Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

miércoles, 6 de julio de 2016

LAS RENTAS ALTAS DECLARADAS EN EL IRPF CAEN UN 21% DESDE LA CRISIS.

Un contribuyente rellena unos documentos para Hacienda.

Las rentas altas declaradas en el IRPF caen un 21% desde la crisis

Los autónomos que declaran ingresar más de 60.000 euros han disminuido un 63% desde el inicio de la crisis

El número de contribuyentes que declaran ganar más de 60.000 euros ha descendido un 21% desde el máximo de 2008, cuando estalló la crisis financiera. Es una de las conclusiones que se extraen de la estadística de declarantes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondiente a 2014, difundida ayer por la Agencia Tributaria. El caso es más llamativo entre los autónomos. Las rentas altas declaradas en el IRPF de los profesionales ha caído un 63,5% desde entonces.
Un total de 607.337 contribuyentes de los 19.359.020 declarantes del IRPF confesaron ganar más de 60.000 euros en 2014, el primer aumento del número de rentas altas desde el estallido de la crisis financiera. Se considera que estos ciudadanos tienen rentas altas porque suponen solo un 3,14% del total de contribuyentes.
Un vistazo con más perspectiva muestra que desde 2008 los ciudadanos que confiesan ingresar más de esa cantidad ha disminuido un 21%. Si se observa esta evolución por fuente de renta resulta aún más llamativo. Los asalariados con altos rendimientos se redujeron un 20% desde el inicio de la recesión, mientras que los autónomos con más ingresos disminuyeron un 63%.



La Agencia Tributaria clasifica a los contribuyentes del IRPF por tramos de renta. Según esta distribución, de los más de 19 millones de ciudadanos que presentaron la declaración de la renta el año pasado, 5.394 personas confesaron a Hacienda que ganaron más de 600.000 euros durante 2014. Aunque son unos pocos más que el año anterior, en realidad son la mitad que en 2007, justo antes del colapso financiero mundial que condujo a España a una profunda depresión de la que aún quedan algunas señales.

Más ricos que en 2013 pero menos que antes de la crisis

La evolución es aún más sorprendente si distinguimos entre trabajadores por cuenta ajena y autónoma. Solo 16 profesionales o autónomos declararon ganar más de 600.000 euros frente a los 4.341 asalariados que lo confesaron. Para entender mejor la comparación, en 2007, había 107 autónomos que informaron de que ganaban más de 600.000 euros, casi siete veces más que en 2014.

Los autónomos declaran ganar casi la mitad que los asalariados


La renta media declarada por los trabajadores asalariados ascendió a 18.873 euros frente a los 10.409 euros que declararon ganar los profesionales autónomos, según la estadística de declarantes del IRPF de 2014 difundida ayer por la Agencia Tributaria. Es decir, los autónomos declaran ganar un 55% de lo que ingresan los trabajadores por cuenta ajena, es el menor porcentaje de la serie.
La mayoría de autonómos presentaron la declaración por estimación objetiva, un régimen especial por el que calculan la base liquidable restando de los ingresos los gastos de la actividad. "Es algo que se repite año a año. Los autónomos declaran menos que los que perciben rendimientos de trabajo, que están más controlados", explica Carlos Cruzado, presidente de la organización de Técnicos de Hacienda (Gestha). "Hay bastante más fraude en este colectivo que entre los asalariados", abunda. Es más fácil que los autónomos trabajen en negro, aunque, por supuesto, no todos lo hacen y justifican que esta diferencia tiene que ver con la crisis.

Las cifras difundidas ayer por la Agencia Tributaria engloba a todos los contribuyentes que presentaron la liquidación de la declaración de la renta el año pasado, que se correspondía con la renta de 2014. En este grupo se encuentran jubilados, parados y cualquier trabajador con independencia del tiempo en que estuviera contratado durante el citado ejercicio fiscal. No obstante, hay que tener en cuenta que no es obligatorio presentar la declaración cuando los rendimientos del trabajo son inferiores a 22.000 euros o de 11.250 si el contribuyente tiene más de un pagador.

Más millonarios

A pesar de todas las cautelas, el número de rentas altas ha caído fuertemente durante los años de crisis a pesar de que algunos estudios muestran que los millonarios apenas han dejado de incrementarse durante esta época de nubarrones. Un informe de la consultora internacional Capgemini calcula que el número de ricos creció en España un 40% desde 2008. El número de ciudadanos con grandes patrimonios —con más de un millón de dólares sin contar la vivienda— se incrementó en España un 50% durante la crisis, hasta alcanzar las 178.000 personas a finales de 2014. La diferencia entre los datos de la Agencia Tributaria y los de la consultora se debe al aumento de la desigualdad: cada vez hay contribuyentes con rentas más bajas y los ricos, cada vez acumulan más rentas.
Un vistazo con detenimiento a los datos revela que un 36% de los declarantes de trabajadores por cuenta ajena confiesan ganar menos de 1.000 euros al mes. Es decir, más de 8.080.000 personas declaran que no llegan a final de mes. La situación es más aguda entre los autónomos. Un 50% declaran que ganan menos de 12.000 euros al año. Las cifras difundidas ayer por Hacienda no tienen en cuenta aún la rebaja fiscal que entró en vigor en enero de 2015. Los datos contienen las declaraciones presentadas con el gravamen complementario, la subida fiscal que aprobó el PP de Rajoy nada más alcanzar el poder, en diciembre de 2011.
LOS RICOS CADA VEZ SON MÁS Y MÁS RICOS, OTRA COSA ES QUE NO DECLAREN LOS BENEFICIOS POR TODA UNA INGENIERÍA DE EVASIÓN FISCAL TOLERADA POR EL GOBIERNO.
 

No hay comentarios: