Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

domingo, 10 de julio de 2016

LA DESIGUALDAD ALIMENTA EL POPULISMO

Barack Obama y Mariano Rajoy en el Palacio de la Moncloa, este domingo

Obama advierte ante Rajoy de que la desigualdad alimenta el populismo


El jefe del Gobierno en funciones recibe a un presidente de EE UU en La Moncloa por primera vez en 15 años.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha advertido hoy, en presencia del jefe del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, de que la desigualdad es el germen del populismo. Sin aludir al candidato republicano Donald Trump, Obama ha admitido que "hay conexiones entre el impulso y las voces populistas en Estados Unidos y lo que está pasando en Europa", en alusión al triunfo del Brexit. "Si la globalización no es equitativa y solo beneficia a las élites, vamos a ver un populismo que va a dividir a la sociedad y puede ir en aumento", ha subrayado. Tras mostrarse partidario del libre comercio, ha insistido en que este debe ir acompañado de políticas que aborden la desigualdad, mediante "sueldos justos" y "sistemas de bienestar social".
La situación interna de los dos países --EE UU afronta en noviembre unas elecciones presidenciales de resultado incierto y España ha celebrado dos elecciones en seis meses sin que todavía haya Gobierno-- ha marcado la entrevista. Obama ha deseado suerte a Rajoy en su tarea de buscar apoyos parlamentarios y ha reconocido que es importante para Washington que España tenga "un Gobierno estable" , pero ha añadido, como ya hizo en su entrevista con EL PAÍS, que las relaciones bilaterales no dependen de qué partido gobierne en España y se ha mostrado dispuesto a trabajar con el presidente que resulte investido. Antes de regresar a Washington, Obama se ha entrevistado en la  base de Torrejón de Ardoz (Madrid) con los líderes del PSOE (Pedro Sánchez), Podemos (Pablo Iglesias) y Ciudadanos (Albert Rivera).
Rajoy, por su parte, ha evitado pronunciarse sobre la posible victoria de Trump, alegando que las relaciones entre los países "están por encima de las personas". Y ha subrayado que la política exterior y de defensa, así con la alianza con Washington, han sido tradicionalmente "fruto del acuerdo de los dos grandes partidos [PP y PSOE], con alguna discrepancia puntual [en alusión a la guerra de Irak]", por lo que ha dado por sentado que se mantendrán, "sea cual sea el resultado electoral [sic]". También Obama ha insistido en que, aunque un presidente republicano podría introducir cambios en la política exterior de su país, hay "intereses clave" en la relación con España que no se alterarán.
Aunque ambos aseguraron no haber entrado en detalles sobre las negociaciones para formar gobierno en España. Rajoy reiteró que hará todos los esfuerzos para que haya un Ejecutivo "con la mayor celeridad posible". Afirmó que repetir las elecciones fue una "mala noticia" y que ir a una tercera cita con las urnas sería "una broma de mal gusto" y advirtirtió de que, si hasta ahora la inestabilidad política no ha afectado a la economía, "no se debe jugar con fuego", ya que esta puede dañar el crédito de España "dentro y fuera".
Obama ha felicitado a su anfitrión por la mejora de la situación económica de España en los últimos años e incluso ha dado un espaldazo a su política al declarar que, aunque "ha sido un camino difícil, muchas de las medidas tomadas empiezan a dar resultado", Le ha advertido, sin embargo, de que la situación debe "seguir mejorando", especialmente ante problemas como el desempleo juvenil.
Unos tres cuartos de hora ha durado el encuentro entre Rajoy y el primer presidente estadounidese que visita España en 15 años. El primero le ha recibido en El Palacio de La Moncloa, a donde ha llegado Obama a las dos de la tarde, con 10 minutos de retraso. Tras darse un apretón de manos sonriendo ante las camaras, ambos ha pasado al interior, donde se les han unido los miembros de las dos delegaciones. 
Por parte española participaron en la reunión, además de Rajoy, el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, el jefe del Gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, su asesor internacional, Ildefonso Castro, el embajador en Washington, Ramón Gil Casares, la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez de Castro, el secretario del Consejo de Seguridad Nacional, Alfonso Senillosa, y la directora adjunta de la Oficina Económica de Moncloa, Eva Valle.
La delegación de Obama estaba formada por Susan Rice, consejera de Seguridad Nacional, los directores de Asuntos Europeos y para la UE del Consejo de Seguridad Nacional, Charles A. Kupchan y Amy Dove, el embajador en Madrid, James Costos, y el secretario de prensa de la casa Blanca, Josh Earnest.
Ambas delegaciones abordaron las relaciones bilaterales, la cumbre de la OTAN,  el 'Brexit', --del que Obama ha elogiado la "constructuva" actitud de Rajoy ante las negociaciones que deben abrirse con el Reino Unido-- el tratado de libre comercio que negocian EE UU y la UE, la crisis de los refugiados,  y la situación en el Norte de África y América Latina, con especial referencia a Cuba, Colombia y Venezuela. Obama y Rajoy coinicideron en mostrar su preocupación por la situación de este último país y apostaron la vía del diálogo para que recupere la estabilidad aunque, añadió el primero, "no podemos dictar lo que ocurra en Venezuela".
"Volveré, definitivamente volveré a España [como expresidente]", ha prometido Obama, tras agradecer la acogida que ha recibido y pedir disculpas por haber tenido que acortar su visita debido al tiroteo de Dallas. "A Michelle [su esposa] y a mis hijas, les encanta este país. Las chicas cada vez viajan menos con nosotros, pero si les decimos que se vengan a España, seguro que se animan", ha bromeado.
PUES ES  MUY CIERTO PERO EN ESPAÑA SEREMOS CADA DIA MÁS POPULISTAS.

No hay comentarios: