Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

martes, 26 de abril de 2016

BERNARD QUIERE LIQUIDAR MANOS LIMPIAS


El secretario general y líder de Manos Limpias, Miguel Bernad Remón, ha comunicado a su entorno más próximo su intención de liquidar el sindicato y retirar las docenas de denuncias que tiene presentadas o en trámite en este momento en juzgados y tribunales de toda España. Su intención es desistir de todas las personaciones en causas, denuncias o querellas en curso, incluida la del caso Nóos, que afecta a la infanta Cristina y su marido Iñaki Urdangarin y que ahora están siendo juzgados en la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca. 
Bernad, de 74 años, ha comunicado esta voluntad a allegados que le han visitado en los últimos días en la prisión de Navalcarnero, en la que se halla internado por orden del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz por su supuesta implicación, junto al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, en la denominada Operación Nelson (una supuesta trama de extorsión que habría utilizado Pineda para exigir dinero a bancos y empresarios a cambio de publicidad para sus medios).
Según estas fuentes, Bernad no ha hablado aún de este asunto con la abogada que interviene en nombre Manos Limpias en el caso Nóos, Virginia López Negrete, aunque ella ha manifestado, tras aflorar la Operación Nelson y la detención de Bernad, su intención de seguir adelante con la acusación contra la infanta.  Manos Limpias está personada en este momento en decenas de procedimientos: aparte del caso Nóos, lo está en el tema de los ERE de Andalucía, en causas contra la familia Pujol, Gürtel, Púnica, en el Madrid Arena, tarjetas black y, en general, en casi todos los casos de corrupción abiertos hoy en España.
Tras la detención de Bernad hace diez días, la abogada López Negrete indicó que ella no tenía nada que ver con lo ocurrido en Manos Limpias y que no retiraría la acusación contra los implicados en el caso Nóos, a pesar de que algunas partes del proceso pidieron al tribunal de Palma de Mallorca que juzga a la infanta que apartase del juicio al sindicato. López Negrete indicó que seguiría adelante con la acusación popular "porque podría afectar a todo el procedimiento judicial". También sostuvo que en dicha causa representa "a muchísima ciudadanía", con independencia de que la acción procesal la esté ejerciendo en nombre de Manos Limpias, que pide ocho años de prisión para Cristina de Borbón por delitos fiscales. Fuentes judiciales, no obstante, entiende que la disolución legal de Manos Limpias, que es la que está personada en la causa, sí tendría incidencia en la vista en el caso de que esta se produjese antes de que finalice el juicio. López Negrete ha señalado que ella nunca ha estado contratada por Manos Limpias. "Y es cierto, pero sí hay anotaciones manuscritas en el sindicato de pagos dirigidos a ella por su actividad y asesoramiento al sindicato", destacan estos medios.
Bernard tiene en la actualidad 74 años y se halla "destrozado anímicamente" por su actual situación carcelaria, de ahí que haya expresado su intención de dedicarse a atender a su familia y, particularmente, a su madre, de edad muy avanzada, 104 años. Siempre según estos medios, el secretario general de Manos Limpias dice sentirse "impotente" ante todo lo sucedido, está "totalmente convencido de su inocencia" y cree que ha podido ser utilizado "por terceras personas en todo este entramado".
El líder de Manos Limpias está "destrozado anímicamente" tras su encarcelamiento
Manos Limpias funciona desde 1995 como una asociación, con sus estatutos y cargos directivos. Bernad ocupa el cargo de secretario general y es la cabeza visible y de hecho rectora de la organización desde su nacimiento, en cuyo organigrama figuran cargos de presidente y vicepresidente, si bien las personas designadas para estos puestos fallecieron hace unos años y desde entonces no han sido sustituidas. Para la disolución de una asociación, indican fuentes jurídicas, es necesario convocar antes una asamblea de socios y que estos lo acuerden. No obstante, los citados medios sostienen que, dado que Bernad es el alma máter de Manos Limpias, muy posiblemente su voluntad no sería combatida por nadie.
Casi desde su fundación en 1995 el sindicato Manos Limpias se ha destacado por personarse en prácticamente todos los casos de corrupción que han aflorado en España en los últimos lustros. En el caso Nóos, en concreto, sin su acusación, la infanta Cristina no se habría sentado en el banquillo, ya que la otra acusación presente en la causa, la Fiscalía Anticorrupción, no presentó cargos contra ella y entendió que la infanta no debía estar en el banquillo, pero sí, en cambio, su marido Iñaki Urdangarin. El fiscal sostuvo que Cristina de Borbón estuvo al margen de los negocios de su marido en Nóos. Una de las denuncias que llevaron al juez Pedraz a precipitar la Operación Nelson es el testimonio ante la policía de la UDEF, la que investiga este entramado, del abogado de la infanta Cristiana, Miguel Roca. Este comentó a los agentes que desde Manos Limpias le pidieron tres millones de euros a cambio de retirar la acusación contra Cristina de Borbón.
Algunos abogados se han puesto en contacto en los últimos días con el entorno de Manos Limpias, tras el estalillo de la Operación Nelson y antes de saber la intención de Bernad de disolver Manos Limpias, para expresarle su interés en incorporarse al sindicato. Uno de estos abogados, según fuentes cercanas al sindicato, tiene su firma en algunas demandas y querellas interpuesta en nombre del partido de Pablo Iglesias, Podemos.
El sindicato ha interpuesto decenas de denuncias y querellas desde que se constituyó en 1995
Manos Limpias ha estado (o estuvo) en multitud de procesos judiciales desde su constitución. Está en el asunto de los ERE de Andalucía, en Gürtel, en querellas contra Artur Mas y la familia Pujol, en la denuncia por supuesta financiación de Podemos, en el caso del nepotismo del Tribunal de Cuentas, en el Madrid Arena (la tragedia de la noche de Halloween en este inmueble municipal), en diferentes procedimientos contra la banda ETA, en el caso de los dos alcaldes del PSOE de la localidad madrileña de Ciempozuelos (luego absueltos) que supuestamente habían ocultado dinero en Andorra; en las diligencias sobre la filatélica Afinsa, de Caja de Madrid por las tarjetas black. También actuó en su día contra los jueces Baltasar Garzón y Juan de Olmo (este último, por su instrucción en los atentados de Atocha).
En 2006, el líder del sindicato señaló que un 70% de las denuncias presentadas hasta entonces por Manos Limpias había prosperado, y lamentó que el 30 % restante no lo había hecho por “falta de medios económicos”, si bien anunció que el 30% de las que sí habían prosperado se saldó con sentencias condenatorias. También han destacado las denuncias o personaciones de Manos Limpias en asuntos relacionados con la iglesia y en otros relacionados con la vulneración de derechos fundamentales en algunas prisiones de Cataluña.  Los medios de comunicación tampoco han  estado a salvo de denuncias de este colectivo. Ni los políticos: ha interpuesto demandas o querellas, luego archivadas, contra el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y su equipo económico, al entender que decisiones adoptadas por estos habían perjudicado a la economía nacional, contra responsables del Ayuntamiento de Madrid gobernado por el PP por prevaricación y tráfico de influencias, e incluso contra el expresidente de la Diputación de Orense José Luis Baltar, también por prevaricación, y que supuso la inhabilitación durante nueve años de este cargo público.
investigacion@elpais.es

El juez Pedraz interrogará a seis investigados en el caso

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz interrogará en esta semana, según informan fuentes jurídicas, a seis personas en el marco de la causa en la que investiga por un presunto caso de extorsión al presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda, y al ex secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad.
El juez dejó en libertad la pasada semana al responsable de comunicación de Manos Limpias, Javier Castro Villacañas Pérez, al responsable del Área de Delegaciones de Ausbanc, Ángel Garay, y al tesorero de Ausbanc, Alfonso Solé, a quienes impuso comparecencias quincenales en el juzgado, la retirada del pasaporte y la prohibición de salir de España.
AHORA LA IMPUNIDAD SERÁ TOTAL PARA  TODOS LO DELITOS.ESPAÑA NO TIENE ARREGLO SI NO HAY UN MILAGRO Y ESOS NO EXISTEN.

No hay comentarios: