Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

miércoles, 6 de abril de 2016

SE PREVEEN UN0S 35.000 DESPIDOS EN LA BANCA

Ana Botín, presidenta del Santander. (EFE)

La banca enfila el cierre de 9.000 oficinas a rebufo del Santander y BBVA

El ajuste está en marcha. Y lo han iniciado, uno ya con planes concretos para este año y otro con una reflexión sobre el futuro, los dos mayores bancos españoles.

Los dos grandes bancos españoles, el Santander y BBVA, han puesto en marcha ya el reloj hacia una profunda ronda de ajustes y recortes en el sector financiero. El primero, con la reducción de plantilla y el cierre de oficinas previstos ya para 2016, y que este miércoles concretará en una reunión que mantendrá al mediodía con los sindicatos; y el segundo, con las declaraciones de su consejero delegado, Carlos Torres, en las que aludía a que en un futuro la entidad podría prescindir de hasta 2.800 oficinas, prácticamente tres de cada cuatro que tiene en España. El sector asume que esta realidad, que parte de un plan ya concreto para aligerar los costes y que continúa con una reflexión sobre el futuro que aguarda a las oficinas, evidencia el inicio de un proceso que, como poco, provocará que la realidad española convergerá con la europea. En cifras, este proceso puede desembocar en el cierre de 9.000 oficinas y el despido de entre 30.000 y 35.000 personas. 
Fuentes sindicales aseguran que ya esperaban algo así. "No nos sorprende", admiten. "Me temo que hay que estar preparados para que continúe. Tras lo anunciado por el Santander y lo dicho por BBVA, esperamos una especie de política de contagio este mismo año y en los siguientes", añaden. 
Según los últimos datos del Banco de España (BdE), a finales de 2015 había en nuestro país 31.087 oficinas. Aunque se trata de la cifra más baja desde 1983 y refleja un tijeretazo de un tercio respecto a las 46.118 sucursales existentes en septiembre de 2008, la situación española sigue siendo anómala. En dos sentidos: la banca española continúa teniendo muchas más oficinas que la europea y de un tamaño menor. 

Todavía sobran oficinas

El último informe del Banco Central Europeo (BCE) sobre el sector bancario europeo marca el camino que el sector da por hecho que espera a España en los próximos años. Al cierre de 2014, cada oficina atendía a 1.452 habitantes. De nuevo, y aunque esta proporción ya refleja el ajuste realizado por las entidades durante la crisis, puesto que en 2008 había una oficina por cada 998 habitantes, todavía se encuentra lejos de los estándares europeos. De media, en la eurozona hay una oficina por cada 2.111 personas, una proporción que también ha evolucionado desde los 1.731 habitantes de 2008. 
Evolucionar hacia los registros europeos, como ya ha empezado a hacerse en los últimos años y para situarse en esos registros de una oficina por cada más de 2.000 habitantes, obligaría al sector a eliminar en torno a 9.000 oficinas, con lo que el número total se reduciría hasta las 22.000. Se trataría de la cifra más baja desde 1978.
Por el momento, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) calculó ya a comienzos de marzo que el sector cerrará 3.000 oficinas hasta 2019 y reducirá su plantilla en 14.500 personas. Sin embargo, y tras los últimos acontecimientos, desde el sector se asegura que estas cifras se quedarán cortas. 
Desde 2008, el cierre de un tercio de las oficinas ha sido clave en que el sector haya reducido su plantilla en 70.000 personas, un 25%, hasta los 208.291 empleados existentes a finales de 2014. Actualmente, cada oficina tiene de media 6,4 empleados en España, cuando en Francia e Italia se encuentra en torno a 10 empleados y en Alemania se aproxima a los 20.
El sector también caminará en esta dirección, y de hecho los planes que hasta ahora ha anunciado la entidad presidida por Ana Botín ya mencionan fusionar sucursales para contar con oficinas de mayor tamaño. Aunque la configuración de oficinas de mayor tamaño no se traducirá en el despido de todos los empleados de las oficinas antiguas, fuentes próximas al sector reconocen que las entidades aprovecharán esa estrategia para ofrecer prejubilaciones y bajas incentivadas. 
A la espera de las cifras de oficinas y empleados que el Santander presente este miércoles a los sindicatos, otra entidad ya concretó ayer sus planes de recorte de costes. Banco Ceiss comunicó a los representantes sindicales que plantea reducir 1.120 empleos
La banca ha iniciado este proceso de recortes como recurso para intentar defender su cuenta de resultados. Con la rentabilidad presionada por los bajos tipos de interés y la ausencia de demanda de crédito, con la presión regulatoria requiriendo más capital y con la creciente competencia tecnológica, el sector está recurriendo a la palanca de los costes porque es la única que tiene en su mano en el corto plazo y a la espera de que se produzca una nueva ronda de fusiones que sirva, a su vez, para impulsar este proceso de cierre de oficinas y reducción de plantilla. 
¿HACIA DÓNDE CAMINAMOS?¿QUIÉN VA A CREAR TRABAJO LOS ROBOTS EL DINERO DE PLÁSTICO E INTERNET?¿POR QUÉ NO SE DEBATE EL FUTURO DEL TRABAJO?

No hay comentarios: