Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

domingo, 17 de abril de 2016

EL SR RAJOY QUIERE SER PRESIDENTE A CUALQUIER PRECIO

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la entrevista que tuvo lugar el pasado jueves.

“Rajoy quiere presidir a cualquier precio”

 El líder de Ciudadanos no descarta que el PSOE pacte con Podemos aunque considera que su acuerdo con Sánchez se puede reeditar tras unas nuevas elecciones

Queda ya muy poco tiempo para que se consume el plazo y sea inevitable la celebración de nuevas elecciones. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (Barcelona, 1979), asegura que no se rinde, pero sus palabras suenan ya más a resignación que a empeño. Ante su perseguido acuerdo entre el PP, el PSOE y su formación, admite, todo está en manos de los “personalismos” de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez.
Pregunta. ¿Cuál es la posibilidad real de que se pueda alcanzar algún acuerdo en esta recta final?
Respuesta. Tenemos posibilidades teóricas. Pero depende de la voluntad política y de la voluntad personal de algunos actores de este país. Sobre todo del dirigente principal del PP y del dirigente principal del PSOE, los dos únicos partidos que pueden sumar un Gobierno estable. Creo que la voluntad política de ambos líderes ahora es nula para que se forme un Gobierno estable, reformista, para cuatro años y que funcione.
P. Ponen ustedes como base de cualquier negociación el pacto de Gobierno fijado entre el PSOE y Ciudadanos. ¿No es posible, para buscar un acercamiento, dejar a un lado ese acuerdo y empezar de cero?
R. Dos partidos constitucionalistas hicimos un trabajo difícil, después de que Rajoy decidiera tácticamente, de modo irresponsable, rechazar el encargo del Rey. A nosotros no nos importa, con todos los respetos, la carrera política o profesional de nadie.
P. Pero ya está claro que ustedes ponen un límite claro: no quieren a Rajoy al frente del Gobierno. ¿Ese veto se puede levantar en este último esfuerzo?
R. El problema no es Rajoy personalmente. El problema es que tenemos un presidente al que le chantajea Rita Barberá, Bárcenas, los corruptos de su partido... No sabemos si porque está implicado en algo o porque no es capaz de tomar decisiones. No quiero un presidente del Gobierno con el que tengamos que estar siempre pendientes de cómo un corrupto de turno le hace un chantaje. Se trata de tener un presidente libre y con las manos limpias.
P. Y justo ahora, estalla el asunto de José Manuel Soria.
R. Se ha demostrado que el exministro ha mentido. Y un miembro del Gobierno no puede mentir ni tener presencia en paraísos fiscales. Y Rajoy sigue escondido, sin dar la cara, sin explicar el vínculo entre la amnistía fiscal y algunos defraudadores que aparecen en los papeles de Panamá. Queremos que explique las consecuencias de esa amnistía, qué ha hecho respecto a la información derivada de esas filtraciones o cómo piensa reestructurar un Gobierno que, todo apunta, va a seguir mucho tiempo en funciones, mientras se mantiene en rebeldía y descomponiéndose.
P. ¿Confía en que Pedro Sánchez mantenga hasta el final su acuerdo con Ciudadanos?
R. Mire, falta una semana para la última ronda con el Rey, y existe la posibilidad aritmética de que el PSOE acabe pactando con Podemos. Es un partido autónomo y la posibilidad está ahí. En política no puedes poner la mano en el fuego por nada, aunque tengo la convicción de que no va a pasar. Por eso Ciudadanos no deja de pedirle al PP que se siente a negociar: para sacar adelante un Gobierno constitucionalista.
P. Con la evidente incompatibilidad que tienen ustedes con Podemos, ¿por qué accedieron a sentarse finalmente con ellos para intentar un acuerdo?
R. No confiábamos en ellos, y tuvimos razón, lamentablemente. Siempre tenía una pequeña esperanza por la situación interna de Podemos, complicada, con enfrentamientos entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. Y por otro lado, las encuestas dejaban claro que no estaban en su mejor situación política. El PSOE y nosotros pensamos que Iglesias permitiría que se pusiera en marcha la legislatura incorporando algunas reformas. Nos encontramos con algo completamente distinto. Podemos no ha cambiado de posición desde el 20 de diciembre hasta hoy. Han hecho un movimiento táctico de cara a la galería.
P. ¿Cree que Pablo Iglesias engañó a Pedro Sánchez?
R. No sé si le engañó. Sé que le advertí a Sánchez de que nosotros eramos muy escépticos, porque creíamos que Podemos podría estar intentando lo que finalmente se demostró: sentarse en la mesa, limpiar la imagen de la cal viva y la brusquedad de Iglesias de estas últimas semanas y buscar un cierto protagonismo político, en lo que tenemos que reconocer que son unos expertos. Yo tenía ese temor, pero es cierto que les enviamos una carta. Pero una cosa es escucharles y otra que vengan a dinamitar el acuerdo, como se demostró.
P. ¿En algún momento, durante estos días, ha tenido contactos con gente del PP?
R. Ha habido contactos entre los portavoces parlamentarios. Les hemos pedido que se centren en el contenido del acuerdo, y la verdad es que nunca hemos encontrado una crítica a ese contenido. Me consta que en el PP hay gente que no ve con malos ojos una mesa PP-PSOE-Ciudadanos. ¿Cuál es entonces el problema? El de siempre, que la única condición es que el presidente Rajoy siga cuatro años. Ese es el problema.
P. ¿Qué le va a decir usted al Rey, si nada ha cambiado hasta ahora?
R. Que lo hemos intentado, y que actualmente no hay voluntad ni cesión suficiente como para que España tenga un Gobierno estable. Hay una dicotomía falsa: nos están haciendo escoger entre un Gobierno estable o uno que se regenera. O el populismo al poder o un Gobierno estable pero sin regeneración ni lucha contra la corrupción. ¿Y si encontramos un espacio medio que no sea ni populismo ni corrupción?
P. ¿Pueden reflotar su pacto con el PSOE después de las elecciones del 26 de junio, si finalmente se celebran?
R. Es evidente que el pacto tiene sentido si se pone en marcha la legislatura. Si no, no tiene sentido. Lo recuerdo porque hay quien todavía tiene alguna duda. Dos partidos intentan formar Gobierno y el PP y Podemos lo bloquean. Pues iremos a elecciones. El PSOE con su programa, Ciudadanos con el suyo, el PP con el suyo... Es como si se dijera que si el PP le hace una oferta al PSOE se van a fusionar y van a dejar de ser dos partidos distintos.
P. Hay quien dice que la virtud de otras elecciones es que entonces sí que no habrá más remedio que pactar.
R. No comparto esa visión. Con la campaña que vivimos, tan dura, ¿alguien piensa que una nueva suavizaría las cosas? Hay interés del PP y de Podemos porque las haya. Rajoy, para sobrevivir en su partido. Podemos, para intentar el sorpasso al PSOE.
P. ¿Se plantea una nueva campaña con menos protagonismo personal?
R. Hemos hecho autocrítica y tendremos en cuenta eso. Hoy hay más portavoces que se están rodando y me pueden ayudar, aunque sea yo el candidato.
EL SR RAJOY VA SALIR MUY MAL PARADO TANTO COMO  SI VUELVE A SER PRESIDENTE COMO SI NO. SU OBRA TIENE MUCHAS BRECHAS.

No hay comentarios: