Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

miércoles, 8 de junio de 2016

CATALUÑA PARECE QUE ES INGOBERNABLE

Presupuestos de Cataluña:. Carles Puigdemont llega al Parlamento catalán

Puigdemont se someterá a una cuestión de confianza en septiembre.


Junqueras, tras el veto a los Presupuestos: “Tendrá consecuencias gravísimas” en la garantía de los servicios sociales.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha anunciado este miércoles por la tarde que en septiembre se someterá a una cuestión de confianza, después de haber perdido la mayoría parlamentaria, tras la negativa de la CUP a apoyar los presupuestos. "Cinco meses después del debate de investidura, las condiciones han cambiado profundamente. Asumo las consecuencias de un cambio no previsto", ha dicho en el Parlament.
El Parlamento catalán tendrá en sus manos el futuro del actual Gobierno y del presidente de la Generalitat. Puigdemont acaba de anunciar su intención de someterse después del verano a una cuestión de confianza para que sean los diputados quienes consideren si se debe mantener el actual Ejecutivo. "No tengo interés de alargar el mandato", ha señalado Puigdemont en la Cámara, después de constatar que se ha roto el acuerdo de estabilidad con la CUP y que el Gobierno no tiene mayoría para seguir gobernando con condiciones.
Puigdemont ha señalado que tiene la prerrogativa de convocar elecciones en agosto. Pero ha apuntado que apuesta por una cuestión de confianza para que sea la cámara la que escoja y evitar así generar suspicacias sobre la convocatoria de unas elecciones. El presidente de la Generalitat ha cargado contra la CUP, destacando la desproporcionalidad de la fuerza de los anticapitalistas para condicionar al Gobierno pese a que solo cuenta con 10 diputados, frente a los 62 de Junts pel Sí.
La CUP ha sostenido tras el discurso de Carles Puigdemont que se siente “corresponsable pero no culpable” de la situación agónica en la que se ha sumido la legislatura. El diputado Joan Garriga ha señalado en su breve discurso que asumen el “reto” de la cuestión de confianza con “luces y taquígrafos” y que su compromiso con la independencia es inapelable. “Los puentes a la independencia no se han roto y queremos atravesarlos con todas las fuerzas que no solo tienen el horizonte de la independencia sino también la cuestión social”, ha afirmado.
La decisión de Puigdemont ha sorprendido a los anticapitalistas que no aguardaban ni un gesto del Gobierno más allá de las críticas por mantener el veto. No ha sorprendido tanto, sin embargo, al resto de portavoces de la oposición. Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, ha afirmado que lo sucedido es la crónica de una muerte anunciada y ha lamentado que Junts pel Sí no hubiera imaginado este final. “No han tenido nunca la estabilidad garantizada con la CUP. ¿Es que no sabían que era un partido asambleario?”, ha dicho la líder del partido naranja.
El socialista Miquel Iceta ha felicitado a Puigdemont por apostar por la cuestión de confianza pero ha advertido que la hoja de ruta secesionista es una ilusión al sostener que el 27-S no arrojó un mandato a favor de la independencia. Lluís Rabell, de Catalunya Sí que es Pot, ha criticado la obstinación del Ejecutivo en la hoja de ruta a favor de la independencia y no hacer un paso firme hacia el referéndum. El líder del PP, Xavier García Albiol, ha ironizado con que este mandato es histórico al haber tumbado el socio del gobierno los presupuestos a las primeras de cambio. Pero ha pedido algo: que Puigdemont anuncie ya la convocatoria de elecciones la semana que viene aunque firme el decreto en agosto. “Es un show hacerlo dentro de cuatro meses justo después del 11 de Septiembre”, ha afirmado acusándole de intentar alimentar el soberanismo para presionar a la CUP.
Esta mañana Puigdemont ha dicho que "no renuncio a la hoja de ruta soberanista". El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha defendido así ante su Gobierno y los diputados de Junts pel Sí mantener el camino del Ejecutivo pese a la decisión de la CUP de bloquear los Presupuestos de la Generalitat. Sin embargo, Puigdemont sí ha dado por roto el pacto de estabilidad de Junts pel Sí con la CUP.  "No nos vendemos", ha asegurado esta mañana en una reunión de autoafirmación, en la que también han intervenido el vicepresidente económico, Oriol Junqueras, y el presidente del grupo de Junts pel Sí, Jordi Turull, quien ha querido agradecer a los negociadores el esfuerzo realizado en las últimas semanas.
De hecho, Junqueras ha arrancado el debate presupuestario consciente que su propuesta está a punto de agotar su recorrido parlamentario. “Iniciamos [el debate] sabiendo que probablemente los Presupuestos no saldrán adelante porque las enmiendas a la totalidad lo impedirán”, ha dicho. Por ello, Junqueras se ha concentrado en advertir de las “consecuencias” que tendrá el veto del resto de grupos parlamentarios. Y estas, ha advertido, serán “extremadamente severas” para el impulso de la actividad económica y en la “garantía de los servicios sociales”.
Durante la reunión previa, según diversas fuentes, no ha habido ninguna referencia a la posibilidad de acabar con la legislatura. Un diputado ha reconocido, no obstante, que "continuaremos, pero con un tiro en el pie". Puigdemont tiene previsto formalizar esta tarde en la cámara la ruptura con la CUP.
Puigdemont ha negado durante su intervención que el Gobierno hubiera puesto obstáculos a las negociaciones con la CUP, tal y como esgrimieron ayer sus representantes. Ha defendido que se realizaron 16 reuniones y se hicieron cesiones para intentar convencer a los anticapitalistas. Y que incluso existía un compromiso de la CUP de que se presentaran las cuentas en el Parlament, para enmendarlas posteriormente durante la tramitación parlamentaria. La versión de los anticapitalistas es muy diferente, ya que sostienen que el Gobierno presentó el proyecto sin haberlo negociado antes con ellos. En todo caso, la tramitación quedará bloqueada hoy si, como es previsible, todos los partidos de la oposición, incluida la CUP, votan a favor de las enmiendas de la totalidad de los Presupuestos. El objetivo, ahora, es mantener la legislatura e intentar confeccionar las cuentas del próximo año.
Junqueras ha insistido en varias ocasiones en el carácter “expansivo” de los Presupuestos ha llevado al Parlament, que a su juicio retornan a la ciudadanía el “esfuerzo” que ha realizado en los últimos años. El vicepresidente ha esbozado las líneas maestras del proyecto del Ejecutivo, pero consciente del veto de la CUP se ha detenido a advertir de las consecuencias de prorrogar las últimas cuentas elaboradas por el exconsejero Andreu Mas-Colell. El titular de Economía ha recordado a la Cámara que la “diferencia” entre tener un nuevo Presupuesto y alargar el del ejercicio pasado puede ser “menor” en el caso de que estos sean similares. Pero no es el caso, ha afirmado, puesto que este busca incrementar el gasto social en 873 millones de euros.
“Las consecuencias son extremadamente severas para el impulso de la economía y gravísimas en la garantía de los servicios sociales”, ha avisado Junqueras. El vicepresidente ha recordado que los Presupuestos buscan dar cumplimiento al plan de choque, que contempla, entre otros aspectos, la contratación de personal docente. “La prórroga implica un margen de maniobra cero en el ámbito de personal”, ha aseverado el consejero. Pero además, ha recordado que estos Presupuestos debían también de permitir la reducción de listas de espera de la sanidad pública, incrementar la dotación para la renta mínima de inserción o hacer frente a la pobreza energética y a las necesidades de vivienda.
Junqueras ha avisado de que también está en riesgo otra pata de la resolución independentista del 9-N: el desarrollo de las estructuras de Estado, en concreto la Agencia Tributaria de Cataluña y las embajadas en el exterior. “No poder tramitar y aprobar los Presupuestos nos privará de muchas de estas herramientas y recursos”, ha asegurado el vicepresidente, quien aun así ha afirmado que el Ejecutivo catalán tratará de actuar con la “máxima responsabilidad”. “El Gobierno no tiene herramientas suficientes para cambiarlo todo él solo porque no tenemos mayoría absoluta parlamentaria, pero tenemos toda la voluntad de gestionar contextos por complejos que sean. Nos hemos enfrentado a contextos más difíciles que este y estamos convencidos de que podemos salir adelante”, ha sostenido.
Las intervenciones de los grupos
PSC. La diputada socialista Alícia Romero ha tachado los Presupuestos presentados en el Parlamento como "resignados, desobedientes e irresponsables" al no tener la aprobación garantizada y ha puesto en duda la consideración de las cuentas "más sociales" de la historia de la Generalitat. Se ha remitido a los Presupuestos de 2010, los últimos del Gobierno Tripartito, para negar esa tesis, basándose en cifras absolutas (los recortes acababan de empezar) y ha cuestionado que el proyecto no incorpore más recursos para educación y sanidad y que no se haya sido valiente en el ámbito tributaria para gravar a las clases más altas. Respecto al veto de la CUP, Romero ha sentenciado: "Cuánta estabilidad y cómo echamos en falta al Tripartito", tras hacer referencia a la metáfora del Dragon Khan para describir la inestabilidad del Gobierno. "Tendrían que reflexionar sobre sus compañeros de viaje", ha lanzado la diputada del PSC.
Ciudadanos. Ciudadanos se ha mostrado contento de que por fin se esté celebrando en el Parlament uno de los últimos actos de la “comedia” secesionista. “Cuando uno se encomienda al diablo, y lo digo como metáfora, no suele tener buenos efectos”, ha analizado Antonio Espinosa en alusión a la negociación frustrada con la CUP. El diputado ha calificado la gestión económica de los últimos años de Convergència y culminada en el Ejecutivo de Junts pel Sí como “mala de solemnidad” al recortar 6.000 millones en cinco años y aumentar la deuda de 35.000 a 72.000 millones. “Estamos en el podio de las comunidades más endeudadas”, ha lamentado Espinosa. A su juicio, el Gobierno catalán, más que de España, ha desconectado de la realidad cuando rechaza negociar, por imposible, un nuevo modelo de financiaciones pero si se ve con arrestos de canalizar la independencia. “Si uno no puede escalar un 8.000, no puede fijarse cotas mayores”, ha dicho el parlamentario.
LOS POLÍTICOS CATALANES NO SABEN LO QUE QUIEREN Y ESTÁN CAYENDO EN LA ANARQUÍA.

No hay comentarios: