Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

sábado, 21 de mayo de 2016

LAS PENSIONES HAY QUE PAGARLAS¿CÓMO?

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa del Consejo de Ministros.

Rajoy ya propuso pagar parte de las pensiones contributivas con impuestos


"Nuestro modelo es financiar las pensiones con la creación de empleo", afirma Sáenz de Santamaría

Mariano Rajoy ha enmendado sus propias políticas al calificar de “disparate” la propuesta del PSOE de financiar las pensiones vía impuestos. El Gobierno defiende ahora que serán la recuperación y la creación de empleo los que garanticen la sostenibilidad del sistema. Hace apenas seis meses, sin embargo, propuso en su proyecto de presupuestos de 2016 que la Seguridad Social pagara en el futuro las pensiones de viudas y huérfanos con impuestos y no con cotizaciones. El Gobierno sostiene que en 2011 se encontró un sistema “al borde del colapso”. El déficit era entonces de 487 millones. En 2015, fue de 16.707 millones.
El Gobierno admite que hay un problema con la sostenibilidad del sistema de pensiones. Lo hizo el jueves el presidente, Mariano Rajoy. Para resolver el problema ahora, a poco más de un mes de las elecciones, el Ejecutivo prefiere poner el acento en la importancia del empleo y rechaza que nuevos impuestos se hagan cargo de financiar a la Seguridad Social. Esto se ha visto al acabar el Consejo de Ministros, cuando la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, volvió a rechazar la propuesta del PSOE: una subida de impuestos para financiar las pensiones.
“En los próximos años, nuestro modelo es financiar las pensiones con la creación de empleo”, expuso Santamaría a la salida del Consejo de Ministros. “Si esto se hace así, se hace bien, y llegamos a nuestro objetivo de los 20 millones de personas trabajando en esta legislatura, puede hacerse sin subir los impuestos como reclama el PSOE y comparte Podemos”, continuó.
En el discurso de la vicepresidenta no hubo referencia alguna al debate abierto en los Presupuestos de 2016, cuya disposición adicional 85 habla de que el Gobierno avanzará en “la plena financiación de las prestaciones no contributivas y universales a cargo de los presupuestos de las Administraciones Públicas, para lo cual valorará las condiciones de las prestaciones incluidas en el sistema que puedan tener esta consideración”.

Pacto de Toledo

Este lenguaje administrativo se traduce en llevar al Pacto de Toledo, la subcomisión parlamentaria en la que se debaten los temas sobre pensiones y Seguridad Social, un debate para que las pensiones de las viudas y los huérfanos se paguen directamente con cargo a los impuestos y no a las cotizaciones sociales sin poner plazos.
“Las pensiones de muerte y supervivencia es donde podría centrarse el debate”, señaló el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, al presentar los presupuestos de su departamento en el Congreso. El gasto de estas prestaciones este año es de 23.000 millones.
En la actualidad, el Estado ya paga una parte de las pensiones, pero son las no contributivas y los llamados complementos a mínimos (la parte de las pensiones contributivas cuya base de reguladora es tan baja que necesita un complemento para llegar a una pensión mínima). Las primeras suponen en 2016 un desembolso de unos 2.500 millones; las segundas, de 7.500. Este tipo de reformas, cuando se pactan y aprueban, nunca se aplican en el plazo de una legislatura. De hecho, la financiación plena de los complementos a mínimos se alcanzó esta legislatura tras 11 años de transición. No obstante, resulta difícil pensar que una partida presupuestaria de la dimensión de las prestaciones de viudedad y orfandad pueda financiarse solo con impuestos si estos no suben o sin recortes significativos en otras partidas.
La vicepresidenta contrapuso la situación que se encontró el Ejecutivo del PP al llegar al poder y la que hay ahora. Afirmó que en 2011 “la Seguridad Social estaba al borde del colapso. Se perdían 350.000 afiliados al tiempo que había que pagar 126.000 pensiones más”. “Ahora se crean muchos empleos por cada nueva pensión, cinco empleos por cada nuevo pensionista”, opuso más tarde. No obstante, hace cinco años la Seguridad Social tuvo un déficit de 487 millones y en 2015 casi llegó a 17.000 millones. En este periodo, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social ha perdido más de la mitad de sus recursos: de 66.800 millones a unos 35.000.
 CON EL EMPLEO NO SE VA PODER, PARECE MENTIRA QUE ESTOS  POLTÍICOS NO SE DEN CUANTA DEL GRAN AUMENTO DE LA RORBÓTICA QUE QUITA MUCHOS PUESTOS DE TRABAJO. SON LOS ROBOS LOS QUE TIENEN QUE PAGARLAS CON IMPUESTOS.

No hay comentarios: