Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

martes, 5 de abril de 2016

LA SECRETARIA CORREO DE URDANGARIN.

Carlos García Revenga.
La secretaria de Nóos hacía de «correa de transmisión» entre Urdangarin y García Revenga.
Luisa Massuet, quien fuese asistenta de Iñaki Urdangarin y el exsocio de éste, Diego Torres, ha manifestado que, mientras estuvo contratada como tal en la empresa Nóos Consultoría Estratégica, hizo de "correa de transmisión" entre el exduque y el entonces secretario personal de las infantas, Carlos García Revenga, si bien ha manifestado que ella no tomaba decisión alguna sino que tan sólo se dedicaba a cumplir órdenes de ambos exsocios.
Durante su declaración como testigo en el juicio del 'caso Nóos', que se ha reanudado este martes con la comparecencia de hasta 22 personas -hasta el viernes hay citadas un total de 69-, Massuet ha reconocido que tenía una comunicación "muy fluida" con Urdangarin y con Torres, y ha aseverado que si su nombre aparece en diversos correos electrónicos y documentos es porque se encargaba de plasmar las instrucciones que le transmitían sus superiores.
De hecho, en su comparecencia le han sido exhibidos varios emails en los que figuran tanto su nombre como el de García Revenga, uno de ellos fechado el 16 de enero de 2004, en el que Massuet comenta a su destinatario: "Si eres tan amable, te envío la carta para la Sra. Rita Barberà para que le des el repaso protocolario. Muchísimas gracias, como siempre". El correo tiene lugar meses antes de la firma del convenio para la celebración de la primera edición de los denominados Valencia Summit, objeto de juicio en esta causa. Ese mismo día Massuet había adjuntado la carta en otro email para remitirla a Urdangarin y a otro exempleado de Nóos, Juan Pablo Molinero, y comentaba que, "si os parece correcta, sólo faltará que CGRevenga la repase en cuanto a protocolo. Se firma y ya se envía, ¿ok?".
Los correos fueron entregados por la defensa de Torres con el objetivo de acreditar el "absoluto control, supervisión, aprobación y autorización por parte del asesor de su S.M. El Rey, de todo cuanto se acometía" en Nóos, "de suerte que ningún atisbo de ilicitud o irregularidad podía existir en el quehacer del todo, si tenemos en cuenta la férrea verificación a la que se estaba sometido", indicaba el abogado del acusado.
"Sólo apuntaba lo que me decían"
La testigo ha explicado durante su interrogatorio que es licenciada en Ciencias Políticas, si bien trabajaba como auxiliar administrativa. Al ser preguntada sobre el resto de los empleados que había en Nóos, ha respondido tajante: "Me dedicaba a lo mío. No sé cómo estaban contratados los demás".
La extrabajadora ha incidido en que se dedicaba a llevar las agendas de Urdangarin y Torres, quienes le decían cómo debía organizar su día a día, si bien ha apuntado que se encargaba "básicamente de labores como cambiar cartuchos de las impresoras". "Sólo apuntaba lo que me decían. No organizaba yo y tampoco intervenía en las conferencias", ha recalcado Massuet, quien ante preguntas más específicas ha manifestado no recordar datos concretos puesto que "han pasado doce años".
Reforma del palacete de Pedralbes
También ha declarado hoy Marc Viader, arquitecto que llevó a cabo la reforma de parte del conocido como palacete de Pedralbes, residencia de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, quien ha manifestado que fueron "directamente don Iñaki y doña Cristina" quienes le encargaron llevar a cabo las obras, si bien ha atribuido al exasesor fiscal del Instituto Nóos Miguel Tejeiro la decisión, con el exduque delante, de qué cantidades facturar a Aizoon, empresa de la que el matrimonio es propietario a partes iguales.
Así lo ha subrayado durante su declaración como testigo en el juicio del 'caso Nóos', en la que ha detallado que tanto la infanta como su marido le dijeron que una parte de la reforma iba a realizarse en la vivienda y la otra, al despacho profesional. Según ha señalado, cobró hasta un total de 15.000 euros de Aizoon, tras así acordarlo con Urdangarin y Tejeiro, por el acondicionamiento del despacho. "Establecimos los porcentajes de lo que representaba cada parte, tras lo cual facturé de forma particular las obras de la vivienda a Urdangarin, y las del despacho a Aizoon", ha incidido el testigo, quien ha precisado que emitió dos facturas a la empresa de los exduques, una de 10.000 euros y otra de 5.000, a lo largo de 2005.
Tal y como ha abundado en su comparecencia, el despacho del exduque "era una habitación" que constaba de una mesa de trabajo, mientras que "también había otra sala con unas butaquitas y otra como una sala de juntas". "Si el edificio principal medía unos 700 metros, unos 200 pertenecían al despacho", ha incidido.
Sobre su relación con los exduques de Palma, Viader ha recordado que "teníamos amigos comunes y coincidimos en diversos ambientes", si bien ha aseverado que no ha vuelto a tener contacto con ellos desde que finalizaron las obras en su vivienda.
La reforma del palacete fue analizada tanto por la Policía Nacional como por la Agencia Tributaria junto a otros numerosos gastos que fueron cargados a Aizoon, considerada una de las sociedades 'tapadera' que integraban el entramado urdido por Urdangarin y su exsocio Diego Torres, con el Instituto Nóos como epicentro, para apoderarse de los fondos de las Administraciones públicas con las que contrataban.
En un extenso informe incorporado a la causa, al que tuvo acceso Europa Press, Hacienda elevó a un total de 262.120 euros los fondos que los exduques destinaron a adquisiciones personales de 2004 a 2010 a través de Aizoon, así como 698.824 a la reforma del palacete de Pedralbes.

No hay comentarios: