Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

miércoles, 30 de marzo de 2016

ES DETENIDO EL CONDEJAL DE PODEMOS ANDRÉS BÓDALO

Foto: El edil de Jaén en Común Andrés Bódalo, en el momento de su detención antes de ser trasladado a prisión. (EFE)

El edil de Jaén en Común Andrés Bódalo, en el momento de su detención antes de ser trasladado a prisión

La Policía detiene al concejal de Podemos Andrés Bódalo para su ingreso en prisión

Está condenado a tres años y medio por un delito de atentado a la autoridad y una falta de lesiones al agredir, con puñetazos y patadas, al exteniente de alcalde del Ayuntamiento de Jódar Juan Ibarra´
Andrés Bódalo, el edil de Jaén en Común condenado por agredir en 2012 a un teniente de alcalde socialista, ya ha sido detenido. Dos policías nacionales vestidos de paisano le han comunicado su detención a primera hora de la mañana, cuando Bódalo estaba desayunando en la sede del Sindicato Andaluz de Trabajadores de Jaén. De esta manera se hace efectiva la condena de tres años y medio de prisión impuesta por la Audiencia de Jaén por un delito de atentado a la autoridad y una falta de lesiones al agredir, con puñetazos y patadas, al exteniente de alcalde del Ayuntamiento de Jódar Juan Ibarra durante una protesta de jornaleros que reclamaban peonadas para acceder al subsidio agrario.
En el momento de la detención, que ha sido pacífica y sin incidentes, el edil de Podemos ha pedido a los agentes que le dieran una hora para despedirse de sus familiares. Una vez cumplido este plazo, que finalmente fue de 30 minutos, ha sido trasladado a la comisaría para su inmediato ingreso en prisión. Junto a él se encontraban varios miembros del SAT que participaban en una acampada en la que se pedía a gritos y con el puño en alto su libertad, y que ha sido vigilada muy de cerca por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Horas antes, Bódalo recibió el apoyo de los líderes del SAT Juan Manuel Sánchez Gordillo y Diego Cañamero, así como la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, que viajaron hasta Jaén para visitarle.

Colau e Iglesias firman la petición de indulto

Aunque la defensa de Bódalo ha interpuesto un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por supuesta vulneración de los derechos fundamentales, esto no ha conseguido parar la ejecución de la sentencia. Tampoco ha prosperado la petición de indulto presentada por su familia y que está avalada por más de 5.000 firmas, entre las que están la del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, la del líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, y la de los alcaldes de Cádiz y Barcelona, José María González 'Kichi' y Ada Colau.
Entre los apoyos que Bódalo ha recibido en las últimas horas está el de Podemos, cuyo líder ha pedido públicamente su indulto asegurando que "el derecho a la protesta no debe suponer cárcel". "No estamos dispuestos a perder las libertades", escribió Iglesias en su perfil de Twitter.


Concejal desde la celda: no renuncia al acta

A la espera de su inminente ingreso en prisión, Bódalo ejercerá desde su celda su condición concejal, ya que ha dejado claro en los últimos días que no va a renunciar a su acta, argumentando que todo se trata de "una condena política". "Aquí estoy para cuando vengan, no me voy a resistir ni a esconder", dijo este martes a los periodistas cuando se cumplía el plazo para su ingreso voluntario en la cárcel. 
La ejecución de la sentencia se hace efectiva cinco meses después de que la Audiencia de Jaén le condenara a tres años y medio de prisión y a una multa de 1.800 euros. En la sentencia condenatoria se especifica con total claridad que el concejal de Jaén en Común profirió "varias patadas" al socialista Ibarra, que también fue "golpeado con los puños". A pesar de que en el banquillo se sentaron Bódalo y otras 17 personas, solo él y tres jornaleros fueron condenados, aunque el concejal fue quien recibió la pena más alta por reincidencia. 
ESTA IMAGEN DE REBELDÍA PERJUDICA SERIAMENTE A PODEMOS Y SOBRE TODO SI SE VA A OTRAS ELECCIONES, HAY QUE SER CONSECUENTE CON LO QUE SE PROMETÍA.




No hay comentarios: