY QUE PAGAR.

No hay comentarios: