Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

viernes, 18 de diciembre de 2015

AL ESTADO LE TOCA EL GORDO TODOS LOS AÑOS

Loteria de Navidad 2015

María Dolores Valientes, una de las asistentes el año pasado al sorteo de la Navidad realizado en el Teatro Real de Madrid.

¿Juegas a la lotería? Al Estado le toca el Gordo de Navidad todos los años

Las arcas públicas ingresaron en 2014 el 37% de lo facturado por sus juegos de azar.

¿Cuántas probabilidades tiene una persona de acertar los seis números de la primitiva jugando un solo boleto? Una entre 14 millones. ¿Quiere algo más fácil? En el Gordo de la Navidad, con premios notablemente inferiores para un solo décimo, la probabilidad baja a una entre 100.000. Pero, como dicen los matemáticos, la ganancia esperada de cualquier jugador es siempre negativa, así que la mejor estrategia para no perder dinero es no comprar lotería. Ninguna lotería, a menos que uno quiera pagar impuestos de buena gana.
Si echa un vistazo a lo que se queda “la banca” en los sorteos verá que el año pasado Loterías y Apuestas del Estado se embolsó 3.134 millones de euros, un 37% de las ventas. La facturación total en la Primitiva, la Quiniela, Euromillones, El Gordo, la Bonoloto y el resto de sus juegos ascendió a 8.446 millones. Pocos negocios tienen un retorno tan grande: el beneficio sobre ventas, por ejemplo en el sector del cátering en España es del 5%, y el interés del bono a 10 años de la deuda pública española sólo aporta un 1,79%. Pero eso no es todo: sobre los premios repartidos, 5.312 millones, el organismo se embolsó el año pasado otros 458 millones más en impuestos, por esa tasa del 20% que se aplica a los premios superiores a 2.500 euros y que, según el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, iba a ser temporal.En todos los juegos, los españoles se gastaron en 2014 un total de 30.052 millones (lotería, Once, casinos, bingos, máquinas) y recibieron en premios 22.359 millones. El resto, 7.693 millones, el 25%, volvió a los operadores, según estimaciones del Ministerio de Hacienda.
En los juegos de la Once las ventas ascendieron a 1.764 millones, con un descenso del 3,9%, y el margen en cambio creció un 6,43% hasta los 953 millones. De este modo la organización repartió 811 millones en premios y se embolsó un 54% de lo recaudado. Porque las loterías, incluso cada juego en particular, tienen sus características y no hay dos iguales. Incluso en un mismo juego los premios repartidos sobre las cantidades recaudadas varían dependiendo del año, aunque el porcentaje destinado a los ganadores sea siempre el mismo. ¿Por qué? Por el efecto del azar, que en algunas ocasiones hace que no se venda el número afortunado. También se añaden otras variables, como las que hacen que un premio acabe en el bolsillo de un pantalón y se disuelva en la lavadora.

Los más populares

Los sorteos más “generosos”, siguen siendo los de la Lotería Nacional, incluido el sorteo de Navidad, donde el porcentaje de premios repartidos sobre ventas en 2014 fue del 77%, mientras que en el cupón de la Once dedicó a remunerar a sus jugadores con un 52,6% de lo recaudado, según recoge la memoria la dirección general de Ordenación del Juego del Ministerio de Hacienda.
Mucho menores fueron los retornos de otros juegos muy populares. El porcentaje de premios para la Primitiva (Primitiva, Bonoloto, el Gordo), bajó al 44% de lo jugado: 1.577 millones de 3.517. Y el de la lotería instantánea de la Once, los llamados “rasca” (Navidad millonaria, Siete de la suerte, Triple diamante y otros) fue del 57%.
¿A qué juego es más “rentable” jugar? No hay que confundir la proporción que se destina a premios con la probabilidad de que nos toque “el gordo” o “el cuponazo”. Dentro de cada uno de esos juegos la probabilidad de ganar es proporcional a la cantidad de números distintos que uno juega, y todos los números, todos los cupones, tienen la mismas cualidades: tienen la misma probabilidad de salir premiados, por lo que no hay números “mejores”.
COMENTARIO:
Creo que a todos los Españoles les ha sentado como un tiro que la Lotería sea contributiva a partir de cierta cuantía. Curiosamente, ninguna de las formaciones que compiten para substituir al PP en el Gobierno ha prometido, en caso de victoria electoral, una supresión del impuesto sobre las ganancias recreativas. Así que, ya saben: Si ganan el gordo - o casi -, parte no desdeñable de su premio irá a reflotar Bankias y los agujeros negros de los diversos ladrillazos, gobierne quien gobierne. Un caso más de :"Ante el defecto de quitar lo que había, la virtud de no devolver la cosas a su sitio". El día 22 habrá ilusión, pero será menos.