Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

viernes, 25 de diciembre de 2015

PEDRO PUEDE ESTAR ACABADO SI NO HACE CASO A LOS BARONES

Pedro Sánchez y Susana Díaz en un mitin en Torremolinos (Málaga) durante la campaña electoral.

Los barones del PSOE se unen contra Sánchez para limitar su poder de pacto

Díaz advierte de que la política de alianzas se decide en el comité federal del partido.

Los barones territoriales del PSOE quieren poner límites a los pactos a los que Pedro Sánchez puede llegar con otras fuerzas para tratar de gobernar, si Mariano Rajoy fracasa en su intento. “La política de alianzas se decide en el comité federal”, ha dicho la presidenta andaluza, Susana Díaz, como anticipo de las posiciones que Sánchez se encontrará el lunes en la reunión de ese órgano, que se celebrará en un clima de tensión entre el secretario general y la mayoría de líderes regionales. Al margen de la ejecutiva, los presidentes autonómicos trabajan en una resolución sobre las bases de negociación con otros partidos.
El comité federal del próximo lunes será el más delicado que haya vivido Pedro Sánchez en sus 17 meses como secretario general del PSOE. Su desarrollo puede verse muy condicionado por lo que ocurra el día anterior, este domingo, en el encuentro que Pedro Sánchez ha propiciado con todos sus barones a la caída de la tarde.
En el acto informal del domingo, Pedro Sánchez se encontrará con que sus barones han preparado una resolución para el día siguiente, lo que supone un hecho absolutamente excepcional. En todos los comités federales hay resoluciones, pero las propicia la Comisión Ejecutiva Federal y suelen sufrir modificaciones a iniciativa de miembros de ese órgano de dirección.
El hecho de que los barones trabajen estos días en una resolución al margen de la ejecutiva que dirige Pedro Sánchez pone de manifiesto la tensión que existe en el PSOE. El conflicto es latente desde hace tiempo. Se vivió una tregua durante la campaña electoral y, ahora, tras los resultados (en los que el PSOE ha bajado de 110 a 90 diputados), las tensiones están a punto de estallar.
La política de pactos tras las elecciones es la causa que amenaza la estabilidad de Sánchez como líder del partido, a pesar de que aún no haya hecho ningún movimiento que pueda ser censurado por su partido. Pero, por si acaso, los líderes territoriales quieren marcarle el paso. Los barones autonómicos dan por supuesto que Sánchez intentará abrir negociaciones con Podemos para explorar posibilidades de que le voten la investidura como presidente del Gobierno, si es que Mariano Rajoy, presidente del PP, fracasa en el intento de forjar gobierno. La mayoría de ellos ha salido a la palestra para advertir de que el PSOE no puede pactar con fuerzas políticas que pidan la autodeterminación de los pueblos de España y defiendan la celebración de un referéndum en Cataluña.
Así lo ha expresado Susana Díaz, presidenta de Andalucía, en una entrevista en la Cadena SER el día de Navidad y anticipada este 24 de diciembre. “La política de alianzas se decide en el comité federal del partido”, recordó la líder de los socialistas andaluces. Esta es la respuesta a la contundente declaración de Sánchez, después de la reunión con Rajoy del 23 de diciembre en La Moncloa, en la que se dirigió a Susana Díaz para indicarle que él es el líder del partido y a quien corresponde “marcar la política de la organización”. “Y lo voy a hacer”, remachó.
COMENTARIO:
El mayor problema nos pongamos como nos pongamos son la derivas sociológicas: Las unidades en un sistema democrático solo pueden conseguirse con proyectos comunes y eso no lo entendieron ni unos ni otros. Y el problema territorial va ser un quebradero de cabeza para la sociedad española. El ordeno y hago saber no funciona en un régimen democrático. Esto requiere cintura política y talla de estadistas, y yo la verdad no lo veo en la actual clase política española. Impera el Tancredismo más absoluto.