Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

viernes, 29 de julio de 2016

CIUDADANOS NO VOTARÁ A FAVOR DE RAJOY

José Manuel Villegas, en una imagen de archivo

Ciudadanos se cierra a negociar con Rajoy su voto a favor.


El partido de Rivera está dispuesto a mediar para conseguir la abstención del PSOE

"No va a haber negociación". Con esa contundencia le ha explicado a EL PAÍS José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos, la actitud con la que su partido espera la llamada de Mariano Rajoy, desde ayer candidato a la investidura como presidente del Gobierno. La formación de centro considera que el líder del PP no necesita abrir conversaciones formales con Albert Rivera porque sin hacerlo ya ha conseguido su abstención. Está dispuesta a mediar con el PSOE y otras formaciones para que repliquen su postura. Y, en consecuencia, los representantes de Ciudadanos acudirán a cualquier cita convocada por Rajoy para transmitirle que su propuesta de Ejecutivo no cumple con los requisitos de "renovación y regeneración" que pide Rivera para votar a favor, según ha avanzado Villegas.
 
¿Hay alguna posibilidad de que Ciudadanos vote a favor de Rajoy? "No", ha contestado este dirigente de Ciudadanos durante una entrevista televisiva en la mañana de este viernes. "El señor Rajoy tiene la suerte de que con nosotros el trabajo ya lo tiene hecho. Vamos a pasar del no a la abstención", ha seguido. "Sin necesidad de entrar en ningún tipo de negociación creemos que no hay ninguna alternativa al gobierno en minoría de Rajoy. Hace falta que otros partidos hagan lo mismo. Así se pondría en marcha el gobierno", ha añadido en referencia al PSOE, que podría facilitar la formación de gobierno con la abstención de sus 85 diputados.
Tanto el PP como el PSOE exigen el voto afirmativo de Ciudadanos. Por ahora, la dirección de este partido se niega a concederlo, y recuerda que su Ejecutiva ya se posicionó oficialmente hace semanas, con lo que no hace falta volver a convocarla tras el encargo real a Rajoy. No hay fisuras en el convencimiento de los dirigentes de la formación consultados por este diario: mayoritariamente apoyan votar en contra en la primera votación y abstenerse en la segunda. Algunos incluso sugieren a Rivera que abandone su oferte de abstenerse y se enroque de nuevo en el voto en contra, porque consideran que los casos de corrupción que afectan al PP le convierten en un mal compañero de viaje. Ciudadanos, según Villegas, ni siquiera quiere negociar si el PSOE acepta ahora su propuesta del 27 de junio y accede a abrir una mesa a tres en la que se sienten Rajoy, Pedro Sánchez y Rivera: el Rey ya ha señalado como candidato a La Moncloa al líder del PP, y este no cumple con sus requisitos.
Rivera se comprometió durante la campaña electoral a no facilitar la continuidad del presidente en funciones. Tras el 26-J, Ciudadanos rompió esa promesa y anunció su abstención en la segunda votación de investidura. El partido intentó explicar esa rectificación argumentando que así esperaba generar un efecto dominó que arrastrara a tomar la misma decisión al PSOE y a otros partidos. Y definió la abstención como "técnica", con el argumento de que no pedía nada a cambio. Si ahora solicitara a Rajoy compensaciones, estaría rompiendo el discurso que defienden sus dirigentes desde hace días y perdiendo parte de un crédito político que ya está desgastado por los precedentes.
Esa es la estrategia que previsiblemente aplicará Rajoy: esperar que con el paso de los días la presión para evitar la segunda repetición electoral en un año obligue a Ciudadanos a cambiar su posición, como ya hizo tras el 20-D cuando le concedió el voto afirmativo a Pedro Sánchez, y tras el 26-J cuando aceptó abstenerse, pese a haberse comprometido antes a no hacer ninguna de las dos cosas.
SI VAN A UNAS TERCERAS ELECCIONES, YO NO VOY A VOTAR Y ME GUSTARÍA CORRERLOS A TODOS A GORRAZOS.