Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

jueves, 16 de junio de 2016

NINGÚN PARTIDO CREE NECESARIO HACER NUEVOS RECORTES

Luis de Guindos (PP), Jordi Sevilla (PSOE), Nacho Álvarez (Podemos) y Luis Garicano (Ciudadanos). 

Ningún partido cree necesario hacer nuevos ajustes a pesar del déficit


Luis de Guindos (PP), Jordi Sevilla (PSOE), Nacho Álvarez (Podemos) y Luis Garicano (Ciudadanos) exponen el EL PAÍS recetas diferentes para después del 26 de junio

Los cuatro principales partidos defienden recetas diferentes y con pocos puntos en común para aplicar una política económica tras las elecciones del 26 de junio, especialmente en medidas para hacer frente al desempleo y sobre impuestos. No obstante, aunque por distintos caminos, ninguno acepta la posibilidad de acometer nuevos recortes.Luis de Guindos (PP), Jordi Sevilla (PSOE), Nacho Álvarez (Podemos) y Luis Garicano (Ciudadanos), redactores de los programas económicos de los cuatro principales partidos, han debatido durante más de una hora este miércoles, en un encuentro organizado por EL PAÍS y emitido por la web del periódico. Es la primera ocasión que en campaña se reúnen los máximos responsables económicos de las cuatro formaciones con aspiraciones de entrar en un futuro Gobierno.
Con muchos matices, el PSOE y Podemos coinciden en subir o modificar impuestos y el PP y Ciudadanos, en reducirlos con distinto ritmo. Los cuatro dan por hecho que habrá flexibilidad de la Comisión Europea para cumplir el objetivo de déficit y, frente a todos, De Guindos sostiene que no habrá una multa de Bruselas por incumplimiento y niega que la carta de Mariano Rajoy a las autoridades europeas incluya compromiso de nuevos recortes. Para PP y Ciudadanos la flexibilidad vendrá de un aumento de la actividad económica por reducción de presión fiscal y PSOE y Podemos que será con la negociación junto a otros países como Grecia, Francia e Italia para poner fin a la política de austeridad.
"¿La multa la pagan el PP o los españoles?", ha preguntado Sevilla con ironía a De Guindos y este ha garantizado que no habrá multa, con parecido tono dirigido al del PSOE y al de Podemos: "Usted está deseando que la haya, como que España pierda la Eurocopa. Están deseando que haya multa los dos. El futuro ministro tendrá que ir al Eurogrupo a defender las cifras".
"Debe ponerse punto final a la austeridad y el déficit debe reducirse a un ritmo más paulatino", según Álvarez, para quien el problema de España no es de gasto, sino de ingresos. Es decir, "reforzar la progresividad, hacer pagar a quien no paga, acabar con el agujero de las deducciones, combatir el fraude y que las grandes empresas no paguen solo el 5% en sociedades".
Sobre impuestos, el representante del PP ha prometido profundizar en el recorte de impuestos aprobado hace un año por Rajoy; el del PSOE ha criticado esa medida por "mentirosa" y ha defendido una subida de impuestos a las rentas más altas; el de Podemos se ha pronunciado por proporcionalidad para preservar las rentas más bajas y procedentes del trabajo y el de Ciudadanos ha mantenido la rebaja fiscal, pero condicionada a la mejora de la situación económica.
En este punto, Garicano ha sido muy duro con De Guindos, pese a que ambos pueden ser socios en un futuro Gobierno. Así, el de Ciudadanos ha reprochado la amnistía fiscal "a corruptos en la mayoría de los casos del PP". Su receta, al revés que la de Podemos, es la de control del gasto "racionalizando la administración, reduciendo organismos y eliminando diputaciones", además de acabar con la corrupción. Y ha pronosticado a De Guindos que si va al Eurogrupo con una bajada inmediata de impuestos no habrá flexibilidad en el déficit.
De Guindos y Garicano han ido juntos en atacar a Podemos con la referencia de Grecia, donde el Gobierno de Alexis Tsipras ha terminado incumpliendo su programa y haciendo recortes.
"El gallito de Syriza se ha domesticado como un gatito", ha asegurado De Guindos, para quien "como identifiquemos a Europa con recortes vamos mal". "Grecia no es el problema, sino las políticas que le imponen desde Europa como si fuera un protectorado. Le ha doblado el brazo a un Gobierno democráticamente elegido", ha respondido Álvarez.
En todo caso, la principal coincidencia ha sido la de los tres aspirantes, Sevilla, Álvarez y Garicano, en la dura crítica a la gestión del Gobierno del PP, concretada en el optimismo sobre la situación actual y el alcance de la recuperación que mantiene De Guindos, ministro de Economía en funciones y uno de los responsables de la política de Mariano Rajoy. Los tres han rechazado el análisis y la confianza en una recuperación consolidada expuestos por el titular de Economía.
Además de las recetas económicas de cada uno, en el debate, moderado por Carlos de Vega, ha estado presente el interés político evidente del representante del PP en mostrar al PSOE y Ciudadanos como una coalición; del socialista, en diferenciarse de los populares y reivindicar la gestión social de los Gobiernos de su partido; del de Podemos, en presentarse como vía alternativa a la derecha y lanzar mensajes de "mano tendida" a los de Pedro Sánchez; y de Garicano, de cuestionar la viabilidad del programa económico de Pablo Iglesias.
Y significativamente, Sevilla y Garicano han expuesto posiciones diferenciadas en asuntos claves como la reforma laboral o los impuestos, a pesar de que PSOE y Ciudadanos firmaron durante la legislatura frustrada el único acuerdo suscrito entre partidos después del 20 de diciembre. No han polemizado, pero sus posiciones son diferentes, especialmente en política laboral, gasto público y, sobre todo, impuestos. Tampoco el PP y Ciudadanos, posibles socios según las diferentes combinaciones, han coincidido en asuntos como la aplicación temporal de la reducción fiscal que ambos defienden o la aprobación de medidas como el contrato único y, sobre todo, discrepan en el balance del Gobierno de Rajoy.
En el bloque referido a empleo, De Guindos ha hecho una defensa cerrada de la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP en 2012; Sevilla ha pedido su derogación; Álvarez ha extendido la petición para que se derogue también la que aprobó antes José Luis Rodríguez Zapatero y Garicano ha expuesto su contrato único.
En defensa de su reforma laboral, De Guindos ha utilizado la referencia de François Hollande, que, según él, ha copiado su modelo en Francia. El ministro de Economía en funciones ha repetido en varias ocasiones cifras actuales, comparadas con las que recibió en 2011 para asegurar, por ejemplo, que se perdieron tres millones de empleos con Zapatero y con él se han creado un millón y se atisba un ritmo de medio millón anual. También, que de un déficit del 9% se ha bajado al 3% y la consabida referencia a la situación de quiebra próxima a la intervención.
"¿Aceptará que se ha creado empleo?", ha preguntado De Guindos a Sevilla. "Si llama empleo a esto", ha respondido Sevilla sobre la idea de que ha aumentado la precariedad, se han eliminado derechos como el de negociación colectiva y "su reforma laboral envió al paro a medio millón de personas, porque ha sido una legislatura perdida para el empleo, con más trabajadores desprotegidos y en precario, mal pagados y sobreexplotados con horas extraordinarias que ni se pagan ni cotizan".
Álvarez ha defendido la subida del salario mínimo hasta 950 euros en la legislatura. En su opinión, "los que perdieron el empleo en la crisis ahora tienen salarios de entre un 15% y 20% menos" y el contrato único de Ciudadanos "va en esa vía de incentivar la precariedad". Por el contrario, Garicano asegura que ese contrato único haría a todos fijos y se evitaría "la economía de extrema sensibilidad con el ciclo en el que si cae la economía se vuelve a destruir empleo".
Respecto a la política social y del Estado del bienestar se ha producido una de las únicas coincidencias del debate, porque Podemos ha alabado lo que hizo el PSOE desde el Gobierno, para pedir que se profundice en esa vía. En esa línea, Sevilla ha reivindicado lo que hizo su partido sobre educación, sanidad y dependencia, frente a los recortes de los Gobiernos del PP: "El Estado de bienestar lo construyen Gobiernos socialistas".
Y sobre el alcance de la recuperación, Sevilla ha asegurado que "todos los países están saliendo, pero en España con dos velocidades por factores ideológicos de una derecha muy conservadora que ha roto el pacto social". Para Garicano, "todos sabemos que hay mucha gente en España que está sufriendo. Según Álvarez, "trasladar la idea de que estamos saliendo de la crisis es errónea". Y para De Guindos, "se ha producido el giro más profundo e intenso de la historia de España y solo hay una receta: mantener el rumbo". 
TODOS MIENTEN,NO ES GRATO  DECIR QUE HAY QUE HACER RECORTES PARA BUSCAR EL VOTO.

No hay comentarios: