Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

viernes, 27 de noviembre de 2015

FRANCO A LAS CUNETAS

Una pala retroexcavadora durante los trabajos.

Franco a las cunetas

El monolito que conmemora el inicio del golpe de Estado franquista en Tenerife es demolido y se utilizará para asfaltar las cunetas de la carreteras de la Isla.

Todo ocurrió muy rápido. Al filo de las siete de la mañana, una pala retroexcavadora acababa con 40 años de exaltación franquista. La máquina derribó el monolito conmemorativo a la reunión previa que mantuvo el general Franco en julio de 1936 antes de partir hacia Tetuán y de ahí, a la Península, donde comandó el golpe de estado que inició la Guerra Civil. El Cabildo de Tenerife cumplía, con 8 años de retraso, la Ley de Memoria Histórica.
El consejero de Sostenibilidad del Cabildo de Tenerife, José Antonio Valbuena, asegura que no ha sido intencionado pero que no deja de ser una suerte de justicia poética que el emblemático monumento a Franco, situado en el monte de las Raíces en Tenerife, sea utilizado para asfaltar las cunetas de las mismas carreteras donde muchas víctimas del franquismo en Canarias aún buscan a sus familiares represaliados. Los escombros serán tratados; algunos irán al vertedero y otros, paradojas de la vida, se utilizarán para hacer áridos para las cunetas de las carreteras por la empresa que se encarga de recoger el material del monumento, según explicó Valbuena a la Cadena SER.
Imagen del monolito.
Con la demolición del monumento franquista de Las Raíces se da por zanjada una polémica que empezó tras el acuerdo alcanzado unánimemente por todos los partidos políticos representados en el Cabildo de Tenerife en noviembre de 2008. En él, se contemplaba la desafección del monumento que se encontraba catalogado como Bien de Interés Cultural y su retirada del monte de Las Raíces. El debate en la sociedad tinerfeña se polarizó entre los que apuntaban a un simple traslado al Museo Militar de Almeida, ubicado en Santa Cruz de Tenerife, y los partidarios de su demolición total. Ésta última opción es la que finalmente el Cabildo —gobernado por Coalición Canaria y PSC— ha ejecutado.
La presidenta de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Tenerife, Mercedes Pérez Schwartz, señaló que se trata de un "día histórico" y ha recordado que aún quedan muchos recordatorios franquistas en las Islas, donde también se han paralizado las ayudas para excavar, tal y como ha sucedido en algunas zonas de Tenerife, donde la tradición oral y los estudios históricos sitúan fosas comunes de represaliados de la Guerra Civil.

Preparación del golpe militar

El 17 de junio de 1936, Francisco Franco, entonces comandante general de Canarias, convocó a un centenar de jefes, oficiales y suboficiales del Ejército en Las Raíces. En teoría, era un almuerzo sin mayor trascendencia. En la práctica, fue un momento que cambió la historia de España y la auténtica fragua del golpe de estado. Años después, en 1958 y por suscripción popular, se proyectó perpetuar la memoria de aquella reunión militar con un monolito de varios metros de altura aderezado con el escudo de San Juan y una placa: "A Franco, el Caudillo".
Su inauguración se produjo el 20 de octubre de 1958 y fue recogida por el noticiero NODO, donde se da cuenta de una misa de campaña para "la inauguración del monumento conmemorativo de la reunión precursora del Movimiento Nacional". En los últimos años, el monolito había sido objeto de pintadas y desperfectos, pero ha sido la aplicación de la Ley de Memoria Histórica lo que ha terminado con la mole de cemento que simbolizaba el inicio de la Guerra Civil.
¿NOS GUSTA DESTRUIR LA HISTORIA?

No hay comentarios: